Ud se encuentra aquí INICIO Creadorescriollos Inertia Hace Un Viaje Sonoro Entre Lo Ancestral Y Lo Electronico Para Trascender
Carátula de 'Trascender', © Christian Cárdenas

!nertia hace un viaje sonoro entre lo ancestral y lo electrónico para trascender

Después de una investigación profunda que lo llevó hasta la Sierra Nevada de Santa Marta para aprender de los mamos, !nertia presenta un disco que es, al mismo tiempo, un viaje étnico por la conservación de la raíz y de un importante patrimonio musical.

Julio Enrique Vargas

Gracias a su abuela y a su tío tuvo, siendo aún un niño, el primer contacto con la música. Ellos eran coleccionistas de vinilos y Christian Cárdenas, aka !nertia, se sentaba durante horas a escuchar lo que ponían sin saber que esos momentos lo iban a influenciar: iban a trascender en su vida. “Me encantaba grabar la música en casete”, recuerda, “me sentaba a armar sus mixtapes, cortando las cintas de estos y armándolas a mi antojo. Después, cuando era más grande, me llamaban para que pusiera música en las fiestas de sus amigos”.

Por otro lado, Christian tenía un familiar que viajaba mucho a Europa a quien le hacía encargos. Tráeme lo que esté de moda, le decía. Y le llegaba con ingredientes con los que luego armaba un salpicón: trance, techno, dance, club y house, que complementaba con lo que él ya tenía en casa, es decir, merengue, salsa y otros ritmos más tropicales. El siguiente pasó fue saltar al computador. Comenzó a bajar música, armaba sus listas en Winamp y ahí aprendió lo más básico de la mezcla.

!nertia terminó el colegio y se fue para Ámsterdam, Holanda, a estudiar Ingeniería de sonido, aprovechando que su mamá y su abuela vivían allá. A pesar de los percances con el idioma, también estudió Diseño de sonido, Diseño creativo de artes para culturas digitales y sacó adelante una maestría en Artes performativas. Empezó a golpear en las puertas de los bares, se tomaba un café, disfrutaba del ambiente y analizaba si el sitio tenía tornas para poder pinchar; así llegó un día a un bar en el que aún estaban limpiando para abrir al público: le dijo a la persona encargada si le permitía tener contacto con las tornas, ya que a él no le alcanzaba para comprar unas, pero ya tenía unos discos. “¿Por qué no tocas una noche? Te podemos pagar 50 euros”, le dijeron. Christian no podía creer que le estuvieran ofreciendo dinero y no imaginó que ahí empezaría su carrera como Dj.

julio_0.jpg

A la izquierda foto de Xavi Ruiz y a la derecha foto de Kristian Finderup

En 2008 entró a la escena. Lo invitaban a tocar en las fiestas de los amigos, en eventos privados, pero también en raves y clubes donde hay farra hasta 3 días seguidos y en los que podía tocar sets de 7 ó hasta 8 horas. “Solamente quería pinchar, no me interesaba que me pagaran, solo lo hacía por la pasión que me hace sentir la música”. Su primer lanzamiento como productor se dio en 2015 con Next Week Records, en el compilado Siimbiosis, con la canción ‘Destino’. Lo que vino luego fue sacar música en varios sellos, un trabajo que le fue mostrando el camino hacia el ep que acaba de lanzar, en plena pandemia. Hay que resaltar, antes de hablar de su reciente álbum, su relación constante con ANAØH, el sello de Playa del Carmen, México (hogar del antiguo The BPM Festival, uno de los festivales de música electrónica más reconocidos del mundo que tuvo que ser trasladado a Portugal y Costa Rica por inconvenientes de violencia entre los carteles mexicanos), liderado por el productor mexicano Fixon, con el que ha trabajado y colaborado en varias ocasiones. Se destaca de esa relación el ep From The Peace To The Hysteria 002. A la fecha, también ha colaborado con Informa Records de Glasgow (UK), y con Illegal Alien Records , otro reconocido sello mexicano en donde se encuentran varios releases de la productora colombiana Aleja Sánchez y el pereirano Gotshell.

*

Después de realizar algunas investigaciones previas sobre las músicas indígenas del país, sobre sus cantos e instrumentos, emprendió un viaje de regreso a Colombia para conocer más a fondo estas raíces musicales, que son, de cualquier manera, las suyas propias también. Fueron 6 meses de trabajo de campo en compañía de su amigo Reggy van Oers, la mente detrás de Telemorph, el sello holandés donde fue lanzada esta entrega de !nertia. Juntos visitaron varias regiones del país y fue en el transcurso de ese viaje que Christian encontró no solo el insumo sino además la inspiración que requería para producir un disco de 10 tracks compuestos con distintas instrumentaciones, ritmos, texturas y atmósferas musicales. Trascender, como decidió titular el disco, abre con un paisaje sonoro que engancha fácilmente. A medida que avanza el disco, se empieza a comprender este recorrido sonoro que pasa por los ritmos tradicionales de algunas regiones colombianas, logrando descubrir sentimientos, poniendo a volar los sentidos para meterlo a uno en ese envolvente acústico que !nertia ha logrado construir. La primera parte se destaca por la serenidad y la introspección, el sonido reverberado, y pasa a otra sección cargada de percusión folclórica colombiana que invita al deleite con ‘Milenario Cuerno de Albaricoque’, ‘Del Ocaso al Amanecer’. La fluidez de las dinámicas se puede apreciar tanto en la composición como en la instrumentación, la cual irá cambiando constantemente, con transiciones marcadas entre canción y canción. Luego llegará un segmento más electrónico en el que se destaca: ‘Ampliando Horizontes’, el balance perfecto entre el techno berlinés, la música contemporánea del mundo y la música étnica en donde resalta el uso de los vientos de madera. Y finalizando con ‘Despertar del Alma’, una canción construida a partir de ambientes, sintetizadores, y una melodía cautivadora que sale de la nada, caracterizada por su timbre e interpretación, para así llevarlo a un estado de meditación absoluta y cerrar con broche de oro. “Me di cuenta de que era un legado que me habían regalado mis antepasados, el cual me indicaba cuál era mi mayor fuente de energía e inspiración: la naturaleza, sus sonidos, el sol y la madre tierra”.

Luego de esta conexión espiritual decidió investigar con más profundidad la música que culturalmente lo había influenciado y marcado desde niño: los sonidos de Cali, la salsa, los aires tradicionales colombianos como la cumbia, el porro, el mapalé, el chandé, el guaguancó, el currulao, incluso el sonido de los boleros. Esto, sumado a la música en la que se había bañado viviendo al otro lado del charco y tocando en clubes, es lo que se puede presenciar al escuchar Trascender de principio a fin. “Durante esta larga travesía me pude conectar con algunas de las raíces de donde salían todos estos elementos, que poco a poco se fueron fusionando para crear lo que escuchamos: esta introspección sonora”.

Inspirado por los indígenas Kogui de la Sierra Nevada de Santa Marta, conocer y conversar con el maestro cumbiero Henry Gonzáles en Cartagena y gracias atodas las enseñanzas del maestro Nando Lumba, aprendió a tocar la flauta charu (flauta con boquilla de resina), para acercarse y conocer un poco más a fondo la música de charu del pueblo Arhuaco, fusionándola con el tambor llamador, el alegre y la tambora, consiguiendo resaltar la influencia de la cumbia tradicional y algunos de ritmos de la costa Caribe colombiana. ‘Los Mamos y su charu’ es la canción que da inicio a este disco, introduciendo los sonidos del charu y luego pasando a una sección llena ambientes místicos que representan los vientos de la Sierra en la madrugada, complementando con una melodía que le permitirán acercarse a una experiencia sonora cargada de conocimientos, sonoridades y emociones propias de los saberes ancestrales. Esta es una manera de garantizar la memoria de estas músicas, de exigir el respeto de estas tierras sagradas y la defensa de un territorio que ha sido golpeado por la violencia y devastación ambiental, causada por la mano humana.

Se aventuró también a buscar una marimba de chonta (que suena en el tema ‘Culto a la Chonta Sagrada’), ya que uno de los objetivos con este disco es conservar la esencia y el sonido ancestral que hay en todas las músicas tradicionales de Colombia. Como dato curioso, Christian dice que la marimba de chonta se tiene que afinar a oído y “sólo hay un par de maestros que tienen esta habilidad. Es por eso que hay que conservar ese sabor, nunca se puede perder… tiene un color y una sonoridad particular. El Maestro Tito Medina, me cedió unas grabaciones para samplear la marimba”. Por otro lado, y para seguir evidenciando la amplitud de la propuesta en Trascender, ‘Cumbia sobre jazz’ tiene una influencia muy grande del trompetista de jazz Chet Baker, metiéndole unos tambores estridentes e hipnóticos. La base rítmica la lleva el llamador interpretado por Jenn del Tambo, mientras la trompeta lidera la melodía. Normalmente uno está acostumbrado a oír una gaita en este contexto, pero Christian quería lograr esta mixtura y darle una sonoridad particular a su producción.

Entre sus consentidos para producir música está el Minilogue de Korg, un looper Boss-RC505, un Volca Keys, la clásica Roland TR-8 y lo que nunca puede faltar, su grabadora de sonido Zoom, con la cual hace field recordings, grabaciones de ambientes y, lo más importante, de algunos animales: su jungla cargante: silbatos de México, una caja de resonancia hecha a base de barro, cerámicas y piedras decorativas que simulan los sonidos de los animales, precisamente el rugido de un jaguar y algunas aves, también unas uñas de cabra que están incluidas en varias canciones del disco.

*

!nertia pinchó en el legendario e icónico club de Berlín Tresor, a donde también han llegado colombianos del calibre de Aleja Sánchez, Verraco, Sónico y Adriana López. También ha hecho algunos performances y varias sesiones de música ambient para que la gente se relaje, pueda meditar y salga transformada.

 (Pille acá esta conversación a profundidad con el artista, Dj y productor Verraco, en la desentrañamos los conceptos y las historias detrás de Grial)

A mediados de este año Monument, la reconocida plataforma de Noruega dedicada a la difusión de lanzamientos de artistas de techno de todo el mundo a través de podcasts y entrevistas, lo invitó a realizar un dj set… de ahí nació Ciclos, una experiencia audiovisual inspirada en la naturaleza, llena de ambientes y de techno con sonidos hipnóticos, la cual realizó junto a Samuel Domínguez:

Actualmente !nertia se encuentra radicado en Barcelona y está metido en el rollo del sound healing o sound immersion, también conocidos como baños sonoros, experiencias de inmersión que tienen como base la musicoterapia y que están específicamente diseñados para transportar a las personas a un universo de sensaciones que logra trascender lo físico hacia lo mental y lo emocional y que busca provocar una sensación de sanación, integridad y equilibrio. Lo hace usando cuencos tibetanos, campanas, sonidos de la naturaleza que ha podido capturar, instrumentos tradicionales y un set de Ableton Live. “Yo nunca voy a dejar de hacer techno”, asegura Christian, “pero no es el único género musical en el que me quiero encasillar. Últimamente se me han ocurrido muchas ideas. Las formas de interpretar y buscar nuevas sonoridades que me caractericen, todo es gracias a esta etapa de Trascender”.

Está esperando el momento oportuno de presentar el live act de Transcender, el cual por cuestiones de la emergencia sanitaria no ha podido mostrar. “La idea es muy parecida a Ciclos”, cuenta, “pero quiero incluir a los músicos que interpretan cada instrumento que caracteriza cada canción del disco, ya que es un trabajo colaborativo. Vamos a esperar qué ocurre, pero ahí le estoy trabajando porque tengo que dar el siguiente paso a lo que será la continuación de Transcender”.

_dsf4454_0.jpg

Para !nertia este ep es un viaje étnico y electrónico, un proceso creativo e introspectivo que duró más de 2 años en el que a punta de grabaciones de campo, sampleos y transformación de sonidos logró moldear una sonoridad compacta y orgánica que da un balance sonoro entre el techno con texturas minimalistas, los ambientes atmosféricos enrarecidos, los ritmos sincopados, algunos aires de esta tierra, los sintetizadores y una mixtura si se quiere ancestral. “La mejor manera de apreciar este disco es dejarlo de principio a fin”, concluye Christian, “porque te vas a encontrar con diferentes paisajes sonoros y diferentes instrumentos (bansuris, duduk, charu, la gaita colombiana, flauta de millo, el palo de agua y la marimba de chonta) que dan ese toque orgánico que se ve plasmado tanto en la grabación, mezcla y esa sensación de espacialidad que únicamente los instrumentos reales pueden dar”. Trascender busca, a fin de cuentas, no una apropiación sino una conservación de la raíz, de un patrimonio musical, un no dejar de valorar: ser un puente entre mundos y tiempos sonoros que pueden convivir.  

cierreinertia.jpg

Sígale la pista a !nertia en su Soundcloud. Aquí puede escuchar completo Trascender

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

16 / Diciembre / 2020
18 / Diciembre / 2020