Ud se encuentra aquí INICIO Deportes Skaters Hablan Skate Bogota Go Skate Day 2017

Testimonios de patinetos bogotanos durante el día del skate

COMPARTIR ARTICULO EN:

El pasado 21 de junio se vivió otro #GoSkateDay. Acompañamos a los skaters en esta gran rodada, desde el Parque Santander hasta el Parque de los Hippies para que nos contaran sus mejores anécdotas sobre la tabla, impresiones del nuevo Código de Policía y de la jornada.

Tomás Tello

A la movida skate en la capital le dieron un duro golpe a principio de este año cuando, junto al renovado Código de Policía, endurecieron los controles en spots ya establecidos como el del Parque Santander, en el centro de la ciudad. Pero los skaters, para enaltecer este espacio, tuvieron el parque como primer punto de encuentro en el día mundial del skate. Desde ahí patinaron hasta el Parque Nacional y terminaron, como es tradición, en el Parque de los Hippies.

img_0281.jpg

img_0256.jpg

img_9941_1.jpg

img_0009.jpg

Muchos se quejaron de la falta de organización, alguien que de verdad se echara la vaina al hombro y organizara marcas, eventos y coordinara con la alcaldía. A pesar de esto, marcas nacionales hicieron presencia en los tres escenarios y  organizaron torneos relámpagos para premiar con maderas, camisetas, zapatos o gorras a los mejores en varias modalidades. Aunque no fue el #GoSkateDay más concurrido de Bogotá, muchos hicieron lo imposible y lo increíble para pegarse la montada.

img_0216.jpg

img_0307_1.jpg

img_0163_0.jpg

 

Jason Rojas (32 años)

img_0366_1.jpg

“El riñón es el trofeo más grande que tengo hasta ahora. Me costó nueve años de recuperación”, dice este tipo, después de ganarse una madera en el Parque de los Hippies, cortesía de Sickle Skateboards. Sobre el riñón, Jason cuenta que a los 14 años, montando en el barrio San Jorge Central, cayó mal sobre unas escaleras mientras intentaba hacer un pop up. Al caer, el riñón se le estalló de inmediato.

Johan Mogollón (20 años)

img_9952_1.jpg

img_9951_3.jpg

“Hay un spot en Catastro Distrital y los domingos, como no abren, quedan solas 10 escaleras con dos filos. Una vez llegué, como con 16 años, y quería hacerme un backslide flip en la pared. El spot es bien alto y tenía algo de miedo hasta que un celador empezó a acercarse. Ahí empecé a darle sin mente. El cela subió con un perro que cuidaba pel ara que uno no se botara y ahí paila. Entonces unos amigos se lanzaron para un lado y man se les fue detrás… y a lo que se fue, me lancé y la logré. Tengo el video todavía”.

Laura Mujica (16 años)

img_0229_1.jpg

“En Usme hay muchísimo skate, pero no hay nada donde montar y la Policía quiere que ahora uno solo ruede en skateparks, pero el más cercano me queda a una hora de mi casa y, como soy menor de edad, mis papás no me dejan salir (Lea también Los arquitectos de skateparks en Bogotá). Desde la expedición del Código de Policía el parche de chicas que nos reunimos a montar en el Parque Santander se acabó porque ya no dejan montar allá, que era un lugar céntrico para todas y donde conocí a mi patrocinador, The Cruz Skate”, una marca nueva que quiere cambiar la forma de ver a los skaters, fabricar ropa y, de paso, acercarlos a la palabra de Dios. 

Michael Rivera (32 años)

img_0436_1.jpg

“Iniciar la jornada en el Parque Santander es como reclamara simbólicamente el espacio del parque. Al principio nos sacaron pero hoy, como somos miles, pues no nos pueden sacar”. Además, recuerda una rodada que se pegó con un parche de 10, hasta el municipio de Mesitas del Colegio. “Sentir el cambio de clima en su patineta es algo loco”.

Carlos Andrade (30 años)

img_0448_1.jpg

“Cuando uno crece se dedica es a trabajar, a lo que es la vida misma porque aquí uno no puede vivir del skate; pero los días que son, uno pide permiso en su trabajo para darse sus lujos. Este día es muy especial y es una pena que no se haya organizado mejor. Todo nuestro parche trabaja, pero saben que este día toca salir, entonces se piden permisos, incluso uno que trabaja en una plataforma petrolera, para poder estar acá hoy. En años pasados la policía cuidaba la rodada, en cambio hoy no. Vi enfrentamientos con taxistas porque les tocaba andar por el mismo carril. Entonces como que se daña el día”. 

Yulián Roa (21 años)

img_0124_1.jpg

img_0076_1.jpg

“En 2014 fui a competir a Nueva York; el año pasado fui a California a hacer un demo, que es la demostración de un equipo para mostrarse en otros lados. Actualmente soy quinto en las clasificatorias nacionales para los Olímpicos y sinceramente, el nuevo Código de Policía es una mierda. Hace poco estaba montando en el Archivo de Bogotá, que es un spot muy famoso y ahí he patinado toda la vida porque vivo cerca. De la nada un celador llegó con un dizque amigo de un coronel y paila, upejotazo”.

Daniela Sánchez (18 años)

img_0455_2.jpg

“La verdad vi a la gente muy desunida, estaban como muy dispersos. Como que no hubo quien organizara un evento grande este año. El nuevo Código de Policía sirvió para controlar muchas cosas. Por lo general, nosotros como skaters tendemos a hacer cosas que no están bien como tomar en los parques. El Código sirvió porque muchos se controlaron hoy en ese aspecto”.

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS