Ud se encuentra aquí INICIO Colombia Grafiti Requiem El Ultimo Aliento De Arte Urbano De Lavamoatumba

‘Réquiem’: el último aliento de arte urbano de Lavamoatumbá

Como se ha vuelto costumbre en Bogotá desde 2015, esta iniciativa que les pone arte a las casas antes de darles sepultura vuelve desde el primero de noviembre para celebrar el Día de los Muertos por todo lo alto. Serán más de 100 artistas nacionales e internacionales los encargados de ponerle color a un inmueble del Antiguo Country que será demolido antes de tres meses.

Júlia Farràs

Como si se tratara de un servicio funerario, Lavamoatumbá vuelve en noviembre con la cuarta edición de un proyecto que les da los últimos alientos de vida a casas que van a ser demolidas. Así sucede desde 2015, cuando un parche de amigos artistas, curadores y diseñadores se juntó para darles la eutanasia artística a una casa cada año: ya llevan tres y este 2018 van por la cuarta. Chucho Bedoya, Felipe Céspedes y Nice Naranja son las mentes que desde un principio tomaron las riendas de esta iniciativa y le metieron el alma para hacerla realidad. “Lavamoatumbá surgió a partir de la necesidad de buscar nuevos espacios de exposición diferentes a los museos y galerías. Es una respuesta a esos circuitos establecidos”, comenta Chucho.

rosales.jpg

El primer Lavamoatumbá fue en el barrio Rosales, y después la iniciativa aterrizó en Galerías, donde se creó todo un tsunami artístico a partir de los despojos de lo que en su momento fue un restaurante chino. En su tercera edición, en 2017, más de cincuenta artistas nacionales e internacionales participaron en la Galería Fénix, en el barrio La Macarena. Con la leyenda de este ave, y el renacer de las cenizas la casa se llenó de magia y talento, tanto que aún no se ha derrumbado.

2_109.jpg

Hoy por hoy, Lavamoatumbá es un referente de la cultura independiente bogotana, pues se ha consolidado como un espacio que apoya a artistas reconocidos y emergentes a presentar su obra, a darles un espacio de libertad y creación sin restricciones a ninguna manifestación artística: desde la más urbana con grafitis, murales y stickers hasta esculturas, pintura de caballete y fotografías. “Lo que hace único a Lavamoatumbá es el carácter y espíritu colectivo. Tanto el esfuerzo de la producción, de los artistas, de los que vienen a apoyar… ese amor y compartir son cosas que solo se dan en la pluralidad, y tenemos que defenderlo”, dice Chucho.

1_105.jpg

Con ese bagaje encima, y después de más de 12.000 asistentes en las anteriores casas y más de 200 artistas participantes, para esta nueva ocasión Lavamoatumbá ha querido arriesgar y se la va a jugar con dos casas con capacidad para más de cien artistas de Colombia y del mundo. Con eso en mente, por estos días se está gestando Réquiem en el barrio Antiguo Country (Carrera 18 # 85 - 71), un espacio que creará un diálogo distinto al que los espectadores tienen con los circuitos culturales establecidos. Con el ejercicio de asumir la tarea de funeraria, el colectivo ha querido poner como hilo conductor la muerte y el transcender del arte. Así, Réquiem quiere reflexionar sobre la muerte, un tema tabú en la sociedad y acerca de la fugacidad y lo efímero de la vida. “Queremos poder darle vida a lo que está muerto y despedirnos bien de ello”, afirma Chucho, quien esta vez es el gestor y productor del proyecto, trabajando de la mano con Gabriel Ortiz.

 

 

Como en la casa de La Macarena, la intención es hacer más visible el proyecto y que la obra de los artistas que participarán, como Rodez, Uhsual, Yeye Torres, Macro (Chile), Shramdip Che (Nepal), Taty Gómez, Ache y muchos otros, llegue a más gente. Otro de los objetivos es mover la galería para darles la oportunidad a diferentes creadores de vender su obra y por supuesto tener una muy buena muestra. Una de las novedades de Réquiem es que la casa será la casa más fugaz y breve de todas las ediciones anteriores ya que en poco menos de tres meses será demolida. “Quisiéramos hacer una subasta de las obras, aprovechar la casa para hacer muchos eventos y talleres como hemos venido haciendo hasta ahora y ofrecer la posibilidad a la gente de ver y vivir el proceso de demolición de la casa por primera vez en todas las ediciones de Lavamoatumbá”, asegura el curador de la casa. 

flyer_lavamoatumba.jpg

Para celebrar por todo lo alto el Día de los Muertos y festejar la apertura de Réquiem, el próximo jueves primero de noviembre se hará la inauguración de esta casa llena de arte, vida y muerte. Para todo aquel que quiera reflexionar acerca de la dicotomía entre existir y partir, esta será la ocasión perfecta para caer y parchar con los suyos, a celebrar la vida y a resucitar a esos muertos que cada uno lleva dentro. Si quiere más detalles de lo que sucederá en este evento pásese por nuestra agenda cultural.

creadores_criollos.png

Comentar con facebook

contenido relacionado

16 / Diciembre / 2020
18 / Diciembre / 2020