Ud se encuentra aquí INICIO 420 Copa El Copo Marihuana Medellin

Unos plones en la Copa el Copo, la primera feria paisa de la marihuana

Copa el Copo Medellin cuatro
COMPARTIR ARTICULO EN:

En esta competencia, la primera del tipo cannábica que ha tenido el país, no solo se reconocieron a los mejores cultivadores, también se pusieron a la venta condones, zapatos, y muchos productos a base de cannabis. Pero no todo fue pegarlo: hubo tiempo para escuchar a expertos de la mata como Stephen Clarke y la Reina del Hash.

Juan Santacruz

El sábado pasado (16 de abril) me fui para la Copa El Copo, la primera competencia cannábica que se hizo en Colombia: una feria del cannabis para premiar al mejor cultivador de esta mata. Así fue como llegué…

copo_medallo_js_cu_12.jpg

Un recorrido de poco más de una hora desde Medellín hasta Rionegro, la sede de la feria. Un CAI y el Ejército me dieron la bienvenida. Todo okey.

copo_medallo_js_cu_03.jpg

Más adelante pasé por Llanogrande (Antioquia), en donde tiene su ranchito el doctor Álvaro Uribe… si supiera a dónde iba. Sobre el kilómetro 11 llegué a la Vereda la Amalita, un camino rural que me acercaba a la tan anhelada copa. “Vinimos a aprender no a prender”, decía de manera acertada el letrero de la entrada

copo_medallo_js_cu_04.jpg

Ya adentro, vi lo esperado: cientos de curiosos del cannabis, más de 40 stands, todos dedicados a meterme por los ojos productos y servicios de la diosa ganja.

copo_medallo_js_cu_09.jpg

Y me lancé al primer recorrido… el primer alto en el camino lo hice en una de las carpas, llena de marihuaneros parándole bolas a la charla de Stephen Clarke, un Ingeniero de Sistemas Renovables, un loco que usaba el cáñamo para la construcción y otros usos industriales. Mis respetos para el tipo.

Después habló Mila Jansen, la Reina del Hash, fundadora de Pollinator Company Ámsterdam, experta en Bubble Hash, una extracción sin solventes: la marihuana más natural posible.    

copo_medallo_js_cu_14.jpg

Pasaba la tarde y los porros no se hacían esperar: de todas las formas, olores, colores y sabores. Todos preparados para pasar buenos momentos, entre ellos, como no, una ojeada a la edición impresa de la casa.

copo_medallo_js_cu_18.jpg

Cayó la tarde y los stands empezaban a desocuparse. A mí, que ya se me había olvidado el lema de bienvenida, me entró la preocupación de consultar los mejores productos.

copo_medallo_js_cu_20.jpg

Encontré desde zapatos hasta condones hechos con cannabis. También vi cremas, aceites, cueros, pipas, vaporizadores, semillas, libros, camisetas, calcas. Estaba todo.

copo_medallo_js_cu_26.jpg

Con el atardecer también llegó el momento de probar las salsas y las bebidas a base de marihuana, y ¡oh sorpresa!... la comida ya se había acabado, también la pola. No es difícil imaginar por qué…

copo_medallo_js_cu_10.jpg

Por fin encontré al Copo, la mascota de la feria. Me recibió con un porro y un saludo para nuestros lectores desde la Vereda la Amalita. Me prometió una nueva edición para vernos y pegarlo otra vez.

copo_medallo_js_cu_16.jpg

Ahí estaba la Copa, el preciado trofeo que se llevarían los mejores cultivadores.

copo_medallo_js_cu_15.jpg

En la noche no quedó de otra si no pegarlo. Kiño, el maestro de ceremonias, anunció el momento del rap, de arrancar con toda la fiesta.

copo_medallo_js_cu_11.jpg

Yo esperaba a Gordo Sarkasmus. Me lo habían recomendado y entre ese desorden, de milagro, los vi pasar. También recuerdo a Radio Mc y a otro grupo que no se me viene a la cabeza ahora. Fabuloso: doble porción de pura música callejera.

copo_medallo_js_cu_25.jpg

Ya en la noche los jurados dieron su impresión del evento y contaron las razones para que una cultura use el cannabis como producto industrial, recreativo y medicinal. Anunciaron los ganadores y se retiraron, para dejar que el evento terminara con rap.

copo_medallo_js_cu_22.jpg

Pero antes de salir…

copo_medallo_js_cu_01.jpg

… el copo llenó la copa.

 

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados