Ud se encuentra aquí INICIO Noticias Proyecto De Ley Para Regular Grafitti

Conozca el proyecto de ley que busca incentivar y desestigmatizar la práctica del grafiti y el muralismo

mural puente aranda

Foto de Andrés Quintero / @Bogotart

COMPARTIR ARTICULO EN:

Con la intención de proteger a los artistas urbanos en las diferentes ciudades del país, los padres de Tripido (el grafitero asesinado en agosto de 2011) se pusieron al frente de una iniciativa, en la que cualquier interesado puede participar, que será impulsada por el congresista del Polo Democrático Víctor Correa y que cuenta con el acompañamiento del movimiento nacional de grafiti. 

Diana Carolina Martínez

El 19 de agosto de 2011 se escribió uno de los capítulos más siniestros de la Policía Nacional: Diego Felipe Becerra “Tripido”, con tan solo 16 años, fue asesinado por el patrullero Wilmer Alarcón, quien le disparó por una razón absurda: estar pintando un grafiti. Y es que para nadie es un secreto que en Colombia los grafiteros y artistas urbanos son, en muchos casos, blanco de violencia, represión y estigmatización por parte de las diferentes autoridades. Para Gustavo Trejos y Liliana Lizarazo, padres de Tripido, esto no puede seguir sucediendo.

“Todo este tiempo hemos trabajado por proteger a los jóvenes que se dedican a esta práctica —asegura el papá de Diego Felipe—, pero uno de los problemas más grandes es que en otras ciudades no hay cómo ayudarlos, así que la idea es buscar un marco legal y normativo para trabajar con los muchachos en todo el país”. 

4_4_0.jpg

Es así como nace un proyecto de ley que busca reglamentar la práctica artística y responsable del grafiti y el muralismo en Colombia. La iniciativa recibe el nombre de Ley Nacional del Grafiti y el Muralismo Diego Felipe Becerra y se empezó a gestar desde el 27 de julio del presente año, una tarde en la que Lina Marcela Castillo, integrante del colectivo Tripido, visitó la oficina del representante a la Cámara por el Polo Democrático Víctor Correa, motivada por la ilusión de conservar y prolongar el legado que Tripido dejó. 

El representante del Polo no dudó ni un segundo en aceptar ser parte de este proyecto. Como él mismo afirma, existe un compromiso desde su curul con propuestas legislativas que respondan a las necesidades de la cotidianidad de los jóvenes del país, dentro de las cuales los artistas urbanos tienen un lugar determinante, ya que han sido históricamente discriminados y criminalizados por su práctica. El desarrollo de esta iniciativa ha estado acompañada desde el equipo de trabajo del representante y desde el movimiento nacional de grafiti, con el apoyo de varios colectivos y personas de la escena. 

Algo muy interesante de este proyecto de ley es que cuaquiera puede hacer parte de su construcción. Después de su radicación —que se espera lograr a finales de septiembre como iniciativa parlamentaria desde la oficina de Víctor Correa—, se llevará a cabo una etapa de socialización a nivel nacional que tiene como objetivo, además de recoger aportes, el involucramiento del movimiento nacional de grafiti en la defensa e impulso del proyecto, convirtiéndolo en una creación colectiva.

img_8116_0.jpg

Foto de Ricardo León Jatem 

 

Ese proceso, como lo afirma Lina, se dará por medio de un trabajo en red consolidado en todo el territorio nacional y con el respaldo de los artistas, quienes serán los replicadores de esta iniciativa. Así mismo, en la exposición de Vida y Obra de Diego Felipe, que estará rodando por varias ciudades del país, se dedicará una parte a tratar el proyecto de ley.

El proyecto de ley también está abierto para que las personas interesadas realicen sus comentarios a través de un formulario de Google, dónde además se puede consultar la iniciativa en su totalidad. Es importante que los grafiteros entiendan que esta ley estará regulada bajo el Código Nacional de Policía, lo que llevará a la consideración, existencia y respeto de deberes frente a los beneficios que podrían recibir.

indigen.jpg

Foto de Andrés López

 

Dentro de estos beneficios están el ejercicio pleno de los derechos fundamentales enmarcados en la creación artística y cultural urbana de los grafiteros, muralistas, artistas plásticos, entre otros; la creación del “Día Nacional de la práctica responsable del grafiti, homenaje a Diego Felipe Becerra Lizarazo”, con el objetivo de prevenir y revertir la estigmatización y criminalización de esta práctica y la consagración del 19 de agosto como el Día Nacional del Grafiti junto con la organización del Festival Nacional del Grafiti, entre otros. Por otro lado, se generará un registro de autores de grafiti y murales por parte de las secretarías de cultura de los municipios y distritos o las entidades que hagan sus veces en el nivel más próximo a los territorios, con el fin de organizar la elaboración de las piezas. 

Lo que pretende esta iniciativa, como lo afirma el representante Víctor Correa, no es atentar contra la esencia de esta práctica. Por el contrario, es incentivar su realización, reconocerla como una actividad legal y artística, prevenir y revertir su criminalización y promover una cualificación de los artistas y las obras mediante la generación de espacios de concertación con la institucionalidad a la hora de construir política pública sobre el tema.  

Fe de erratas: En una versión anterior de este contenido se publicaron fotografías de María Franco sin dar los créditos correspondientes, por lo cual pedimos excusas. El material de María pueden seguirlo en su Instagram.

Comentar con facebook