Ud se encuentra aquí INICIO Noticias Los Fanzines Mas Emblematicos De La Historia De Colombia Reunidos En Un Solo Libro

‘A la postre subterránea’: el álbum del fanzine colombiano

a la postre subterránea
COMPARTIR ARTICULO EN:

En 2012, Andrés Frix, fundador de La Ramona Proyectos y A la postre 101, plataformas de investigación sobre fanzines, se puso a recolectar las publicaciones más importantes de los 80 y 90 en varias ciudades del país. El resultado es un libro que compila 23 títulos y 48 fanzines como la Colombian trash o Visión Rockera.

Carolina Romero

“Hay fanzines que se están cayendo a pedazos y además hay una historia rica de producción en el país. ¿Por qué no mostrar lo que sucedió en los años ochenta y noventa, estudiarlo y valorarlo?”, se pregunta Andrés Frix, un tipo que desde los años noventa está metido en el cuento. Como respuesta a su pregunta, Frix, con el apoyo de IDARTES y A la postre 101, publicó en noviembre A la postre subterránea: fanzinometría, Colombia 1985 – 2000, un libro que reúne varias joyas del fanzine colombiano como La Piquiña, Agente Naranja, Sudaka Cómix, Santa Bisagra y Prozac de Medellín, y Virus, Colombian Trash y Cara de perro de Bogotá, entre otras.

Todo arrancó en 2012, cuando Frix se dio a la tarea de investigar la historia de estas publicaciones en Cali, Bucaramanga, Medellín y Bogotá. Al esfuerzo se sumaron José Juan Posada, guitarrista de Dexkoncierto y uno de los fundadores de IRA, y Piedad Castro, bajista de Fértil Miseria y editora de Subterráneo Medellín, uno de los primeros fanzines de punk de Colombia.

acne.png

Primero, el material recolectado fue exhibido en 2014 por La Ramona Proyectos, una plataforma de investigación de estos archivos fundada por Frix (lea aquí Fanzinotecas y otras colecciones que descrestan en Colombia). La exhibición se llamó ‘Discursos alternos: El fanzine de los 80s, 90s y comienzo del nuevo milenio en Colombia’ e incluía fanzines, panfletos, dibujos, afiches, stickers, casetes y vinilos. De allí salió también el documental A la postre subterránea, que recoge la historia oral de algunos fanzineros que, por gusto propio y a contracorriente, editaban fanzines de rock y cómic en Bogotá, Cali y Medellín, entre 1980 y el 2000. Parte del material de la exposición fue incluido en el libro, del cual se editaron tan solo 300 copias.

La motivación para arrancar con este proyecto nació al notar que el fenómeno del fanzine había dejado de ser algo subterráneo, que se había desdoblado en otros escenarios y espacios culturales, y había mucha gente trabajando en torno a esta movida. “Los fanzines dejaron de ser publicaciones de culto que circulaban solo entre fanzineros, coleccionistas o escenas subterráneas de la música”, afirma Frix. Una escena subterránea que, para él, había empezado en los ochenta de la mano de géneros underground como el punk y el metal en Bogotá y Medellín, gracias a publicaciones como Visión Rockera (1986-1988) y Subterráneo Medellín (1987-1992), que también se encuentran incluidas en este libro.

visionrockera.png

Además de estas publicaciones, A la postre subterránea: fanzinometría, Colombia 1985 – 2000, incluye todos los números de Nueva Fuerza y Virus, el cual fue editado en 1989 por estudiantes de la Universidad Nacional de Bogotá. También, de esta época, es posible encontrarse con Revolución, editado ese mismo año en Bucaramanga. Por último, reúne algunos trabajos de Marco Noreña y Pablo Marín, leyendas del cómic independiente y el fanzine en Colombia.

El libro cataloga los fanzines por año de publicación: un total de 23 títulos y 48 fanzines que reflejan, de manera acertada, el sentir y pensar de la juventud más marginal durante unos años convulsionados y vertiginosos para la sociedad colombiana, cuando imperaba el espíritu rebelde, callejero y autogestionado de estas publicaciones (lea también ¿La nueva ola del fanzine en Colombia?).

El lanzamiento oficial del libro aún está pendiente, y la idea es que incluya una serie de charlas sobre perspectivas diversas de estas publicaciones artesanales. Si quiere conseguir este álbum que es en sí mismo una joya, puede escribir a A la postre 101 y adquirirlo por un valor de $60.000.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

EVENTOS RECOMENDADOS