Ud se encuentra aquí INICIO Musica Una Charla Con Animal La Banda Que Lleva La Batuta De Hacer Metal En Espanol

Una charla con A.N.I.M.A.L, la banda que lleva la batuta de hacer metal en español

Han pasado casi 30 años desde que Andrés Giménez le dio forma a una de la agrupaciones que más ha expandido el heavy latinoamericano por el mundo. Hoy, celebrando los 20 años de uno de sus discos cumbre, Poder Latino, sigue al frente de la aventura, junto a Cristian “Titi” Lapolla y Marcelo Castro. Hablamos con ellos durante su paso por Bogotá, donde se presentaron en el reciente EQ Rock Fest, y se mojaron frente a temáticas que abordan en sus letras: el exterminio de indígenas y el racismo que sufren los latinos.

Andrés J. López / @vicclon

A comienzos de los noventa, muchas bandas de metal admiraban (e imitaban) a Sepultura. Y no era para menos pues la banda brasileña se había consolidado en el resto del mundo gracias a la solidez de Beneath the Remains o Arise. La agrupación, que por ese entonces la integraban los hermanos Max e Igor Cavalera, Paulo Jr. y Andreas Kisser, se convirtió en un ícono aunque sus temas fueran en inglés. Mientras tanto en esa época, en Argentina, el cantante y guitarrista Andrés Giménez, el bajista Roberto “Polaco” Zelasek y el baterista Claudio Cardacci formaron la banda Animal, en 1991. Con la salida del “Polaco” cambiaron su nombre a A.N.I.M.A.L (Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar) y le apostaron a hacer metal en español, abordando temáticas que se referían a la política latinoamericana y la reivindicación de los pueblos indígenas. Desde su disco debut homónimo de 1993, con Marcelo Corvalán en el bajo y Aníbal Aló en la batería, los argentinos consolidaron una base sólida de fanáticos que se expandió de Latinoamérica a todo el globo gracias a canciones que no paraban de retumbar: ‘Solo por ser indios’, ‘Poder latino’, ‘Revolución’ y ‘Gritemos para no olvidar’, entre otras.

 

Luego de 15 años desde su fundación, con siete discos publicados, varios cambios en su alineación, decidieron separarse en 2006. Su líder y compositor principal, Andrés Giménez, se dedicó a otros proyectos como D-Mente y De La Tierra, este último formado en 2012 junto a otras figuras del continente como Alex González (baterista de Maná), Flavio Cianciarullo (bajista de Los Fabulosos Cadillacs) y Andreas Kisser (guitarrista de Sepultura). Con DLT todavía sigue, sin embargo en 2015 Andrés decidió revivir a A.N.I.M.A.L, uniéndose de nuevo con el bajista Cristian “Titi” Lapolla y el baterista Marcelo Castro, la alineación que grabó Animal 6 (2001).

Desde la reunión, A.N.I.M.A.L ha publicado únicamente el concierto Vivo en Red House (2016) que incluyó cuatro temas nuevos. Sin embargo, ya están escribiendo lo que será su noveno trabajo de estudio y que, según nos comentó Andrés, podría llamarse 9 y tener un concepto relacionado a este número. En cuanto a giras, el trío no ha parado y a Colombia regresaron para Rock al Parque 2015, el Tortazo Rockaxis 2017 y, más recientemente, para la primera edición del EQ Rock Fest, donde actuaron junto a Koyi K Utho, Frente de Ira y Cadáveres Podridos. Ahora también tienen serios planes de organizar una gira latinoamericana junto a Sepultura, De La Tierra y Puya o por lo menos, y lo ven más probable, junto a la agrupación de Brasil. Hablamos con Andrés, “Titi” y Marcelo durante su última visita a nuestro país.

_dsc0471.jpg

Desde el inicio ustedes cantaron contra el maltrato hacia los indígenas y la aniquilación de su cultura, ¿cómo han visto dicha aniquilación en Argentina?

Andrés: Argentina realmente vivió una masacre indígena, no una conquista. El 95% de la población fue asesinada y allá no hay un arraigo ancestral, cosa que sí encontramos en otros países como México, Perú y Colombia.

Titi: En Argentina no hay nada, ni siquiera una pirámide que recuerde algo. Devastaron todo.

Andrés: Y, lamentablemente, nuestra lucha ha seguido siendo la misma desde el primer día. Y lo será hasta cuando dejemos de tocar porque creemos que la concientización hace a la verdad, a que se sepa lo que pasó y sucede. Es importante no olvidar de dónde venimos, de que más allá de ser hijos de colonizadores nuestra consciencia es rescatar esa raíz pura de cada país para que no mueran porque es algo hermosísimo que te llena de energía cuando la vas descubriendo y entendiendo.

 

Andrés, usted dijo que en toda Latinoamérica ve racismo. ¿Por qué cree que se presenta siendo una región tan rica culturalmente?

Andrés: Por que es la realidad. Una anécdota: cuando tuvimos la oportunidad de grabar un disco en Estados Unidos, El nuevo camino del hombre (1996), me acuerdo de que los latinos que iban a trabajar indocumentados tenían vergüenza de hablar en español. Y me daba mucha tristeza porque me daba cuenta, al verlos por el tipo de tez, de que eran latinos. Les hablaba en español cuando iba a un local a pedir una hamburguesa y me respondían “no te entiendo”. Cómo no me vas a entender si te llamas Juan y aparte eres moreno y sé que eres latino. Al rato les decía que se calmaran, que no era europeo sino latino como ellos. Ahí me hablaban y me explicaban que cuando crecían en Estados Unidos, en las escuelas o en los trabajos los marginaban por sus raíces. Vi que tanto la población negra como la blanca eran muy racistas contra el latino y en ese momento sentí mucho dolor y me tatué “Poder latino”, que fue uno de mis primeros tatuajes y el título del siguiente álbum, del cual estamos celebrando los 20 años. Me refería más al racismo en Estados Unidos en vez del racismo en Latinoamérica; no creo que entre los mismos latinos haya mucho pero sí en el resto del mundo.

 

A.N.I.M.A.L se define como “metal latino”. ¿Ven muchas bandas que adopten esta etiqueta o por el contrario quieren sonar lo más europeas o gringas que puedan?

Andrés: No, creo que si llegamos a algún lugar es por haber defendido nuestra cultura y no haber traicionado nuestro lenguaje y nuestra forma de vivir y sentir. A nosotros nos han definido como nu-metal pero la verdad es que cuando empezamos no existían bandas como Deftones o Korn.

Titi: Al nu-metal entran muchos estilos de bandas. A.N.I.M.A.L fue algo nuevo y diferente desde el inicio.

Andrés: Pero no entendíamos por qué nos catalogaban nu-metal, porque éramos una banda de metal latino y siempre pregonamos eso.

Marcelo: Igual está en cada quien. Aparte hay otra cosa con el tema del idioma: hay gente que se identifica cantando en inglés y otros en español. Lo que marcó a A.N.I.M.A.L a nivel mundial fue salir con la bandera de cantar en castellano. A partir de los noventa, que una banda saliera con un sonido nuevo y en su idioma natal, hizo que hasta hoy muchas bandas se animaran a componer en español.

 

¿Les parece que más bandas latinas deberían cantar en español?

Marcelo: Está bueno que cada uno cante en su idioma. No tiene que haber escrúpulos de que por no cantar o hablar en inglés la gente lo vaya a tomar mal.

Titi: Lo que pasa es que componer letras para que queden en canciones en castellano es mucho más difícil que en inglés.

Marcelo: Porque la música en inglés ya está inventada con cierto sonido como de que cualquier cosa que le pongas quedará bien. Pero es un lindo desafío y han salido muchas bandas con esa onda, como en otros estilos pasó con Soda Stereo o Rata Blanca. A.N.I.M.A.L es uno de los estandartes de eso.

 

A lo largo de su carrera han tocado con muchos músicos reconocidos internacionalmente. ¿De todas las colaboraciones alguna es recordada por lo difícil que fue trabajar con cierta persona?

Andrés: No. Toda la gente que ha trabajado a lo largo de la trayectoria de A.N.I.M.A.L ha sido maravillosa porque toda ha estado con un lenguaje de amistad, de unión y no de contratación. La única persona que vino a un disco como músico de sesión para tocar la batería fue Jimmy DeGrasso en Poder Latino (1998). Al segundo día de grabación terminó enamorándose de A.N.I.M.A.L y regalándonos su performance. Él había acabado de tocar con Alice Cooper y no tomaba la dimensión de lo que era vivir en Argentina a vivir en Estados Unidos y nos dijo: “Me encantaría ser el baterista de A.N.I.M.A.L porque me gusta la banda”. Basado en eso, todos los que nos colaboraron: Lemmy (Motörhead), Christian Olde Wolbers (Fear Factory), Robert Trujillo (Metallica), Pil Trafa (Los Violadores), Pinche Peach (Brujería), Andreas Kisser, Billy Graziadei (Biohazard) y Cristian Machado (Ill Niño), todos son amigos, como seguro seguiremos teniendo amigos en otros discos de A.N.I.M.A.L.

Titi: Por eso invitamos mucha gente, porque tenemos muchos amigos.

Marcelo: Lo que pasa es que la música une y eso está muy bueno.

Andrés: Nos pasa algo muy loco. Nos da un poco de vergüenza pero está bueno que lo sepan. Cada vez que tocamos en un festival masivo, grande y hay muchas bandas anglo, como nos pasó [con De La Tierra] en el Coordenadas (2014) o en el Hell & Heaven (2016), nos damos cuenta de que nos encontramos con exponentes muy importantes que son fans de A.N.I.M.A.L y no lo podemos creer. Es muy fuerte. Me pasó hace una semana con Mike Patton (Faith No More) y terminamos hablando en castellano.

Marcelo: Nos ha pasado con Dino Cazares, de Fear Factory.

Andrés: Con gente que no nos imaginábamos. Entonces no nos paran de impresionar esas cosas y nos gusta compartir eso. Las bandas cuando se enteran que hemos trabajado con otros músicos nos preguntan por qué no los invitamos; ellos también quieren participar. Por eso siempre tenemos muchos invitados en cada disco y es natural, sin forzar nada para decir que somos amigos de toda la élite. Todo termina en una unión de amistad.

 

Sobre lo ocurrido con Jimmy DeGrasso, ¿qué le dijeron cuando se ofreció para tocar con ustedes?

Andrés: Le dijimos que no teníamos el dinero para pagarle [risas]. En realidad él nos dijo “no tienen baterista y yo quiero ser el baterista de A.N.I.M.A.L”. Le respondimos: “Sería increíble que lo fueras pero vivimos muy lejos, en Argentina, y no en Estados Unidos y vos tendrías que irte a vivir allá y empezar una vida nueva”. Él dijo que no le veía problema, pues cada vez que tocaba con alguna banda lo hacía. Pero una cosa es tomar un avión de dos horas y otra es uno de catorce. No tomaba la dimensión pero aún así nos dijo que contáramos con él si algún día lo necesitábamos. Fue maravilloso. De ahí se fue a Megadeth y cuando tocaron en Argentina la primera vez con él (1998) tuvimos contacto y compartimos juntos.

 

Hablemos sobre los homenajes a Pablo Neruda y Jorge Luis Borges, ¿cómo terminaron participando en ellos?

Andrés: La verdad fue otro enriquecimiento dentro de nuestra carrera porque nosotros tratamos de nutrirnos de lo que es el arte en general. El arte es muy amplio, la poesía es maravillosa y que te llamen para estar en un homenaje a Jorge Luis Borges y Pablo Neruda para nosotros fue algo nuevo y maravilloso pero tampoco lejano. En nuestra humilde poesía tratamos de dejar algo claro y clave. Fue una enseñanza más, una experiencia única. Con lo de Jorge Luis Borges, A.N.I.M.A.L fue la única banda de rock, históricamente y hasta el día de hoy, que tocó instrumentos eléctricos en el Teatro Colón de Buenos Aires. Eso mucha gente no lo sabe. Ese escenario es mítico y solamente se canta lírico y se toca clásico. Me acuerdo cuando íbamos a entrar con bermudas y nos querían echar los de seguridad.

 

 

Lo de Neruda fue también impresionante porque a mí, que me gusta escribir y por supuesto ya conocía a Neruda, descubrí a partir de eso unos poemas alucinantes. De hecho el poema que elegimos, No tan alto, es maravilloso y describe mucho lo que es la vivencia de lo que hemos caminado en la vida con A.N.I.M.A.L.

 

 

 

¿Qué otros autores leen?

Andrés: En realidad no soy una persona de ponerme a leer un autor. Me gusta cuando alguien me recomienda algo o la vida te lleva a que te llamen para hacer un homenaje a Neruda; de golpe empiezas a descubrir algo sin tener que forzarte. Me parece que cuando uno lee para nutrirse por el solo hecho de que me lo dijo tal persona y creo que es importante porque así lo dice la historia, no. En la historia puede ser tan importante esa persona que tuvo éxito como cualquiera que está en su casa y se acerca a decirme “Andrés, mira, esto escribo yo”. Para mí es tan válida como cualquiera con reconocimiento. Nunca fui alguien de ponerme a leer un autor y decir “gracias a él escribo lo que escribo”, pues me parece más loable y realista caminar la vida y escribir desde lo que siento porque uno en definitiva es de ese tipo de autores. Ellos también empezaron de esa forma.

Marcelo: No sé si lo mío le aporta algo a A.N.I.M.A.L porque no escribo letras. A mí me gusta más la filosofía oriental, me gustan poetas como Yalal ad-Din Muhammad Rumi o la poesía del Bhagavad-gītā (un texto sagrado hinduista), pero respeto mucho a un Neruda o a Borges. Me gustan las cosas que Andrés escribe y me siento identificado. A veces tiene una linda libertad para escribir que sabe que nos va a gustar.

_dsc0510.jpg

 

¿Discuten mucho entre ustedes a la hora de componer?

Andrés: La verdad es que somos una banda con mucho respeto por lo que hacemos. Es difícil estar todos al cien por cien de que todo vaya por el mismo camino porque son tres cabezas pensando sobre lo mismo y queriendo el mejor resultado, pero cada uno tiene una visión sobre ese resultado y está bueno que sea así. Eso hace que no sea monótono y que la discusión, la pelea y el inconformismo sano hagan que uno se esfuerce el doble para lograr el objetivo de lograr lo que cada uno quiera y sentirse felices al momento de subir a un escenario a interpretar lo que hacemos. Creo que A.N.I.M.A.L siempre se manejó de ideas que nacían de mí pero me gusta que aporten y a veces es difícil entenderse, pero gracias a Dios en esto último que estamos haciendo encontramos eso de decir qué nos gusta y qué no y tirar todos para adelante. En definitiva, creo que lo que cada uno trata de aportar siempre va a ser para mejor y no para molestar al compañero de banda. Uno debe crecer en la vida como crece en edad y aprendizaje y saber tolerar esas cosas. A veces de joven eres más intolerante, te pones las orejeras y no quieres escuchar. Hoy en día es difícil a veces delegar porque uno viene con algo marcado pero escuchas y sabes el rollo por el que va cada uno. Siento que el nuevo disco de A.N.I.M.A.L tendrá esa locura sana de cada uno y eso va a hacer que estemos todos contentos.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

15 / Diciembre / 2018
11 / Diciembre / 2018
14 / Diciembre / 2018
15 / Diciembre / 2018