Ud se encuentra aquí INICIO Historias Que Hay En La Biblioteca De Un Neofascista Colombiano

¿Qué hay en la biblioteca de un neofascista colombiano?

neonazis bogota
COMPARTIR ARTICULO EN:

¿Somos lo que comemos? O, mejor: ¿somos lo que leemos? En esta nueva serie de artículos revolcamos bibliotecas jugosas que pueden ir de lo radical a lo geek. Arrancamos con estos textos fundamentales para un seguidor del Tercer Reich.

Andrés López

Ya han pasado más de siete décadas desde que Adolf Hitler se suicidó junto con su esposa, Eva Braun, en un bunker en Berlín, durante la Segunda Guerra Mundial. O por lo menos esa es la teoría que la historia se ha encargado de sostener. Lo cierto es que la ideología del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán no murió ese día, sino que se expandió por todo el mundo y, ya sea para mofarse de ella o hacerle apología, el nazismo sigue presente.

Recientemente, varios hechos relacionados con el nazismo han causado polémica: en Alemania, un soldado fue expulsado del ejército luego de hacer el famoso saludo fascista; en Austria, se expropió la casa natal de Hitler para evitar que se convierta en un lugar de peregrinación neonazi; y en Taiwán, el director de un colegio tuvo que renunciar luego de que se dieran a conocer fotos en las que salen varios de sus alumnos desfilando con indumentaria nacionalsocialista.

Pero a pesar del estigma, otros intentan conservar vivas las ideas del dirigente alemán: en 2014, se abrió en Chiloé (Chile) la Escuela de Arte Nazi Augusto Pinochet, con la intención de crear un nuevo partido político; y la youtuber Evalion subió un video en el que canta el cumpleaños a Hitler y asegura que “él no era tan malo”. Luego fue expulsada de la página.

Del nazismo hay mucha tela por cortar, por eso quisimos saber qué hay en la biblioteca de un tipo que ha sido integrante del movimiento neofascista Sol Negro, un grupo que se desprendió de Tercera Fuerza, y se basa no solo en el pensamiento hispanista sino que recupera la tradición, mitología y cultura de los pueblos indígenas colombianos. Odal Vexilarius también participó activamente de la Orden Patriota, un centro de estudios en el cual realizaban charlas literarias, una actividad que complementó con sus estudios de archivística y bibliotecología.

Al fascismo se acercó por sus profesores del colegio, que le inculcaron el estudio de las ciencias políticas; sus primeras lecturas fueron Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano, y libros como La sagrada familia, El capital y El manifiesto comunista, escritos por dos referentes del socialismo y el comunismo, Karl Marx y Friedrich Engels. Hoy su biblioteca luce un poco diferente y la poesía de Goethe, Hegel, Heidegger y Nietzsche, la acompaña de estos textos, fundamentales para un seguidor del Tercer Reich. 

 

Nuestras ideas

Ramón Bau

dsc_0026_4.jpg

“Este libro, y su autor en sí, son fundamentales para todos los que se quieren adentrar al nacionalsocialismo. El barcelonés explica detalladamente todas las ideas que tenemos respecto a la familia, al hombre, la raza, la mujer y la feminidad. También habla de religión y sostiene que a pesar de que seamos católicos, en el fondo todos contamos con una herencia pagana”.

 

La orden SS – Ética e ideología

Edwige Thibaut

dsc_0021_0.jpg

“Acá se cuenta la historia de la SS. La gente siempre los tilda de criminales, pero al leer este libro se ve cuál era la preparación intelectual y artística que tenían para ser los ciudadanos ideales de Alemania; todos ellos recibían cartillas en las que les indicaban qué tenían que dibujar, hacer una escultura, escribir un tratado y un ensayo sobre política, espiritualidad y ciencia. Libros como estos están vetados en Colombia por la Ley 1482 de 2011”.

 

Deportes de contacto

Christoph Delp

dsc_0010_1.jpg

“Nacionalsocialista que se respete, además de leer, tiene que ejercitar su cuerpo constantemente. No todos somos de buscar peleas; muchos se van alejando de eso con el paso del tiempo, pero sí sabemos de defensa personal. Algunos se reúnen para entrenar pero otros, por cuestiones de tiempo, no pueden ir, por eso este tipo de libros sirven como guía para ejercitarnos por nuestra cuenta”.

 

Mi lucha

Adolf Hitler

dsc_0019_1.jpg

“Este libro marca la esencia e identidad de todo nacionalsocialista, es nuestra base y columna vertebral. Hitler lo escribió en la década de los veinte, cuando estaba preso y mucho antes de subir al poder. Cuando empezó a gobernar, en 1933, vio que las fuerzas políticas y económicas del mundo se fueron transformando, por lo que varias de las ideas de Mi lucha se modificaron o rectificaron completamente y las consignó en su otro libro, Mi doctrina”.

 

Cuatro años de gobierno de Adolf Hitler

Dietrich Eckehart

dsc_0016_1.jpg

“Acá se habla sobre la administración durante los primeros cuatro años en el gobierno de Hitler (1933 – 1937). Se muestra cómo Alemania pasó de ser un país miserable a convertirse en la primera superpotencia mundial de la historia. A ellos le debemos que se haya creado un sistema en donde no se trabajaran doce sino ocho horas diarias. Los nazis también fueron los que pensaron en las pensiones y en que los ambientes laborales fueran mejores y con una iluminación correcta”.

 

Despertar con poesía

Ramón Codina

dsc_0025_1.jpg

“Codina hizo un libro sencillo, con poemas que en vez de tratar temas como los noviazgos o la mujer, hablan sobre el amor hacia la Nación, el pueblo y los símbolos patrios. Estos versos se enfocan en lo nacional y lo popular, con una lírica que busca convencernos de luchar por nosotros mismos, nuestra familia y alejarnos de la decadencia”.

 

Las razas humanas y Hacia un materialismo biológico

Claude Nancy o Claude Soas

dsc_0013_0.jpg

“Este biólogo y genetista belga no se declaraba nacionalsocialista, pero apoyaba nuestras ideas y decía que los científicos no deberían temer a la imposición de lo políticamente correcto, porque hoy en día les da cosa hablar de razas humanas, como pasa con los animales. No tratan estos temas por el miedo a perder credibilidad en sus estudios. Los lingüistas también hablan de lenguas protoindoeuropeas o indoeuropeas en vez de decirles arias, porque de una los tildan de fachos o antisemitas, pero en verdad ellos existieron y su idioma influyó en nuestro dialecto actual”.

 

Sigfrido

dsc_0005_0.jpg

“En 2009, aproximadamente, se empezó a publicar en Medellín esta revista que habla sobre historia, política y arte nacionalsocialista. Se publica cada tres meses y la suscripción anual cuesta 31.000 pesos. Se llama Sigfrido porque él fue una de las figuras emblemáticas de la mitología germánica, es una especie de Hércules. El propio Richard Wagner le compuso una ópera”. 

 

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS