Ud se encuentra aquí INICIO Musica Seguirles Prestando Atencion Los Politicos Es Darles Mas Fuerza El Regreso De Nadie Los

“Seguirles prestando atención a los políticos es darles más fuerza”: el regreso de Nadie a los escenarios

nadie rock al parque

Foto cortesía de Nadie

COMPARTIR ARTICULO EN:

Con un sonido más “patineto” y elaborado, esta banda paisa se hizo un nombre durante los noventa. Sus letras alejadas de los temas políticos se referían más a los cuestionamientos existencialistas que llegaban a la cabeza de Julián Velásquez, su líder y compositor. En 2009 fue él quien hizo un alto en el camino con la banda, y ese año se presentaron por última vez en Rock al Parque, evento al que vuelven para esta edición con todos sus clásicos a cuestas y nueva música.

Andrés J. López / @vicclon

Finalizando la primera mitad de los noventa, más exactamente en 1994, Medellín ya contaba con un fuerte estatus en el rock nacional: de acá salieron exponentes del metal y el punk como Reencarnación, Kraken, Masacre, Fértil Miseria, I.R.A o G.P y para esa época todos eran muy respetados en sus respectivos círculos. Mientras tanto, el mundo le ponía cuidado al punk rock gringo de agrupaciones como Green Day, The Offspring o Rancid. A diferencia de los ochenta, en Colombia ya no era tan demorado enterarse de qué pasaba afuera, por eso el impacto de trabajos como Dookie o Smash no pasó desapercibido y en cuestión de tiempo los colegiales agarraron sus instrumentos para crear un skate punk a lo latino.

Uno de esos pelados era Julián Velásquez, quien junto a Juan David Márquez, Hugo Franco y Jorge Ramírez fundó Nadie con la intención de divertirse haciendo música. Durante tres años se dieron a conocer en Antioquia, hasta que en 1997 publicaron su debut homónimo cuya portada es recordada por los rostros malvados que le pusieron a tres personajes reconocidos de la política colombiana: Horacio Serpa, Antanas Mockus y Ernesto Samper. En 31 minutos lograron meter 16 canciones rápidas y cargadas de ira como ‘Me ahogo en cemento’, ‘Mundo falso’ o ‘Mentes perversas’. La propuesta de estos paisas pegó en todo el país.

 

Luego llegaron sus discos más conocidos, Carne tremula (2000) y el EP Me sabe a sangre el corazón (2003), que le dio al punk nacional clásicos muy recordados: ‘Emilio dice’, ‘Sonido bestial’, ‘Lo que no se olvida’, ‘Marta’, ‘Me sabe a sangre el corazón’ y ‘Puntos adyacentes’, entre otros. Más tarde, en 2006, salió el CD/DVD Verdades y mentiras y justo cuando iban a promocionar su trabajo Monólogos de un perro con bozal, Julián le puso fin a la agrupación. Era el 2009, año en el que también se presentaron por última vez en Rock al Parque, celebrando los 15 años de vida de dicho evento.

El paso del tiempo no hizo mella en la popularidad de Nadie y siguieron sonando. En septiembre del año pasado sorprendieron con su regreso junto al bajista original Juan David Márquez, y lanzaron un tema que marca un distanciamiento del sonido que los dio a conocer a finales de los noventa y comienzos del nuevo milenio. Ahora, Julián y su banda se presentará en la vigesimocuarta edición de Rock al Parque para revivir sus clásicos y mostrar algo de su nueva música. Aprovechando este regreso a la tarima de Rockal, hablamos con Julián, fundador, líder y compositor de Nadie.

 

¿Cómo se dio el nacimiento de Nadie?

Nos encontramos en un colegio de una zona campestre del municipio de Sabaneta (Antioquia), el Carlos Castro Saavedra. Fue una reunión de amigos que se juntan para tocar, como ocurre muchas veces. Empezamos a ensayar, luego alguien tiró el nombre de Nadie, no recuerdo bien de dónde salió, y así quedó, sin buscarle motivo. Ese fue nuestro arranque.

 

23473022_1394286184014813_4412889703496594710_n.jpg

​Foto cortesía de Nadie.

 

 

Háblenos de los primeros toques

El primero fue en una cancha del barrio Belén donde no había nada, ni tarima. A duras penas tenía dos luces y un sonido muy chico. Llegamos al concierto por un amigo y compartimos cartel con otras bandas que llevaban un tiempo, como Ectopagia y Murder. A la gente le gustó, nos acogieron bien. Después nos salió otro en la terraza de un amigo, también con una respuesta excelente. Ahí nos empezaron a llamar para otros conciertos.

 

¿A qué le cantaban en esa época?

El primer disco —Nadie, de 1997— fue un poco político y con queja social. Después se convirtió en algo más intimista, interno, con historias alejadas de la realidad, como ‘Multifx’ o ‘Fauno’, así sucesivamente. Eran letras más existencialistas, de preguntarse quién es uno en el día a día. Hemos sido una banda poco política.

 

¿Por qué tan poco políticos estando ustedes en este cuento del punk?

Siempre quisimos salirnos de ese contexto. El cambio está en cada uno y seguirle prestando atención a un gremio político es darle más fuerza. ¿Para qué? Eso no tiene sentido. Tampoco escucho muchas bandas que anden en eso. Siempre fui más de poesía, cuestionamiento de asuntos internos y un poco de lo urbano.

 

 

Nadie se salió del prototipo de que para hacer punk no era necesario saber tocar. ¿Cómo era su relación con las bandas “chatarreras”?

El sello de Nadie inicialmente fue más skate punk, porque lo escuchaba en esa época y como compositor empecé a plasmarlo en la música, luego se la presentaba a los demás y entre todos le dábamos los toques finales. En Medellín se marcó una tercera generación porque veníamos de un punk bastante agresivo, chatarrero, de garaje, y nosotros, a la par de otras bandas como Mojiganga, Ácido Folklorico, Johnie All Stars, entre otras formadas desde 1994 hasta 1998, marcamos una época de un sonido más “patineto”, más elaborado, consciente de cosas como no salir ebrios al escenario y eso marcó una diferencia. Con el tiempo nos hicimos un nombre y creamos un gremio.

 

¿Era muy notoria esa rivalidad con los punkeros?

Recibíamos bastantes críticas por las letras o la música; decían que era de plástico, pero no les prestamos atención. Hicimos caso omiso a todo eso y nos fuimos por un lado neutral, sin entrar en discusiones ridículas porque hacer música es nuestra principal función. Seguimos adelante y hasta el sol de hoy Nadie es catalogada como una de las mejores bandas de punk de Colombia.

 

¿Todavía escucha punk?

No, ya muy poco. Lo escucho pero dentro de lo que se puede llamar rock, junto a la electrónica, urbano, latino, jazz, funk, blues, reggae, ese tipo de géneros. Ya he escuchado mucho punk y metal. Eso dejó su huella y se conserva pero ahora hay otros elementos.

 

¿Qué lo llevó a disolver la banda en 2009?

Para nadie es un secreto que el rock en Colombia es bastante difícil, ya en esa época lo era. Es un tema de cargar una banda y al final terminé cargándomela solo cuando Juan David y yo nos separamos, en 2006. Luego sentí la necesidad de buscar otras cosas en mi vida y hasta ahí llegué.

 

¿A qué se dedicó en este tiempo?

Luego de vivir un par de meses en Medellín, me fui a Buenos Aires. Allá trabajé con sonido en vivo cuatro años y tres con música. Colaboré con sonido para grupos de teatro porque allá es una movida muy fuerte y también hice montajes para bandas. Como músico me puse a tocar en la calle, trenes, plazas y parques.

 

¿Por qué regresaron luego de ocho años de inactividad?

Por la amistad y la música más que todo. Fue un momento en que todo se dio para retomarlo junto a las buenas experiencias que habíamos tenido. Juan David me escribió porque llevábamos mucho tiempo sin hablarnos y me lo propuso. Lo consideramos y volvimos para el Altavoz del año pasado.

24301221_1418721661571265_7536624841969119803_n.jpg

24774703_1418721471571284_4266277604066023293_n.jpg

Julián y Juan David, fundadores de Nadie. Fotos cortesía de Nadie.

 

Ya reunidos, este año publicaron ‘Indeleble’, un tema nuevo que marca un cambio musical para la banda, ¿fue fácil hacerlo o hubo presión por lo que dijeran los fans viejos?

No, nunca hemos hecho nada con presiones. Hacemos lo que nos gusta y lo que se nos antoja. Esta canción está dedicada al público por el regreso, por ese cariño y amor que nos ha demostrado. Es un amor indeleble con los seguidores. Obvio no falta el que quiera destruir, pero ha sido mayor el agrado.

 

Curiosamente, luego lanzaron el video de ‘Supositorio’, una canción más pesada grabada en 2009 para el álbum Monólogos de un perro con bozal, ¿por qué?

Es un disco que en físico nunca salió. Hace nueve años se grabó, se le hizo un poco de ruido por internet pero no pasó nada más, entonces es hora de que la gente lo conozca un poco más. Ahora grabaremos otro video y la idea es darle fuerza porque en su momento quedó en el aire. Todavía no sabemos cuándo saldrá.

 

Hace 11 años usted decía que la calidad de muchas bandas era mediocre y solo se enfocaban en su estética y en obtener fama rápido, ¿todavía opina lo mismo?

Creo que es algo mediático y pasa en muchos géneros. Pasamos de un virtuosismo exagerado a un momento donde se está dejando la musicalidad a un lado. Ahora, si tienes mucha actitud, algo de plata y te pega lo que escribas, así sea una estupidez, eso es lo válido. Es de aceptarlo porque el mundo cambia y debemos cambiar a la par porque de lo contrario te relegas, pero sí creo que a nivel musical lo que brilla o nos muestran los medios es demasiado mediocre. Cuando dije eso el rock ya había perdido mucha fuerza por el urbano y dejamos de ver propuestas interesantes, era como un desierto. La saturación también ha evitado percibir del todo a las nuevas bandas.

 

¿Este regreso es permanente?

Vamos a seguir trabajando. Pararemos a ver si montamos un disco nuevo y más adelante esperar qué viene. Por ahora seguiremos con la banda y Juan David y yo con nuestros proyectos —el de Juan David se llama El Juanda y el de Julián es Sitka Spruce—.

 

El otro año se cumplen 25 años de la fundación de Nadie, ¿planean algo para celebrarlo?

Por ahora estamos en una etapa de ver el rumbo que tomaremos musicalmente, porque cambiará y conservará la esencia del rock aunque con más géneros. Desde nuestra creación serán 25 años pero funcionando como tal 15 y en el momento que consideremos celebrar unos 20 años de funcionamiento real haremos algo especial. Queremos construir nuevos rumbos y ya tenemos programada una gira en septiembre por México.

21740465_1340154436094655_8388572801526977201_n.jpg

La alineación actual de Nadie: Alejo Gómez (batería), Juan David Márquez (bajo), Julián Velásquez (voz y guitarra) y Jorge Tobón (saxofón).

 


No se pierda la presentación de Nadie en Rock al Parque el lunes 21 de agosto a las 3:20 pm, en el Escenario Plaza.

nadie-icono.jpg

Ilustración de Enka.

 

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados