Ud se encuentra aquí INICIO Musica Cinco Proyectos Emergentes Que Le Hacen Ruido La Musica Local

Cinco proyectos emergentes que le hacen ruido a la música local

perro ruidoso musica

Portada cortesía de FaustoCarlota

COMPARTIR ARTICULO EN:

Entre las propuestas que se recibieron para la primera edición de Perro Ruidoso, un evento que incentiva el intercambio de experiencias en la creación y gestión musical se destacan un colectivo feminista de música electrónica, una banda que narra historias con temas experimentales, una revista en la que puede decir lo que se le dé la gana, una plataforma postpunk y hasta un ilustrador que juega con la psicodelia.

Andrés J. López / @vicclon

En la industria musical hay mucho más que personas con un instrumento haciendo canciones, también hay organizadores de eventos, gestores, productores, ingenieros de sonido, escritores y hasta ilustradores. Por eso, y con el fin de dar a conocer esas iniciativas, desde el 14 y hasta el 17 de febrero se llevará a cabo la primera edición de Perro Ruidoso, el evento que busca dar a conocer aquellas propuestas emergentes con un enfoque musical.

Detrás de esta iniciativa están Gina Tovar, Jessica Andrea Sánchez y Felipe Vallejo, quienes se han enfocado en trabajar en el desarrollo de procesos culturales. Ellas, en las artes plásticas, el cine y la gestión y Felipe, en lo referente a la producción. Los tres crearon una charla de este tipo en 2015, Disonancia, en la cual se trató principalmente de hacer una mesa colectiva, colaborativa y participativa para que los agentes que normalmente no están en este tipo de espacios contaran sus experiencias.

A raíz de ese evento, el año pasado los mismos organizadores se lanzaron a fundar Perro Ruidoso, un espacio en el que además de la mesa también se hiciera un acercamiento con todos los que se esfuerzan por trabajar en torno a la música de manera propia. Hasta el pasado 31 de enero estuvieron abiertas las inscripciones para los distintos laboratorios del evento, cuyas temáticas son la documentación en torno a la música local, redes colaborativas para la gestión y promoción y la puesta en escena como proceso indeterminado. En total se eligieron 50 proyectos (de 150 que recibieron) que estarán a cargo de los periodistas Ejival (México) y Juan Pablo López, la compositora y artista sonora Ana Romano y la casa cultural Rat Trap. Además, el 17 de febrero habrá un showcase en Espacio KB abierto al público, donde tocarán Las Yumbeñas, La Caverna del Calvo, Hazlo Pablito, Indio, Felipe Gordon y Cruz. Entre el 21 y el 24 de febrero el evento también estará en Medellín. Allá también se harán los laboratorios de gestión y documentación y todos los interesados podrán participar, sin necesidad de convocatoria pero con inscripción previa.

En este link puede pillar todos los ganadores de la convocatoria, a la cual se enviaron unas 150 propuestas. Mientras tanto le hacemos un zoom a cinco iniciativas que nos llamaron la atención por su originalidad, rareza o labor para mantener viva la escena y contar problemáticas presentes en las distintas escenas. Sin embargo, revise cada una de las iniciativas, entre las que están La Sonora Bicicleta, un programa de radio que gira en torno a este medio de transporte; Discos Cabeza, un sello independiente enfocado en mantener vivos formatos análogos como el vinilo y el casete; W.Y.K, una propuesta de rap con banda en vivo; y Paranoia Records, un estudio enfocado en grabar los trabajos de los artistas emergentes de rap.

 

FaustoCarlota

fausto-1.jpg

fausto-2.jpg

​Ilustraciones cortesía de Fausto Carlota.

 

 

El trabajo de este ilustrador bogotano de 21 años, egresado de Artes de la Universidad del Bosque, mezcla elementos como la pintura, dibujo, ilustración y collage para hacer una obra psicodélica, brusca y fumada. Algo así como si los Blue Meanies de The Beatles conocieran a Ren y Stimpy y se metieran un ácido. En su obra pueden mezclarse “huecos, calles sucias, brazos rotos, putas sueltas, hombres de teta y peluca, ojos rojos, labios blancos, palabras sueltas, casas negras, ventanas cerradas, chicles de fresa y almas con pipa cagando en cualquier parte”. Hasta el momento, FaustoCarlota ha hecho calcas, serigrafías, dibujos a mano  y agendas, pero no descarta llevar su extraña propuesta a las portadas de discos. “Por mi trabajo siempre he visto la idea de irme hacia la ilustración discográfica o crear publicaciones. Me parece una forma muy acertada de encontrar estrategias y maneras de hacer parte de gente con mucha más experiencia que yo”, comenta el ilustrador sobre sus razones para participar en Perro Ruidoso.

 

In-Correcto

in-correcto_.jpg

in-correcto_mierda.jpg

​Imágenes cortesía de In-Correcto.

 

 

Inconformes con todo lo que encontraban en los medios de comunicación, un parche de amigos decidió crear, en 2015, una revista cultural en la que las personas pudieran expresarse libremente y leer precisamente lo que querían. El resultado fue In-Correcto, una revista cultural que habla sobre artes visuales y escénicas, música, cine y política. Actualmente se imprime y publica cada cuatro meses y se distribuye principalmente en ferias como Hatum, Mercado Negro y Feria Barullo. “Sentíamos una falencia sobre lo que se podía conseguir a nivel de revista y temas de interés en Bogotá porque, por un lado, siempre eran muy sesudos y académicos y por el otro, estaba ese periodismo light”, explica Santiago Álvarez, editor general. La temática de cada número la ponen ellos, pero solo se trata de una palabra (como “tierra”, “miedo”, “hambre” y “mierda”) en la cual los interesados deben basar sus escritos. En 2016, In-Correcto expandió su campo de acción y creó un sello discográfico, con el que ya llevan once publicaciones, entre esas una compilación de música electrónica suramericana llamada El sudaca contraataca Vol. I; Problemática, de Santiago Navas; Faro, de Tristán Alumbra; y coprodujeron Campoamalia, de Hermanos Menores.

 

Tumba Villa

tv2.jpg

​Imagen cortesía de Tumba Villa.

 

 

En 2014, cuatro seguidores de los sonidos postpunk, darkwave y goth rock tuvieron un pequeño espacio en una emisora online. Al estar tan sumergidos en esta escena, se dieron cuenta de lo desapercibido que pasa el trabajo de las bandas nacionales, nuevas o con una amplia trayectoria, y en 2016 empezaron a organizar toques con agrupaciones como Tumbas, Clavos y Agujas y Sombras. En su página mantienen abierto el radar para descubrir los lanzamientos de las agrupaciones góticas del país, además de los toques y festivales de esta movida. Aunque tampoco abandonan la escena internacional y publican temas de bandas como Los Carniceros del Norte, Cruz de Navajas y Carcrash International. “Básicamente nos parece muy chévere cómo se trabaja en colectivo y cómo a través de él se pueden hacer cosas mucho más potentes. Entonces creemos que en Perro Ruidoso podemos hacer lazos con otras organizaciones y colectivos para fortalecer una escena musical más local, sin quedarnos en un solo género y enfocándonos en otro”, dice Oscar Martínez, miembro de Tumba Villa.

(No deje de leer ‘Del vampirismo al postpunk: una mirada a la escena gótica bogotana’).

 

Silente Experience

screen_shot_2018-02-15_at_12.43.10_pm.png

​Imagen cortesía de Silente Experience.

 

 

Por supuesto que en Perro Ruidoso también hay espacio para los músicos. Entre las bandas seleccionadas para su primera edición está Silente Experience, una propuesta con un sonido denso, influenciado por el rock progresivo de King Crimson y el cine de David Lynch, que crea canciones salidas de las estructuras típicas (verso – coro – verso) para enfocarse en la experimentación instrumental. “Prescindimos de la voz para darle un enfoque a sonidos más telúricos, con percusión menor y música más concreta. Nos interesa mucho la narrativa, entonces le metemos historias y guión a los temas”, explica José Sáenz, teclista y bajista de la banda. De ahí sus títulos tan particulares, como ‘Parte de los escenarios aleatorios’, ‘Instrucciones para asistir al asesinato de siete payasos malabaristas’, ‘La ira de aquellos personajes ultrajados’ y ‘La divergente discusión de dos pajaritos apocalípticos’. Esta experimentación también la incluyen en las puestas visuales de sus toques, en los cuales también hay una bailarina siguiendo el ritmo de la música.

 

Pez Alado

21950794_10159374500855652_1922691930773086764_o.jpg

​Foto de Jessica Deakin Duperly. Cortesía de Pez Alado.

 

 

El origen de este colectivo feminista se remonta a septiembre del año pasado, cuando sus integrantes, metidos en la escena electrónica bogotana, percibieron cierta monopolización en los eventos, pues en todo lado se encontraban con los mismos DJs, la misma música y muy poco espacio para las mujeres. Así, con el nombre de Toque Tierra, empezaron a organizar eventos en donde las chicas fueran las protagonistas. No les fue muy bien pero esto no fue impedimento para que siguieran hablando sobre la desigualdad de género en la escena. Así cambiaron su nombre a Pez Alado, el nombre de una pieza de oro encontrada en San Agustín. “Simboliza el encuentro entre dos mundos. Es una buena analogía de lo que queremos hacer: no solo vincular sonidos electrónicos de tendencia con aquellos que hablen de nuestro territorio, sino crear un espacio donde se vinculen las mujeres, abordando desde un enfoque diferencial y de género lo ocurrido en la discoteca y cómo se construye escena”, explica Julián Andrés Restrepo, uno de los productores del colectivo. En sus redes también difunden mensajes y contenidos en contra del acoso a mujeres en rumbas y eventos, pues uno de sus objetivos es “denunciar este tipo de problemas que han sido tan naturalizados siempre”.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados