Ud se encuentra aquí INICIO 420 Marihuana Mango Biche Colombiana Incluida En Expedicion Biologica Cientifica Respaldada Por Colciencias Bios Microsoft

La marihuana Mango Biche Colombiana está incluida en una ambiciosa expedición biológica respaldada por Colciencias

marihuana Mango Biche Colombiana
COMPARTIR ARTICULO EN:

Johana Niño es una científica cannábica que quiere estudiar a fondo los usos industriales que esta planta tiene para ofrecer. Y ahora, con el respaldo del sector público –algo impensado hasta hace unos años- y con el músculo investigador de instituciones como BIOS Centro de Bioinformática y Biología Computacional, se embarca en la tarea de entender cómo funciona y puede sintetizarse esta variedad de cannabis nacional para beneficio humano.

Mario Rodríguez H. | @quevivalaM

Desde hace años, Johana Niño, una de las profesionales de la Universidad Nacional que le saca provecho científico a la marihuana como coordinadora del Grupo de Investigación y Estudio del Cannabis y otros Enteógenos (Giece), ha trabajado con las semillas nativas de la planta y ha defendido en el Congreso los usos cosméticos y textiles del cáñamo.

Ahora su interés es estudiar y caracterizar el germoplasma de nuestras variedades naturalizadas, más en concreto de la Mango Biche Colombiana, una de las más sobresalientes, además de rica en terpenos –un principio activo de la planta que la hace ideal como repelente de insectos– y aromas que la hacen única. Palabras más, palabras menos, bien explotada es una variedad de cannabis que podría servir para fabricar bloqueadores capaces de reflejar hasta en un 95% los rayos ultravioleta, cremas antiarrugas y contra quemaduras, o el ganjabón y la locionabis.

(Le puede interesar: La droga no solo se mete)

La idea con esta investigación es hacer una bioprospección de la Mango Biche, lo mismo que hacerle zoom para entender cómo funciona y cómo puede sintetizarse para beneficio humano. Pero Johana no está sola en su tarea: cuenta con el apoyo de Cannabis Industrial SAS, su empresa que se dedica a estudiar científicamente la planta; BIOS Centro de Bioinformática y Biología Computacional, lugar a donde llegó una de las quinientas supercomputadoras más potentes del mundo de la mano de Microsoft; Colciencias, gestor de Colombia Bio, proyecto marco de donde surge la investigación, ; ProColombia y la Cámara de Cosméticos de la ANDI, entidades encargadas de los asuntos comerciales; así como el Fondo Nacional para el financiamiento de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación Francisco José de Caldas, financiadores del proyecto; y el Instituto von Humboldt, facilitador del acceso al material vegetal. En definitiva, son varios los pesos pesados que se juntaron para llevar a cabo el que es, podría decirse, el mayor estudio científico en torno a la marihuana que se ha realizado en Colombia, y que incluye otras tres plantas de uso tradicional.

nanotecnologia-interna.jpg

Fotos de Ovidio González

“Tenemos variedades de cannabis propias, ¿por qué no estudiarlas nosotros mismos ahora que ya hay unas licencias de investigación, ahora que ya hay unas posibilidades desde lo normativo?”, se pregunta Johana, quien ve este proyecto como una gran oportunidad que tiene la comunidad académica de investigar la planta de cannabis, algo ilegal hasta antes de la ley 1787 de 2016, que establece un marco regulatorio que permite el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis y sus derivados.

(También puede pegarle una leída a: Productos de salud y belleza a base de marihuana para hacerles el quite a los petroquímicos)

Como lo han definido desde Colciencias, el proyecto denominado Bioprospección de metabolitos para la industria cosmética en la era de la Biología Computacional “es una de las veinte expediciones biológicas del siglo XXI que propone una experiencia de conocimiento a través de la exploración de diversos ecosistemas con grandes vacíos de información a nivel nacional”.

Además de optimizar mercados existentes, crear nuevos mercados dentro de un contexto sostenible y potenciar el crecimiento económico de la agroindustria nacional desde la innovación científica, este estudio quiere ser pionero en la investigación del material genético de nuestra cannabis. Pues, como bien lo dice Johana, “son muchos años de deuda histórica, donde se nos impidió estudiar una planta que tiene unos beneficios enormes hacia la humanidad”.

(Si le gustó la nota, pille la charla con el gurú de la Santa Marta Golden, la marihuana colombiana por excelencia)

 

Comentar con facebook

contenido relacionado