Ud se encuentra aquí INICIO Arte La Diversa Obra De Osley Que Habla De Union Amor Y Desamor

La diversa obra de OsLey que habla de unión, amor y desamor

os ley en colombia

Fotos cortesía de OsLey

COMPARTIR ARTICULO EN:

Este grafitero y a ratos MC, se la ha jugado por usar sus pintadas como una herramienta de tolerancia y enseñanza en barrios populares de México. Ahora, desde la capital mexicana, llega a Bogotá para presentar su más reciente exposición, ‘Ven Tantito’, en la que explora historias del azar producto de las relaciones amorosas y a la que invita APC, el crew del que forma parte.

Andrés J. López / @vicclon

El barrio Romero Rubio, en la Ciudad de México, como varios en la capital mexicana, ha venido haciéndole frente a problemas de inseguridad como el trapicheo de drogas y el pandillismo juvenil. En ese ambiente creció Osvaldo García, “OsLey”, un artista urbano que pensó en el grafiti como mecanismo de amistad y tolerancia para cambiarle la cara a su barrio, rechazando así la habitual asociación que se hace entre esta práctica artística y la drogadicción o la delincuencia. Por eso, desde hace cinco años empezó a trabajar fuertemente en Romero Rubio y los niños y adolescentes se acercaron con curiosidad a ver sus pintadas. A diferencia de otros artistas callejeros, que a sus ojos entre más trayectoria  y conocimiento tienen más se alejan, OsLey decidió enseñarles técnicas o darles pinturas para que le ayudaran o hicieran su propio trabajo.

Como esos niños, OsLey empezó a darle al dibujo durante su infancia, pero el acercamiento al arte urbano se dio después de su paso por la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estudió Artes Plásticas. Cansado del ambiente artístico de la academia, salió a las calles para hacer murales y bombings , y ahora, a sus 31 años, continúa saltando de un campo a otro, pues no es de los se quiera casar con un estilo sino simplemente pintar.

malinalco_mural.jpg

70.jpg

Fotos cortesía de OsLey.

 

 

Hace casi una década trabaja con APC, el crew surgido en Bogotá y que reúne a más de 50 artistas con presencia en Colombia, México y otros países de Latinoamérica y Europa (si quiere conocer más de este y otros legendarios colectivos de grafiti no deje de leer El ‘crew’ como sistema de hermandad y cooperación de arte urbano). Junto a APC, OsLey ha hecho murales en conjunto y ha explotado su amor por los animales, principalmente los perros. Entre los murales hechos con el crew está uno junto a Diego Loza en Pachuca y otro de cuatro pisos en Puebla, en colaboración con Mecamutanterio. Otros elementos recurrentes en su obra son los brazos y los corazones. “Desde que empecé no me enfoqué en cuál sería mi línea sino que buscaba elementos gestuales; el cuerpo humano es bueno para decir cosas a través de sus distintas posiciones —comenta este artista—. Los corazones no tengo idea de por qué los hago, pues todo el tiempo los dibujo de una manera instintiva e inconsciente”. Estos trabajos los hace en su mayoría sin el uso del blanco o el negro, porque le parecen colores extremos. Después de hacer un taller de pintura abstracta, aprendió más sobre tonos, gamas y el enorme uso que le podría dar al color. La combinación blanco y negro la deja solo para pintadas particulares, como sus salidas a hacer bombings o tags.

villaverde-1.jpg

muro-1.jpg

​Fotos cortesía de OsLey

 

 

loza.jpg

Imagen tomada de la página de APC. 

 

 

Desde su llegada a Colombia, ha subido varias fotos a Instagram de los bombings hechos acá. También hay algunas imágenes de su visita a Cuba el año pasado durante el Movimiento de Expresiones Latinoamericanas de Hip Hop (Melah), el proyecto organizado por la Fundación Cartel Urbano. El mexicano fue seleccionado pero casi no asiste, ya que tenía que preparar las obras para una exposición. Sin embargo fue. “Quise ir pero no en plan turístico sino de aprendizaje. Allá hicimos cuatro pintadas, algunas con los niños de la isla, y aprendí mucho de los artistas que asistieron pero también de la gente de la comunidad. Pude ver su realidad y eso estuvo mejor que visitar lugares”, señala. Unos trabajos los hizo con tinta de impresora, gasolina y rodillo, pero además de pintar se conectó con algunos de los invitados para rapear y conocer más de producción musical.

cuba.jpg

Imágenes tomadas del Instagram de OsLey.

 

 

Aparte de pintura, OsLey también hace instalaciones acompañadas de frases. Algunas que llaman la atención son las piezas de madera con clavos en las que se lee “Fakir”; una rueda con cadenas y una señal que dice “Clavado a ti”; y “Matar / morir”, hecho a modo de lettering en un tronco partido en dos. Fuera de eso también tatúa diseños a un solo color. “¿Para qué quedarse con algo? El lenguaje de diferentes objetos funciona. Quiero decir algo contundente y eso no siempre se puede hacer con el mismo medio —explica—. No encasillarme en un estilo me funciona porque no me ato y me siento libre para experimentar”. Esto no quiere decir que tenga algo en contra de los que sí se quedan con una sola cosa, pues sabes que “si haces algo y das vueltas en lo mismo va a salir algo tuyo y puro. Pero visualmente no me llena solo pintar, dibujar o hacer bombing. Trato de disfrutarlo todo”.

pamela_enriquez23022018-img_5427.jpg

​Foto de Pamela Enriquez.

 

 

La materia para su obra, fructífera, diversa y sobre todo numerosa, la toma de sus experiencia en Romero Rubio, su círculo de grafiteros y los niños y adolescentes con los que comparte. Junto a ellos, o bien solo, ha hecho murales con la palabra “Salsa”. A diferencia de la mayoría de grafiteros, él no se identificó con el hip hop desde el inicio sino con la salsa, la música tropical y la cumbia. En su propia estética se reflejaba y mientras sus amigos vestían ropa ancha y con motivos de bandas de rap, él empezó a pintar esta palabra en sudaderas. La razón de hacer este trabajo también tiene otro sentido, pues para él el derecho de tomarse una pared no es simplemente para los miembros de determinados círculos o movidas, sino que cualquiera puede hacerlo. Curiosamente, cuando siente que no lo puede decir todo con un medio pictórico, recurre al rap para expresarlo, dándole fuego a su faceta como MC.

img_4131.jpg

​Imagen cortesía de OsLey.

 

 

Una de sus primeras exposiciones fue ‘Retiro espiritual’, en la cual hizo un total de 110 dibujos a mano. En agosto del año pasado inauguró en la Ciudad de México ‘Bambuísmo’, junto a Diego Loza, y ya para marzo de este año presentó ‘Bendita seas: #RomeroRubioFinest’, unas 60 obras nuevas dedicadas a la idiosincrasia de su barrio. “Es una recopilación de vivencias y anécdotas traducidas en obra. Le puse así por el Ave María y la exposición es un pretexto de crear lazos  pero sin necesidad de hacer un retrato vago sino más profundo, alejado del folclor”, dice OsLey.

pamela_enriquez23022018-img_5349.jpg

pamela_enriquez.jpg

​Piezas de 'Bendita seas'. Fotos de Pamela Enriquez.

 

 

Esta sed creativa se ve reflejada en la exposición ‘Ven tantito’, la primera organizada fuera de México y en la cual habrá unas 20 piezas, todas hechas en Colombia. “Lo único que traje fueron los bocetos y la verdad me hubiera gustado haber hecho más pero por tiempo no alcancé —cuenta—. La muestra tendrá piezas que hablen sobre amor y desamor, que narren una historia al azar”. También dice que esta será la muestra en la que más corazones tendrá, lo cual le parece bien porque “vivo para producir aunque no viva de la obra. Estoy directamente entregado a crear en diferentes disciplinas y apostarle a mi propuesta”.

No le pierda el rastro a las pintadas que este artista mexicano comparte en su Instagram.

sello_cc.png


El próximo 14 de abril, en Casa Volketa, OsLey inaugurará su primera exposición con piezas hechas totalmente en Colombia. Para más información de este evento échele un ojo a nuestra Agenda Cultural.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados