Ud se encuentra aquí INICIO Musica Nhardem O El Perro De Ataque Una Entrevista Rapeada

N.Hardem o el perro de ataque: una entrevista rapeada

COMPARTIR ARTICULO EN:

El hip hop colombiano tiene nuevos estilos y raperos con letras que hablan de temas como el cine de Kubrick o la poesía clásica. Entrevistamos a N.Hardem, uno de los MCs más aplaudidos de la escena bogotana, y sus respuestas, claro, son raps para descargar aquí mismo.

Fotografía y dirección de arte: Ángel Carrillo

Estilismo y dirección de arte: Amira Namías Kassar

Ángel Carrillo

Los artistas ven la vida a través de un prisma distinto, en múltiples matices, y para algunos la razón de vida es la obra que esperan dejar. Resulta asombroso que esa obra se empiece a tejer con alta costura antes de los 20 años, ya que por lo general la destreza artística (incluida la musical) se adquiere con el tiempo.

N.Hardem tiene 21 años, escribe versos con precisión de francotirador y los rapea con gracia espontánea y sinceridad, evitando los estereotipos del hip hop que se han gestado en el país durante años.

“Yo no hablo de pandillas, porque no he experimentado la vida de barrio pesado –dice este rapero bogotano–. Hago rap sin excusas, porque el hip hop no necesita ningún aditamento. Solo hay que sentir el beat, hacer una buena letra y siempre escuchar mucha mierda”. 

  

Estilo street/jazz/rap de cabaret

Sobre ese esquema musical transitan Sanix/La Pantera, AnyOne/Cualkiera, Sison beats y otros MCs colombianos que parecen haber encontrado las herramientas musicales mientras escarbaban en pilas de discos viejos. Las bases de algunas canciones de estos raperos están significativamente influenciadas por la perfección rítmica del jazz y la estética musical del soul.

Hardem, para empezar, cuéntenos de qué se trata este nuevo-viejo estilo.

N.Hardem: Es un estilo más estudiado, más vivo del hip hop, sin pancarta, sin más excusa o panfleto que el mismo rap: el rap como bandera y como uniforme. Creo que los panas y yo coincidimos en algún punto con la inconformidad (nostalgia o ¡qué se yo!) que producía la ausencia del rap como nos gusta a nosotros. Entonces nos pusimos a hacerlo y hasta ahora, como va la vuelta, puede decirse que nos ha ido muy bien. Ya hay una audiencia consolidada, un público fiel, y de parte nuestra gente que está dispuesta a dar un montón por seguir haciendo buen rap.

Le prepongo un reto: respóndame también rapeando.  

_mg_9116.jpg


La miscelánea del Perro Negro

La llegada de la parabólica a su casa ayudó a reorganizar algunos asuntos estilísticos en sus gustos. Su papá, un sujeto de nutrido vocabulario e intereses cinéfilos, influyó positivamente en el tipo de películas que el Negro Hardem vio durante la niñez y adolescencia. “Los elementos literarios y audiovisuales alimentan la miscelánea de mi cerebro”.

Esos elementos se perciben en la música que la nueva generación del hip hop compone actualmente. No es raro encontrar referentes cinematográficos, artísticos o literarios en las canciones de las agrupaciones paisas Gordo Sarkasmus o Métricas Frías: “Aún me desvelo por las mismas medias / Soy el caos de las seis y media / Tengo frío como Dante en la Divina comedia / El límite no es el cielo / Es el ataúd”, dice Métricas en su canción 6:30.

Por eso, aunque pensó en matricularse a Sociología, N.Hardem se inclinó por las artes y decidió estudiar Diseño. Además del rap, asegura que lo suyo es la dirección de arte para músicos; de hecho, la portada de ‘Cine Negro’, su último álbum, fue diseñada por él mismo, usando como base una foto tomada por su papá en la década de 1960. 

¿Cómo se relacionan usted y su música con las diferentes formas del arte?

N. H.: Hablo de mi caso particular: todo lo que recojo a diario empieza a formar parte de esa miscelánea que hay en mi cabeza. Siento que estar en contacto con otras formas de arte la alimenta de distintas maneras, la llena de sensaciones de todo tipo. En mi rap, más allá de lo que digo o de las palabras que use, es muy importante la forma, cómo las digo, y eso es algo habitual en muchas otras formas de expresión. Una vez tuve una charla con NN, artista al que admiro y respeto un montón, y el man, después de asistir a ‘Un Show de Rap’, un set que tengo con AnyOne, de NRS, me dijo que él (NN) y yo teníamos mucho en común, y entre cosa y cosa me botó esta: “Es que lo que tú haces es como lo mío, ambos mostramos cosas claras, el mensaje es directo, una vaina brutal, cruda a veces. Pero la técnica es delicada, cuidadosa con cada detalle”. ¿Y yo?  Yo quedé sano.

El conocimiento es infinito, está en todas partes, cada uno decide de qué quiere agarrarse y a mí me llama mucho la atención ese mundo. De todo lo que uno recoge algo tiene que servir en algún punto.

¿Y rapeado?


"Me pregunto si el asunto del rap es cambiar el mundo"

En 1995, La Etnnia lanzó un “ataque frontal a todo lo establecido, representando la pobreza, la calle y todas sus manifestaciones y formas de vida; inimaginables para muchos, dolorosa y cruel para otros”, como lo explica la introducción de su primer disco, ‘El ataque del metano’, sin duda pionero del rap colombiano.

Ruth Kathryn Henry, estudiosa del hip hop nacional, le dijo al New York Times, en 2004, que los raperos colombianos de finales de siglo pasado se habían convertido “en reporteros de sus barrios”, y que hablaban “en nombre de las personas cercanas que no necesariamente tienen voz”.

Pero hoy, según N.Hardem, “el rap es mucho más que un discurso político o de la calle”. Es, en cierta forma, una aproximación mucho más poética y filosófica a la vida a través de la música. 

¿Para usted la música debe tener una función política?​

N.H.: Claro, pero yo soy partidario del discurso sin discurso, o al menos uno no demasiado explícito: sin polarizar la vuelta, sin predeterminar la música conforme a propósitos ideológicos. Doy un ejemplo breve. Para mí dice mucho más un tag puesto por ahí, en cualquier parte, que un stencil de otros miles con el rostro del Ché, o cualquier otra vuelta de ese orden. Lo mismo pasa con la música, porque desfigurar lo que usted tiene a la mano y componer algo basado en su cotidianidad ya es, de primerazo, una cuestión política.

_mg_8977.jpg

Pero es innegable que la calle y su locura es también alimento para la obra de cualquier artista. 

En treinta palabras y un rap describa a un bogotano promedio en hora pico, Negro:

N.H.: Acaba de salir de un día de mierda para encontrar algún imposible rincón en cualquier lata de sardinas que lo lleve a casa perdiéndose del azul intenso de las seis.


Esta nueva mierda

Cine Negro’ es, además de una seductora invitación a cambiar el imaginario colectivo sobre el rap en Colombia, un disco de atmósfera oscura y una larga tertulia con demonios interiores. Su nuevo disco, un triple sencillo que saldrá próximamente en formato long play y que contará con las bases de El Arqueólogo (beatmaker de la banda AlcolirykoZ), es, en sus palabras, más colorido. “Hay tardes de sol y más calle en esta nueva mierda”. Música menos bohemia. 

¿De qué habla su nuevo trabajo?

N.H.: Tiene otra tonalidad de ese amor que siento por esta vuelta. Es más retrospección que introspección, una carta a mi familia, un montón de reflejos luminosos de mi infancia y otras cosas más.

_mg_9107-ok.jpg

“Mucho de lo que hay en mi rap se lo debo a mi papá, por saber hablar”, explica N.Hardem. 

¿Qué significado tiene la palabra ‘familia’ en su diccionario?

N.H.: Tiene múltiples significados, dependiendo del contexto, diría yo. Entre esos y otros que seguro dejaré ir están: amor, herencia, vida, música, color, fuerza, orgullo, raíz, árbol, Dios, universo, paz, respeto, admiración, sacrificio.

Para terminar, estas punch lines, las cerezas del helado, en la voz del Negro Hardem:

_mg_9093.jpg

Los beats utilizados en esta entrevista fueron:

Respuesta 1:The Beatnuts - Props (Remix Instrumental)
Respuesta 2: #55 Out To Bomb
Respuesta 3: Madman Shawn - Walk Thru Hell 
Respuesta 4: N.O.N.-E.Quation-Transparent (Instrumental)
Respuesta 5: Third Degree - Uprising (Instrumental)
Respuesta 6. Inspecta Morze - Kick Bac

Descargue las respuestas en MP3
Puro street/jazz/rap de cabaret.

No se pierda a N.Hardem el próximo 22 de agosto en Zarango Bar (Avenida Jiménez # 5-36), a partir de las 8 p.m.; y el 29 de agosto, junto a Soul A.M., en el Festival Hermoso Ruido

Comentar con facebook

contenido relacionado