Ud se encuentra aquí INICIO Historias Memoria Movimiento Estudiantil Colombiano Archivos Del Buho Aniversario Universidad Nacional Unal

Archivos del Búho: hacer memoria del movimiento estudiantil de la Nacho

Hacer memoria del movimiento estudiantil: el objetivo de Archivos del Búho en el sesquicentenario de la Nacho

Imágenes de Archivos del Búho

COMPARTIR ARTICULO EN:

El próximo 22 de septiembre, la universidad celebra 150 años de su fundación y un grupo de estudiantes le apunta a que las fechas conmemorativas y las placas que abundan en el campus dejen de ser solo paisaje. Quieren que esas marcas de memoria, que tienen documentadas en más de 2000 archivos, sirvan para que las instituciones les paren bolas a los crímenes de Estado cometidos contra estudiantes.

Tomás Tello

En mayo de 1984, el Ejército ingresó a la Universidad Nacional en una violenta arremetida y la Ciudad Blanca –como también se le conoce a la universidad-  fue cerrada. Jesús Humberto León Patiño, estudiante de Odontología y miembro de la agencia de cooperación de la Nacho, desapareció ese 9 de mayo. Dos días después, su cadáver fue encontrado con señales de tortura. El 16 de mayo, como muestra de rechazo frente al homicidio y la indiferencia estatal, la comunidad universitaria se aglomeró en la emblemática Plaza Che (le puede interesar también Así se pinto el primer rostro del Che Guevara en la Universidad Nacional). Para el medio día, un bus ardía en llamas en plena plaza y el Ejército se metió a bala y garrote para callar la protesta. No hay registros oficiales de las víctimas, pero sobran los testimonios que dan cuenta de muchachos con disparos a quemarropa. Era 1984 y la Nacional estaría cerrada hasta abril de 1985. Sin duda, ese mayo no es un recuerdo agradable para sus estudiantes.

1_7.png

1.1.png

Estatutos y plataforma de la Juventud Comunista Colombiana - JUCO, segunda edición. Año 1988. La JUCO ha sido una de las organizaciones más representativas del movimiento estudiantil.Su base de acción son  los escenarios artísticos, culturales y políticos donde predominan jóvenes estudiantes.

Sebastián Florez es un egresado de Historia de la universidad que hace parte de Archivos del Búho, proyecto que ganó una beca con el Ministerio de Cultura este año, y quien cree que la memoria estudiantil se ha reducido a un puñado de fechas conmemorativas –como ese 16 de mayo–, pero no a un estudio serio y a conciencia de la actividad estudiantil. Es más, desde el gobierno de Álvaro Uribe, asegura Florez, las directivas de la Nacho se han hecho las de la vista gorda con estos estudiantes y, con frecuencia, asumen que los grupos activistas de la Nacional son externos, es decir, que no son integrados por estudiantes.

2_3.png

Documento del Comité de Derechos Humanos de la Universidad Nacional. Sin fecha. Los comités  de Derechos Humanos en Colombia se han caracterizado por defender la libertad de pensamiento, posicionando el respeto por la vida y la subjetividad como base fundamental de su andar.

 

“Era común escuchar que los estudiantes que se movilizaban, de alguna u otra manera, eran infiltrados. Y siempre se planteó en esos términos”, asegura Sebastián. Para él, uno de los propósitos del proyecto es que la academia tenga, finalmente, un registro y un trabajo que se dedique a la construcción de memoria del movimiento estudiantil colombiano.

3_4.png

Periódico INDI-GESTION, Facultad de Ciencias Económicas. Año 1990, número 3. Este periódico refleja la importancia conceptual que representaba para los estudiantes de este lado del mundo la política global y sus implicaciones directas sobre los modelos económicos mundiales.

 

Archivos del Búho ganó la beca Archivos y Derechos Humanos del Ministerio de Cultura este año y, aparte de hacer este estudio, quieren que la universidad reconozca a sus estudiantes como activistas y miembros del movimiento estudiantil, no como agentes externos, para que las placas conmemorativas que adornan el campus, tengan más significado. “La universidad es un espacio lleno de marcas de memoria. Uno camina y se encuentra placas de algún estudiante muerto. Pero muchas están deterioradas y tragadas por la maleza. Parece que se pierden en el paisaje”, afirma Sebastián.

4_2.png

Invitación “Aquelarre y Carnaval”. Realizado por: Estudiantes Universidad Nacional. 1992. El espacio del Aquelarre en la Nacho fue un espacio cultural, político y de encuentro de las rebeldías, en el que desde la propia imagen se daba un papel fundamental al empoderamiento de las mujeres, un espacio predilecto para romper normatividades impuestas desde el arte, el cuerpo y las apuestas políticas.

 

Juana Aponte también hace parte del Archivos del Búho y es quien donó uno de los archivos que quieren organizar. Juana ha guardado documentos desde 1991. Al proyecto llegó por su cercanía al movimiento estudiantil pues se graduó de Ciencia Política de la Nacho, donde trabajó en el comité de Derechos Humanos. “Como activista me parecía pertinente guardar los documentos para consultas posteriores”, afirma Juana sobre su motivación para recopilar los más de dos mil documentos de finales de los setenta hasta 2007.

5_2.png

Soy latinoamericano, mi amor limita al norte con el odio. Realizado por: Frente Estudiantil Revolucionario Sinpermiso (FER-SP). Sin Fecha. El FER - SP fue una organización fundada en 1979 que, como otras, se propuso articular las luchas del estudiantado al a programas socialistas y de liberación nacional.

 

 

Aparte de Juana y Sebastián, el equipo lo conforman diez personas de varias universidades, incluso un par de estudiantes de Archivística y Memoria de la Universidad Javeriana. Desde hace casi dos meses, este parche se ha reunido cada sábado para echarle mano y ojo al archivo donado por Juana y del que, hasta ahora, han revisado un 60%, unos 500 documentos. Pero el de Juana Aponte es solo uno de los archivos que van a revisar, pues tienen pendientes un archivo guardado en la oficina de estudiantes de la Universidad Nacional, otro más que hacía parte de la oficina de prensa del movimiento estudiantil también de la Nacho y un cuarto archivo del Centro de Documentación de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica.

6_2.png

Boletín número 1. Comité coordinador de impulso del Encuentro Nacional Estudiantil "Chucho Peña", febrero de 1987. Jesús María Peña Marín “Chucho” era un estudiante, militante de la organización política A Luchar!, teatrero y poeta comprometido con las luchas populares. Su compromiso y palabra fueron considerados como amenaza y tras varias intentos fallidos por acallar su lucha, fue desaparecido el 30 de abril de 1986 por personas armadas en Bucaramanga, días después su cuerpo fue hallado con fuertes signos de tortura en Norte de Santander.

 

 

Cada sábado, entonces, uno de los miembros del equipo se dedica a llevar registro de todo lo que tenga que ver con archivo de vulneración de derechos humanos.  Hacia el final del año y como cierre de la beca, presentarán un documento que dé cuenta, entre otras cosas, de cuántas organizaciones estudiantiles encontraron, de qué tipo, si los documentos son internos, panfletos, periódicos, volantes, fotos, etc.

Aparte de querer poder decirles a las instituciones “fíjese toda esta gente que ha sido víctima de crímenes de Estado", como afirma Sebastián, la motivación también se da por el momento histórico que atraviesa el país y espera que esto pueda tomarse en serio en, por ejemplo, la Comisión de la Memoria de los Acuerdos de La Habana. Como parte de la beca, tienen planeado un evento el próximo sábado 9 de septiembre con ex líderes estudiantiles en el Edificio de Posgrados de la Nacho.

7_2.png

Invitación a la jornada del 1° de Mayo. Sindicato de los trabajadores y empleados universitarios de Colombia - Sintraunicol Nacional. Sin fecha. SINTRAUNICOL presentó esta invitación para sumarse a la jornada del 1° de Mayo en Bogotá a partir de la lucha contra la reforma pensional, la privatización de las universidades públicas, así como los despidos, asesinatos y desapariciones sistemáticas de líderes sindicales.

 

Además de esto, las diez personas que están camellando en los Archivos del Búho quieren empezar a consolidar una base de datos sobre violaciones a los derechos humanos del movimiento estudiantil. Aunque esto no tiene que ver con el proyecto con el que ganaron la beca es algo que, afirma Sebastián, les ocupará al menos todo el próximo año. Por eso, a futuro, si el proyecto puede mantenerse a flote –pues afirman que los recursos apenas alcanzan-, esperan digitalizar todos los archivos y hacer un centro de documentación en línea para consulta gratuita de la gente, espera Juana.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado