Ud se encuentra aquí INICIO Musica Rap Mujeres Plussize Contra Gordofobia

Rap Plus Size: las brasileras que rapean contra la gordofobia

Issa Paz y Sara Donato, dos chicas de Sao Paulo, han vivido en piel los prejuicios de una sociedad que se rige por cánones de belleza que exaltan la delgadez.

Foto de Punk M. Mello

COMPARTIR ARTICULO EN:

Issa Paz y Sara Donato, dos chicas de Sao Paulo, han vivido en piel los prejuicios de una sociedad que se rige por cánones de belleza que exaltan la delgadez. Pero ni el matoneo ni la discriminación las han frenado al llevar su mensaje rapeado: “el cuerpo es mío, si no te gusta es tu problema. Yo no necesito tu aprobación, así que gracias por nada. Si a ti no te gusta mi peso, jódete”. 

Diana Carolina Martínez

“Pensar en la infancia aún duele. El bullying, la gordofobia y el abandono fueron cosas que se extendieron hasta mi adolescencia. Acumulé varias neurosis y tuve que atravesar varias guerras con mi ego y mi autoestima. Hoy tengo más seguridad sobre quién soy, hoy me acepto con mucha más facilidad, hoy me siento bien; hice las pases con el ego, aunque no siempre gano”, afirma Issa Paz, una diseñadora de 25 años que hace rap desde los 12. Rapea luchando contra los fantasmas de su pasado, diciéndoles a las mujeres que la pelea contra el odio hacia un cuerpo que no es “perfecto” nunca parará. 

Pero Issa no lleva su mensaje sola, lo hace al lado de Sara Donato, una rapera de 27 años que le jala al tema desde los 14, cuando participó en el proyecto Conduta Feminina. Juntas, estas dos MC de Sao Paulo les hacen frente a la gordofobia y al racismo con su proyecto Rap Plus Size, mezclando rimas que abordan conceptos del feminismo y el empoderamiento de la mujer. 

17796147_1461090607244627_8204650403991835483_n.jpg

Foto cortesía de Rap Plus Size

Todo arrancó en 2015, cuando lanzaron un disco que llamaron Rap Plus Size. Esta producción de 13 pistas combina a la perfección el estilo de la vieja escuela del rap con elementos de la música periférica brasilera, que va desde el funk hasta el hip hop. La producción contó con la colaboración de otras hoppers brasileras como Rubia RPW, Tassia Reis, Banda DaviDariloco o Luana Hansen, quienes, según Issa y Sara, representan a la mujer latina, esa que puede ser feminista, negra, lesbiana o gorda. 

El álbum recibió ese nombre para mostrar a la audiencia que su rap está cargado de contenido. Un rap que no es light, sino fuerte y contundente. Un rap plus size que surge por la necesidad urgente de exponer sus vivencias y luchas con la discriminación, como como la de Sara, quien recuerda haber pasado toda su vida tratando de cuadrar en algún patron. Ella quería, soñaba, y casi que mataba por tener un cuerpo impuesto, hasta que decidió descubrirse como persona, como mujer y entender y luchar en contra del prejuicio que la atacaba. Ese fue el motor de este proyecto y la motivación para tocar la gordofobia, un tema invisible en el rap. “Somos gordas y lo vivimos en la piel, por eso ya veníamos abordando el tema en otros trabajos y decidimos profundizar el debate con este disco. Fue algo que se hizo necesario”, afirman. 

Y es que ser gorda parece ser una de las peores cosas que le pueden pasar en la vida a una mujer. No basta con la dominación global de un canon de belleza que exalta la delgadez como anatomía ideal del cuerpo humano, o los interminables prejuicios que existen en torno a la obesidad, sino que además tiene consecuencias negativas en aspectos sociales, emocionales y hasta económicos. Una investigación realizada en 2013 por la Universidad de Cornell concluye que las mujeres obesas tienen un 50% menos de posibilidades de acceder a la educación superior, un 20% menos de posibilidades de casarse y siete veces más probabilidades de tener depresión. 

13501647_1172643526089338_3510971613455055417_n.jpg

Foto cortesía de Rap Plus Size

 

Este panorama se encuentra reflejado en un fenómeno que ha venido tomando fuerza en los últimos años y que amenaza con destruir la vida de las mujeres gordas: la gordofobia. Este concepto se define como un “sesgo automático y normalmente inconsciente que lleva a discriminar, objetivizar y minusvalorar a las personas con sobrepeso, especialmente mujeres”, según la publicación Weight Bias: Nature, Consequences and Remedies.

(También puede interesarle El problema es la palabra gorda, no la gorda

Con el objetivo de romper esos cánones de belleza y prejuicios destructivos, este par de chicas decidió ir más allá del disco y así nació Rap Plus Size como grupo, en 2016. Desde ese momento le han dado más duro al rap como una herramienta de transformación que direcciona sus vidas, y las de muchas personas. Y no se equivocan: gracias a su trabajo, cientos de mujeres brasileras se han empoderado de sí mismas, dejando de ser víctimas y batallando por la disminución de la violencia de género y la gordofobia. “A pesar de que todavía no hemos tenido cómo medir el impacto que tiene nuestra música en el público, la retroalimentación que nos llega de las mujeres que escuchan nuestro sonido es muy positiva: dicen que nuestro sonido ha cambiado su forma de pensar, su vida, y su autoaceptación. Esto es muy importante para nosotras, y es lo que queremos seguir haciendo”, afirman.

Para lograrlo han puesto a sonar duro temas como ‘Levante sua Cabeça’, una invitación rapeada a las mujeres a pararse duro contra el mundo, a levantar la cabeza y luchar contra lo que las domina, valiéndose de su poder y su grito de batalla. Otro tema que tienen es ‘IMC’, con una letra dirigida a una sociedad hipócrita que finge preocupación por la salud de las mujeres con sobrepeso, exigiéndoles ser delgadas a punta de dietas y productos milagrosos para salvar sus vidas, cuando la intención real es obligarlas a encajar en una sociedad que busca una perfección irreal del cuerpo. A estos prejuicios ellas responden con un poderoso coro: “el cuerpo es mío, si no te gusta es tu problema. Yo no necesito tu aprobación, así que gracias por nada. Si a ti no te gusta mi peso, jódete". 

Pero toda lucha, y esta más, tiene dos bandos, y los haters no se han hecho esperar. A diario, las chicas de Rap Plus Size reciben comentarios cargados de odio, pero que no resultan suficientes para opacar la gran aceptación del público femenino y, sorpresivamente, de los hombres que disfrutan de su sonido, van a sus conciertos en casas de show, bares, festivales, eventos de periferia y manifestaciones en el país carioca, y también fortalecen el proceso musical del grupo. 

Estas mujeres vienen cargadas de nuevas ideas y ganas de romper el escenario con su energía y su mensaje, cantar fuera del país y llevar sus rimas a todos los rincones del mundo.” Esperen más trabajos y mucha certeza en las ideas a través de nuestra música. Podermos ser lo que queramos, hay que creer en nosotras mismas. No hemos tocado por fuera del país pero ya nos pueden invitar a Colombia”, afirman. 

sello_cc-1_0.png

Comentar con facebook