Ud se encuentra aquí INICIO Arte Artista Brasilero Marcelo Vasco Ilustracion Caratulas Soulfly Kreator Slayer Repentless

Las oscuras creaciones de Marcelo Vasco en las carátulas de Soulfly, Kreator y Slayer

Las oscuras creaciones de Marcelo Vasco en las carátulas de Soulfly, Kreator y Slayer
COMPARTIR ARTICULO EN:

“Los demonios, pentagramas, cruces, calaveras, cuernos, tierras infernales y cuervos pueden llegar a ser aburridos cuando haces 20 o 30 portadas por año”.

Andrés J. López / @vicclon

El nombre puede no resultar muy familiar para muchos. Ahora, si usted ha dedicado un buen rato a escuchar black metal suramericano probablemente le suene el seudónimo que Marcelo Vasco, quien participó como guitarrista en las bandas Patria, Mysteriis y Le Chant Noir, ha adoptado: Mantus.

Pero este brasileño de 38 años tiene otra faceta profesional que le permite codearse con algunas de las agrupaciones más grandes del metal mundial, pues se ha encargado de ilustrar y diseñar portadas de discos y piezas de merchandising para Kreator, Dimmu Borgir, Brujería, Obituary y hasta Slayer.

b1dv7gypojs._sl1500_.jpg

Mientras se hacía entusiasta de la guitarra durante los años de colegio, también empezó a devorar cómics y películas. “El mundo del heavy metal me lo presentaron por ahí en 1988 o 1989 —confiesa Marcelo—. Por esa época ya amaba dibujar monstruos y un amigo me trajo un casete que tenía uno increíble en la portada para que se lo pintara”. Era el Killers, de Iron Maiden, y el personaje de la carátula se trataba, obviamente, del legendario Eddie sosteniendo una pequeña hacha ensangrentada. En 1991 Vasco tuvo la oportunidad de asistir a Rock in Rio 2 —en el que se presentaron Guns N’ Roses, Faith No More, Megadeth, Judas Priest, Sepultura y Queensrÿche, entre otros— y en ese momento supo que quería dedicarse de por vida al metal.

Al inicio, ilustrar carátulas de discos de bandas era más un hobby que cualquier otra cosa. Comenzó con trabajos pequeños: logos, portadas de demos y algunos álbumes para Mysteriis, Malefactor y Unearthly, todas de Brasil. Sus ilustraciones fueron circulando hasta que en 2001 los suecos Lord Belial lo contactaron para diseñar la portada de su cuarto disco de estudio, Angelgrinder, lo cual le fue dando mayor reconocimiento. Además de continuar trabajando con estos músicos europeos, más bandas de Brasil lo buscaron para que se encargara de la parte gráfica.

12246969_1693434414220731_4614804891424008901_n.jpg

machine_head.jpg

16938580_1888214678076036_1394501270022876004_n.jpg

soulfly.jpg

Marcelo se fue haciendo amigo de más músicos y en 2006 Tom Cato Visnes, mejor conocido como King ov Hell —bajista de Abbath y ex integrante de Gorgoroth— recomendó su trabajo al sello noruego Indie Recordings. Ahí empezó a colaborar como freelance, pero la cantidad de proyectos se disparó, hasta que terminaron contratándolo tiempo completo. A partir de ese momento se encargó del arte de bandas del sello como 1349, Enslaved, God Seed, Ov Hell, Keep of Kalesin y Borknagar, entre otros. También tuvo de clientes a los sellos Agonia Records, Roadrunner Records, Nuclear Blast y Century Media, entre otros. Diseñó las portadas del Bloostone & Diamonds, de Machine Head; Enslaved, de Soulfly; And Blood Was Shed in Warsaw, de Vader; Live Xecution – Party San 2008, de Obituary y Walpurgis Rites – Hexenwahn, de Belphegor, solo por mencionar algunos. Con Indie Recordings trabajó hasta 2015, aunque el sello sigue siendo eventualmente uno de sus clientes.

Trata de mantenerse inspirado y evitar los clichés a la hora de ilustrar. “Los demonios, pentagramas, cruces, calaveras, cuernos, tierras infernales y cuervos pueden llegar a ser aburridos cuando haces 20 o 30 portadas por año —comenta Marcelo—. A las bandas a veces les parece raro no usar estos elementos. El mundo [gráfico] del metal extremo puede llegar a ser muy estrecho, por eso todo el tiempo trato de reinventarme y estos elementos los uso únicamente cuando puedo darles una nueva vibra”.

dark_funeral.jpg

Max Cavalera (ex vocalista de Sepultura y actual integrante de Soulfly y Cavalera Conspiracy) y Rob Flynn (de Machine Head) han destacado la rapidez con que Marcelo trabaja. En tres semanas el ilustrador hizo el diseño del Bloodstone & Diamonds, incluyendo un librillo de 28 páginas y otro de 48. Para Marcelo, lidiar con muchos trabajos es un error bastante común cuando se trabaja con arte, creación y sentimientos. Por eso se entrega a un proyecto a la vez y así evita la saturación y la falta de inspiración.

A la hora de hacer las portadas, este brasileño trabaja con un título, letra o idea, pero prefiere tener total libertad. No le gusta cuando le dan una idea muy concreta porque “las bandas por lo general son las que me contactan directamente, y si lo hacen tienen que confiar en mi visión y tener en mente que no soy una herramienta sino un artista. Hay una gran diferencia y cuando eso pasa prefiero declinar el proyecto”. Agrega que las bandas grandes son las que menos joden porque ellos saben cómo hacer que todo fluya, entienden y respetan al artista. Las agrupaciones inexpertas, por el contrario, molestan más y todo el tiempo quieren cambiar el proceso.

En 2015, a Marcelo se le presentó una oportunidad grande: ilustrar para Slayer. La banda de Tom Araya y Kerry King, que volvía al ruedo sin Jeff Hanneman, iba a lanzar su primer disco en seis años, Repentless. “Slayer es mi banda favorita. Cuando empecé los primeros bocetos no sabía si era el único artista trabajando para el álbum —cuenta Vasco—, pero yo tenía que ser el elegido. Ese sería el trabajo de mi vida, un sueño hecho realidad. Trabajé como un hijo de puta día y noche durante semanas y más allá de mis esfuerzos. No dormí bien, parecía un zombi y anduve estresado. Luego, la gente de Nuclear Blast (el sello de Slayer) me dijo que Tom Araya me contactaría personalmente por email, quien sugirió un par de cambios y listo”. 

slayer_0.jpg

slayer1.jpg

Hablar directamente con los músicos no es algo que siempre ocurra. A pesar de que ha tenido la oportunidad de conocer en persona a los integrantes de Slayer, Borknagar, Keep of Kalesin y Dimmu Borgir, a los hermanos Cavalera, a Andreas Kisser de Sepultura, a Nergal de Behemoth y hasta a Samoth de Emperor, entre otros, varios de sus clientes aún le son desconocidos.

A Slayer le gustó tanto el resultado final que, además de la carátula, también le encargó a Vasco las portadas de su single ‘You against you’ y de la edición especial del cómic Repentless. Para este último, Nuclear Blast le dio una idea básica de un soldado zombi caminando por el corredor de una prisión abandonada y el artista adaptó todo según su estilo. El sello también le encomendó la creación de Blast Beast, la mascota que usaron para celebrar sus 30 años.

(Lea también Las “musas” de Slayer: desde un médico nazi desquiciado hasta un desenterrador de cadáveres)

slayer_comic_0.jpg

La reputación de este diseñador gráfico no para de crecer y actualmente es la cabeza del departamento de diseño de AISA (All Independent Service Alliant), una firma con oficinas en New York, Suiza y Noruega encargada de trabajar con sellos y bandas independientes de folk, rock y metal. En 16 años este carioca ya ha trabajado con bandas con las que antes solo soñaba. Sus trazos han aparecido en publicaciones como Heavy Metal Artwork, Vía Omega y Darkadya Book 2 junto a artistas como Mark Wilkinson (Iron Maiden, Judas Priest, Marillion), Mark Riddick (Hypocrisy, Morbid Angel, Avulsed), Chris Moyen (Incantation, Beherit) y Christophe Szpajdel (Emperor, Enthroned). Marcelo Vasco ahora tiene como objetivo dejar su marca en discos de Rush, Iron Maiden, Opeth, Amorphis, Steve Vai y, por qué no, Metallica.

switzerland.jpg

sello_cc-1.png

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS