Ud se encuentra aquí INICIO Noticias Universidad Sabiduria Ancestral Bogota

Una alternativa a la educación tradicional que vela por el respeto a la naturaleza en Cundinamarca

A 40 kilómetros de Bogotá, en el municipio de Granada, la Universidad de Sabiduría Ancestral abrió una sede que ofrece cursos para los interesados en agroecología, cocina ancestral o geometría sagrada.

Fotos cortesía de la Universidad de Sabiduría Ancestral

COMPARTIR ARTICULO EN:

A 40 kilómetros de Bogotá, en el municipio de Granada, la Universidad de Sabiduría Ancestral abrió una sede que ofrece cursos para los interesados en agroecología, cocina ancestral o geometría sagrada. Sus postulados, contrapuestos al espíritu mercantil que ven en las principales universidades del país, se oponen a la búsqueda del éxito material, la competencia feroz y la producción extractiva.

Diana Carolina Martínez

Hace seis años, en la Sierra Nevada de Santa Marta, las autoridades indígenas del territorio, activistas y representantes de diferentes culturas ancestrales del mundo se reunieron para discutir una protección urgente a los saberes de los pueblos originarios. Todo quedó firmado en el Pacto Ikwashendwna, un documento que protege a la Madre Tierra de las influencias coloniales, y en el que se contempló la necesidad de establecer un modelo educativo opuesto al tradicional, apuntándole al crecimiento del alma como componente principal. 

Así nació la llamada Universidad de Sabiduría Ancestral (UDSA), fundada por Swami B.A. Paramadvaiti, un escritor y maestro alemán, también practicante del krisnaísmo e impulsador de proyectos a nivel mundial como la Revolución de la Cuchara. “La UDSA no surge por una idea sino por una necesidad de lo que está sucediendo en este momento en la tierra y la situación tan grave que estamos viviendo. Hay que tomar medidas, debe haber una concientización de lo que está pasando”, cuenta Aradhya, uno de los embajadores de la UDSA.

dsc_0041.jpg

 Aradhya, uno de los embajadores de la UDSA. Foto por Daniel Sierra.

 

A pesar de sus seis años de existencia, la presencia de la UDSA se ha extendido a Perú, Chile, Bolivia, Ecuador, India y Alemania. En Colombia, tercer país más amenazado por el cambio climático según la WWF, acaban de inaugurar una nueva sede en la Ecoaldea Varsana en Granada, Cundinamarca. A solo 40 kilómetros de la capital, la Sede Bakatá se suma a las ya existentes en el distrito de Minca, en Santa Marta, en el Parque Tayrona y en Armenia, entre otras.

Esta nueva sede fue en diciembre del año pasado durante la celebración del Encuentro Intinerante de Sabiduría Ancestral que, a través de cursos y talleres de permacultura, danza y cantos ancestrales, propuso un modelo de educación holística. La ecoaldea Varsana fue creada en 1980 y está ubicada en la provincia de Sumapaz, el páramo más grande del mundo, lo que la convierte en un santuario natural que sirvió de lugar de encuentro y pagamento para los muiscas, y que además fue sede, en 2014, de la firma de la declaración de las Naciones Unidas del Espíritu.

"Este sitio se escogió como sede porque tiene un trabajo espiritual de más de 35 años. El terreno está conformado por cuevas propicias para la realización de nuestras actividades y sobre todo para la meditación y la conexión con la naturaleza, además para las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, las cuevas son lugares sagrados”, afirma Aradhya.

sede_granada_udsa_bakata.jpg

Para los que conforman la UDSA, la enseñanza que reciben los jóvenes en los centros educativos de formación superior tradicionales es equivocada, pues está gobernada por un espíritu mercantil que se centra en la extracción de recursos, la búsqueda del éxito material, la competencia feroz y la producción. “Es una educación definida para el aspecto mercantil: la idea es vender y se vende lo que sea, hasta la Madre Tierra que es la que nos da todo. Cuando la propuesta de la educación está basada en la producción significa que está basada en la destrucción. El progreso tiene que ser espiritual porque el progreso material es limitado” , afirma Prabhu Askalita, líder espiritual de la comunidad Vaisnava y miembro de la UDSA. 

dsc_0030_0.jpg

Prabhu Askalita, líder espiritual de la comunidad Vaisnava y miembro de la UDSA. Foto por Daniela Sierra. 

 

Apostándole al respeto por la naturaleza, al reconocimiento de lo divino y a la visión teocéntrica por encima de la antropocéntrica, la UDSA ofrece cursos presenciales y virtuales que agrupan cuatro facultades: Facultad Arte Sagrado, que se centra en la enseñanza de las técnicas ancestrales necesarias para la expresión del alma como el lenguaje verbal y corporal; Facultad Madre Tierra, que reúne el conocimiento ancestral necesario para reconocer a la naturaleza como madre y entender la estrecha relación de intercambio y dependencia que tiene el ser humano con la tierra; Facultad Pueblos Originarios, que concentra el conocimiento acerca de la relación entre los pueblos y las personas, encaminado a un intercambio armónico, y por último, encontramos la Facultad de Sanación Ancestral, la cual recoge el conocimiento colectivo para la construcción del propio, que busca la sanación de las relaciones en todos los campos.

lolol_2.jpg

NaturaGente, el primer curso presencial que se lanzó al público 2014,  ha sido transmitido a más de 300 estudiantes colombianos y extranjeros. El objetivo de este curso es establecer un compromiso claro y coherente con la vida, a través de un proceso de autoformación o autoentendimiento, en el cual, cada quién aprenda con la naturaleza. Los estudiantes además pueden escoger entre clases de agroecología, cocina ancestral, construcción de domo geodésico con énfasis en geometría sagrada y gobierno divino, entre otros.

Los cursos y talleres que se están ofertando este año en la sede Bakatá son Minga “abriendo caminos”, Sagrado Femenino: danza del útero, NaturaGente, cocina ancestral andina, minga en la huerta y agroecología.

dsc_0034.jpg

Atulananda Swami, uno de los fundadores de la UDSA. Foto pot Daniel Sierra. 

 

Con estas propuestas educativas, la UDSA no pretender ser reconocida como una institución de educación superior, ni hacer parte de la maquinaria educativa a la que se contrapone. Todo lo contrario, como lo dice Atulananda Swami, uno de los fundadores de la Universidad de Sabiduría Ancestral: “El mundo está dirigido por puros egresados de las mejores universidades y mira cómo está; incluso hasta podríamos decir que la universidades tradicionales no están dando ninguna formación, por eso nuestros maestros decían: las universidades son mataderos del alma y debería ser lo contrario". 

Comentar con facebook

Eventos Recomendados