Ud se encuentra aquí INICIO 420 Marihuana

No se ha seleccionado un destacado

“Muchachos bájenle al porro que ya casi vamos a arrancar”, gritó uno de los miembros del parche de ciclistas que antes de las 3:00 p.m. del pasado sábado 16 de abril empezó a invadir el costado occidental de la Plaza de Bolívar, justo al lado del Palacio Liévano.

Como él, cerca de 300 jóvenes equipados con sus bicis, cascos y sus semillas, plantas, moños de marihuana empacados y sus pipas se reunieron para celebrar la séptima versión de la Bicicletada Cannábica. Este evento se realiza desde 2010 para manifestarse a favor de las libertades individuales y para eliminar la estigmatización hacia los usuarios del cannabis. Colectivos como Ciclocannabis, Carnaval Cannabico y Smoking my Ganja estaban presentes en esta jornada que también ocurre en otras fechas en países como Chile y España.

Entre el humo de marihuana, un bafle en el que sonaba ‘Don’t Wanna Fight’ de Alabama Shakes y la presencia de pocos policías, los parches de amantes de la marihuana charlaban y consumían los productos que se pusieron a la venta: chicha, croquetas vegetarianas, placas de bicicleta, pipas y porros entre una ‘luca’  y dos ‘lucas’. Hasta que dieron las 4:20 p.m.

En ese momento, todos aspiraron con ganas su porro encendido y mantuvieron el humo por unos segundos en sus pulmones y exhalaron, al tiempo que gritaron: “!péguelo!”. Ya bajo el efecto de la marihuana los ciclistas pusieron a rodar sus burras y le dieron tres vueltas a la estatua de Bolívar, al tiempo que coreaban ‘La perra’ de Los Hispanos y se dirigían hacia la carrera Séptima para llegar al Monumento a los Héroes, en donde terminaría la Bicicletada.

En el trayecto hubo paradas en el Centro Nacional de Memoria Histórica, en la calle 26 con Caracas –en donde hubo charlas sobre el hurto de bicicletas que se presenta en este sector- y en el Parque Nacional, en donde realizaron concursos como el de la mujer que mejor armara un porro en menos tiempo; los premios eran semillas y plantas de marihuana.

Mientras rodaban por las calles de la ciudad, insistían en su lema para evitar los señalamientos: “¡péguelo que nos somos delincuentes!”. Hasta que Felipe, conocido entre sus amigos marihuaneros como Mente Cannábica, un activista del colectivo Smoking my Ganja y que también llevó sus 20 gramos de marihuana y seis plantas en la bicicleta, tomó la palabra. “La comunidad del cannabis es una comunidad indeseable y, así no le guste a los demás, es una comunidad que existe. Exigimos tolerancia”, dijo, al tiempo que recordó que en cada familia colombiana “que se respete” existe un marihuanero.

Sobre las 7:30 p.m. uno a uno empezaron a llegar los bici usuarios cannábicos al Monumento a los Héroes. Y nuevamente fue Mente Cannábica el encargado de dar la charla de cierre del evento. “La idea de esta jornada era promover la cultura cannábica, el intercambio de semillas y crear un espacio libre de prejuicios contra nosotros”, proclamó, Felipe, que también se animó a declarar el Monumento a los Héroes como un lugar de espacio para los parches de marihuaneros. 

Conozca cómo se desarrolló eta actividad en las calles de Bogotá en estas fotos de Kicho Cubillos


Ya que llegó hasta aquí, lea también:

Recetas fancy de marihuana

Massroots es el Facebook para marihuaneros que gana usuarios en Bogotá

5 personajes infantiles que al parecer andan turros