Ud se encuentra aquí INICIO Historias Biofilo Panclasta El Apostol Anarquista Una Exploracion Al Mitico Mensajero De Las Ideas

‘Biófilo Panclasta. El apóstol anarquista’: una exploración al mítico mensajero de las ideas anarquistas

Biófilo Panclasta Cartel Urbano

Fotos de Daniel Sierra

COMPARTIR ARTICULO EN:

Orlando Villanueva, escritor y profesor de la Universidad Distrital, nos cuenta sobre la recién lanzada tercera edición de un libro que explora los relatos que componen la difusa y por momentos espectacular vida de este activista colombiano. Como novedad, la publicación incluye el testimonio de uno de los hijos de Panclasta, bautizado como Anarkófilo. Lo puede conseguir ya  en La Valija de Fuego.

Julián Guerrero

La biografía de Vicente Lizcano, mejor conocido por su seudónimo Biófilo Panclasta, está más cerca de la leyenda que de la historia. Su vida entre cárceles y palacios, donde cuenta que se codeó con las figuras más representativas del anarquismo europeo y de la política y cultura internacional, como Vladimir Lenin o Máximo Gorki, pareciera estar más cerca de una metáfora pedagógica sobre las ideas que de un testimonio verídico sobre la suerte de un colombiano en las estepas siberianas. 

Amigo de Piotr Kropotkin y Armand, Panclasta recorrió Europa colaborando con grupos anarquistas y apoyando diversas causas políticas. Embajador del anarquismo latinoamericano, debatió ideas y colaboró con los más grandes pensadores de su tiempo, según cuenta, y volvió al país para morir en un asilo en Pamplona, Santander. Aunque los relatos de su vida resultan extraordinarios, para muchos son apuntes que contribuyen a construir la historia del anarquismo en Colombia, una historia que, como el mismo Panclasta, aún es difusa y casi imperceptible.

_dsc0076.jpg

¿Por qué dudamos tanto de la experiencia de Panclasta y de sus relatos en tierras rusas?¿Qué nos parece extraño en la historia de un colombiano que además de haber pasado un tiempo exiliado en Siberia, trabó amistad y refutó a íconos de la política mundial? Orlando Villanueva, profesor de la Universidad Distrital y autor del libro Biófilo Panclasta. El apóstol anarquista, cuya tercera edición fue lanzada la semana pasada en la librería La Valija de Fuego, comenta que en torno a la vida de este personaje hay mucho de leyenda y mito, situación que exploró en su libro. ”No se sabe si tuvo amistad con muchos líderes del anarquismo y del socialismo a nivel mundial, lo cierto es que si tuvo contacto con muchos de ellos, que leyó sus libros y los criticó a fondo”, explica Orlando.

Orlando lleva treinta años trabajando la vida de Biófilo, produciendo libros como Biófilo Panclasta. El eterno prisionero (1992) y otras publicaciones que han dado a conocer la vida de este anarquista de Chinácota, Norte de Santander. Así mismo, es autor de títulos como Guerrilleros Y Bandidos. Alias Y Apodos De La Violencia En Colombiay Guadalupe Salcedo Y La Insurrección Llanera, 1949-1957, obras sobre el conflicto armado en el país. Según cuenta, llegó al personaje por casualidad cuando desarrollaba un proyecto acerca del socialismo y la masonería en Colombia durante la primera mitad del siglo XX.

fotos.jpg

“Nos llamó la atención la espectacularidad de las noticias y el curioso nombre del personaje, que en un momento se hacía llamar “Lizcano”, su apellido materno, ya que era hijo natural. Ese sobrenombre de combate luego lo cambió por sugerencia de Máximo Gorki y empezó a hacerse llamar como “Biófilo” (amante de la vida), al que le añadió el apellido “Panclasta” (destructor de todo). Una contradicción que, según él, lo explicaba”, comenta Orlando.

La vida y obra de Biófilo Panclasta, difundida por Villanueva y que ha cautivado la atención de personalidades como la poeta y periodista colombiana Maria Mercedes Carranza o el historiador santandereano Armando Gómez Latorre, es un fenómeno curioso en la historiografía colombiana, caracterizada por su vanagloria a grandes personajes pero muchas veces descuidada de los demás ciudadanos. Esta edición del libro Biófilo Panclasta. El apóstol anarquista contiene, según comenta Orlando, toda la información que hasta hoy se conoce sobre el personaje, así como el testimonio de uno de sus hijos que apareció en Ecuador y al que Biófilo llamó Anarkófilo (amante de la anarquía). Sobre el subtítulo “el apóstol anarquista”, Orlando comenta que obedece a una mención recurrente de Biófilo a los revolucionarios que describe en sus “Comprimidos psicológicos”, y a la referencia que hace el periodista Luis Eduardo Nieto Caballero en una de las tantas notas necrológicas que se hicieron sobre él. Y en realidad fue una especie de “apóstol” por la intensidad y convicción con las que difundió las ideas anarquistas individualistas”.

doble.jpg

A los ojos de Orlando, el estudio de personajes como Panclasta no tiene importancia en la historia política de Colombia, pues hay poco interés en esos temas de la Historia y estos personajes terminan siendo parte del folclor. “Aparte de lo que hemos publicado no existen otras investigaciones sobre el personaje. Los interesados simplemente se han conformado con reproducir, sin citar, lo que hemos publicado. Parece que eso hace parte de una ¡práctica anarquista! ¿Qué más da? Lo importante es que estas historias se difundan y conozcan. Con este tipo de publicaciones nadie se enriquece económicamente; esto es más bien un acto heroico”, afirma.

biofilo.jpg

A partir de lo estudiado durante tantos años, este académico y conocedor de los caminos que ha tomado la política y las disidencias en el país, reconoce en el anarquismo de este personaje una cualidad particular que debe ser estudiada más a fondo. “El anarquismo “Biofiliano” o “Panclastiano” es un proyecto de vida, que va más allá de un simple proyecto político. Encasillarlo sería negar la esencia del pensamiento de su fundador: “No sigo a nadie y no quiero que nadie me siga: yo soy mi propio camino. La revolución soy yo”, señala Orlando, citando una frase de Biófilo Panclasta. A pesar de las dudas e incertidumbres, aún queda mucho por explorar sobre este singular personaje que tanto puede hablarnos de la historia política y que puede ayudar a que cuando nos hablen del colombiano que fue amigo de Lenin, dejemos de sorprendernos.


El libro de Orlando Villanueva puede ser conseguido en la librería La Valija de Fuego (Carrera. 7 # 46 – 68)

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados