Ud se encuentra aquí INICIO Noticias Un Respiro Para La Creatividad En Tiempos De Crisis
Fotos cortesía de Lupita Post

Un respiro para la creatividad en tiempos de crisis

¿Qué pasaría si diferentes talentos del sector creativo y cultural en Latinoamérica se unen para crear nuevas formas de ser, pensar y trabajar en medio de la crisis actual?

Nicolás Gómez Ospina // @ngospina14

La pregunta sobre el modo de ser, pensar y trabajar desde la cultura durante la crisis provocada por el Coronavirus, fue la que animó a organizaciones como Disruptivo.tv, Lupita Post, Trópico, Fábrica de Medios, SociaLabJiuman y Cartel Urbano, a crear un espacio para encontrar ideas y construir soluciones desde los diferentes sectores de la industria cultural. Así nació Respiro Creativo, una iniciativa que el pasado fin de semana logró que más de ocho mil creativos se encontraran en intensas jornadas reflexión y producción de estrategias para solucionar desde la cultura problemáticas sociales y del mismo ecosistema cultural.

El encuentro se dio a través de una hackathon, un evento que es mejor conocido en el mundo del software en los que programadores de diferentes orígenes se encierran en un cuarto para pensar soluciones a problemas específicos que muchas veces se descubren en el proceso. 

whatsapp_image_2020-04-29_at_13.45.57.jpeg

“Una hackathon (palabra compuesta por hack y marathon) es un evento orientado a personas que quieren desafiar el statu quo (mejor dicho, hackers) para que en un corto espacio de tiempo (de ahí lo de marathon) sean capaces de desarrollar un proyecto de manera colaborativa y encerrados en un mismo sitio”, decía Ignacio Vidal, CEO de Socialab Colombia en uno de los primeros lives que puso en marcha Respiro Creativo.

Casi que regidos por la lógica de que dos cabezas piensan mejor que una, este tipo de espacio apela a la construcción de una inteligencia colectiva en la que se saca lo mejor de cada uno para un bien común. Así se desarrolló Respiro Creativo, una hackathon que unió en un solo espacio ideas para sortear problemáticas que afectan a los distintos países de Latinoamérica. 

Al tiempo que tuvieron lugar encuentros desde las plataformas convocantes a propósito de los retos que propone el aislamiento y el futuro, creativos de toda Latinoamérica entre locutores, fotógrafos, redactores, publicistas, diseñadores y músicos se pusieron a la tarea de buscar soluciones innovadoras.

Del 24 al 27 de abril todo fue trabajo arduo y conocimiento para los que nos inscribimos. Desde el jueves en la noche con el ingreso a un grupo de WhatsApp (que han facilitado la comunicación en este aislamiento) fue un camino en tres pasos que, en nuestro caso, sirvieron para materializar una solución para la conservación de los parques naturales y la enseñanza de cultura ambiental. Identificar el problema, lanzar las ideas y materializar el proyecto fueron los tres momentos de este encuentro.

fotos1_2.png

El tema lo escogimos por la cercanía que dos de los integrantes tenían con parques naturales y el interés general del grupo por construir una cultura ambiental en los niños pequeños que actualmente se encuentran aprendiendo desde casa. Tuvimos ideas que iban desde un álbum tipo Jet en la web, un fanzine que fuera replicable por gente en toda América Latina, hasta una aplicación que te dejara sembrar desde tu casa. Lo clave era la portabilidad y accesibilidad, de ahí que decidiéramos apropiarnos de las herramientas digitales de Instagram y Tik Tok para nuestra propuesta final.

Para encontrar nuestra solución era necesario tener claros los ecosistemas que habitamos, nuestros trabajos, universidades y la gente que nos rodea. Estos detalles nos ayudaron a entender lo que puede faltar o estar fallando en esta contingencia. Encontramos que la difusión de información sobre los parques naturales y la enseñanza de cultura ambiental se daban sólo por mecanismos institucionales y era muy difícil que le llegase a los niños.

La solución que encontramos a ese problema fue la creación de una cuenta en Instagram y Tik Tok a través de la cual la información creada por guarda parques de toda Latinoamérica pudiese llegar de forma didáctica y divertida a niños y niñas entre seis y doce años. Se escogió hacerlo de manera virtual por las facilidades que tienen los niños de acceder a estas plataformas en el aislamiento y su interés por videos en los que se muestran retos o bailes. La idea es que el contenido se produzca dentro de los parques naturales para hacer más visibles y atractivos los paisajes para los jóvenes. Se trata de una comunidad de guarda parques influencers que a través de tips son capaces de expandir la cultura ambiental en las casas de estos niños.

whatsapp_image_2020-04-29_at_13.45.57_1.jpeg

En cada uno de los grupos había una gran diversidad de habilidades; algunos en mi grupo tomaban fotos, creaban contenido para marcas o eran diseñadores, conocimientos que fueron muy útiles a la hora de buscar la solución a nuestro problema. Por ejemplo, Orley, trabaja como guarda parques en el Parque Nacional de Llanganates en Ecuador y es un excelente fotógrafo. José, por su parte, es community manager y tiene habilidad para crear realidades virtuales y conocimientos de programación. Karen, es estudiante de publicidad que dibuja en sus tiempos libres y que desde Cúcuta lideró este equipo de seis personas para llegar a la solución.

Con una lluvia de ideas para encontrar una gema entre los cientos de pensamientos que surgían, logramos sumar todas las experiencias de los integrantes para terminar con los problemas que íbamos encontrando en cada ecosistema. Al final el ejercicio colaborativo nos llevó a pensar las cosas desde otro ángulo y a encontrar soluciones en equipo.

Plataformas de creación colaborativas, economías alternativas, aplicaciones, juegos web y hasta nuevos medios de comunicación fueron algunas de las soluciones planteadas por los más de 500 grupos que llegaron hasta el final de esta hackathon y que usted puede ver aquí.

fotos2_1.png

La pandemia actual ha puesto contra la pared a la industria cultural latinoamericana que ha visto amenazados sus ingresos y lugares de encuentro. Con un pronóstico de 18 meses sin espacios para la cultura en Colombia, el completo misterio con el que se maneja en Ecuador todo bajo la mesa, la cantidad de contenidos en vivo en las redes sociales o la irresponsabilidad de un presidente que desconoce todas las medidas sanitarias como en Brasil, es clave pensar nuevas formas para transmitir cultura de manera inteligente, así como pensar  su  lugar en medio de la pandemia. 

Este tipo de iniciativas pueden ser uno de los caminos a seguir para innovar en ese sentido. La cultura latinoamericana necesita una mano de todos los creativos para hacer frente a la contingencia. Quizás en estos tiempos en los que el futuro de las industrias creativas se ve incierto, la colaboración y el compartir de saberes puede ser la estrategia más fuerte para salir adelante.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

16 / Diciembre / 2020
18 / Diciembre / 2020