Ud se encuentra aquí INICIO Musica Las Musas De Slayer Desde Un Medico Nazi Desquiciado Hasta Un Desenterrador De Cadaveres

Las “musas” de Slayer: desde un médico nazi desquiciado hasta un desenterrador de cadáveres

slayer en colombia

Portada de Enka

COMPARTIR ARTICULO EN:

La banda californiana de thrash metal se presenta este 3 de mayo en Bogotá y en su repertorio, seguramente, habrá hitos de su discografía como ‘Angel of death’, ‘213’ o ‘Psychopathy red’, temas que surgieron de las atrocidades cometidas por asesinos famosos: Josef Mengele, Ed Gein y Elizabeth Báthory, entre otros.

Andrés J. López / @vicclon

Slayer, uno de los cuatro grandes del thrash metal gringo junto a Anthrax, Megadeth y Metallica, no ha ahorrado esfuerzos a la hora de impactar al mundo con el fuerte contenido de sus letras. Pero toda esa sangre, violencia y asesinatos a la que nos tienen acostumbrados no siempre nace porque sí: el bajista y vocalista Tom Araya y el fallecido guitarrista Jeff Hanneman escribieron ‘Dead skin mask’, ‘Unit 731’ y ‘Psychopathy red’, entre muchas otras, inspirándose en las andanzas de verdaderos asesinos.

 

Josef Mengele

‘Angel of death’

La cereza en el pastel de los conciertos de Slayer está basada en este nazi, responsable de los experimentos y asesinatos ocurridos en Auschwitz. Los solos de Jeff Hanneman y Kerry King, más el intermedio de batería de Dave Lombardo, forjaron un clásico inmediato del metal, pero las acusaciones de simpatizar con el pensamiento de Hitler no tardaron.

El “ángel de la muerte” comenzó labores en Auschwitz en 1943, y se encargó de separar a los judíos capaces de trabajar de los que no. En este último grupo ­(que fueron casi el 75% de los presos en el campo de concentración) había niños, mujeres embarazadas y ancianos. Todos eran asesinados. Antes de aniquiliarlos, Mengel buscaba gemelos, enanos, personas con deformidades físicas y ojos de distinto color para someterlos a amputaciones, inyecciones de cloroformo en el corazón, rayos X o infecciones provocadas. Este físico, médico y antropólogo usó la cámara de gas para matar hasta 600 personas en una tanda, pero también se valió de inyecciones letales, disparos y golpizas, muchas veces propinadas por él mismo.

 

Ed Gein

‘Dead skin mask’

“En las profundidades de una mente loca / fantasía y realidad son lo mismo”, escribió Tom Araya basándose en Ed Glein, “el Carnicero de Plainfield”, uno de los asesinos más famosos de Estados Unidos. Su historia también inspiró la obra de Robert Bloch, Psicosis —luego a la adaptación de Alfred Hitchcock— y al personaje de Leatherface, el macabro asesino de The Texas chain saw massacre.

Gein solo admitió dos asesinatos, pero pasó a la historia por su enfermiza colección de objetos hechos con piel y huesos de cadáveres que desenterraba. Cuando allanaron su casa por el asesinato de Bernice Worden, dueña de una ferretería, las autoridades encontraron máscaras, leggins, una papelera, un cinturón, un corset y forros para sillas, todos hechos con piel humana. También empezó a fabricar un traje de mujer para ponerse y sentirse en el cuerpo de su madre fallecida.

El papel de Gein en la música de Slayer no quedó únicamente en este clásico del Seasons in the abyss. En la edición especial de su álbum de 2009, World painted blood, incluyeron Playing with dolls, un corto que narra el anhelo de un asesino por tener de vuelta a su madre, asesinando y desmembrando mujeres.

 

Jeffrey Dahmer

‘213’

En su disco de 1994, Divine intervention —el primero con Paul Bostaph en la batería—, la “musa” de Slayer fue “ el Caníbal de Milwaukee” , quien les sirvió para escribir una canción de amor, obviamente con un toque bien retorcido. ‘213’ ya no la tocan en vivo, pero lo hicieron para promocionar el sexto álbum.

A Jeffrey Dahmer se le atribuye el asesinato de 17 hombres, la gran mayoría estrangulados, aunque a otros les inyectó acido clorhídrico o agua hirviendo en la cabeza. Drogaba a sus víctimas, hasta dejarlas inconscientes. Prefería tener sexo con persones inmovilizadas, pero también tuvo actos de necrofilia. Tras conservar los cuerpos por varios días o semanas, los mutilaba y sumergía las partes en acetona o cloro para quedarse con cráneos, genitales o esqueletos enteros. También admitió comerse el hígado, los muslos, los bíceps y el corazón de varios homosexuales. 213 es el número de apartamento donde vivió Dahmer desde 1990 hasta su arresto, en 1991.

 

Escuadrón 731

‘Unit 731’

Este tema del World painted blood no tuvo mayor trascendencia para la banda, ni la incluyeron en sus conciertos. Aún así, Hanneman se esforzó para que la letra fuera explicita y describiera los horrores vividos en ese lugar: “Objetivo bacteriano, ojos explotando / fundiendo la carne a través de tu mente / conviértete en tu locura, la demencia gana / carne de bebé en las paredes / la prueba limita el umbral de dolor / arrancando los dientes para observar / quiero sangre”.

El Escuadrón 731 era un lugar encubierto construido durante el conflicto entre China y Japón, entre 1937 y 1945. A diferencia de Mengele, quien investigó para "mejorar" la raza aria, los japoneses experimentaron con más de 250.000 prisioneros, en su mayoría chinos, con el fin de desarrollar armas químicas y biológicas capaces de transmitir cólera y peste bubónica y tifoidea. También los sometieron a vivisecciones —disecciones mientras el paciente sigue vivo— para observar la reacción de sus órganos, les congelaban las extremidades, los forzaban a tener relaciones sexuales y transmitirse enfermedades venéreas y los quemaban o enterraban vivos.

Después de la rendición japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos le dio inmunidad a los investigadores del Escuadrón 731 a cambio de la información recolectada con los experimentos.

 

Elizabeth Báthory

‘Beauty through order’

Esta condesa húngara del siglo XVI ha inspirado muchas bandas de metal, incluida Slayer. En el World painted blood le dedicaron ‘Beauty through order’, una canción de la gira y utilizada en el juego para dispositivos móviles, Slayer pinball rocks.

Elizabeth Báthory figura en los Guiness Records como la mujer que cometió más homicidios: 650 asesinatos de mujeres jóvenes, precedidos de tortura, golpes, mutilaciones, quemaduras y arrancaduras de piel. Después, dicen, se bañaba con la sangre de sus victimas para conservar su juventud. Al ser descubierta por sus homicidios, fue encerrada en una de las habitaciones de su castillo, donde permaneció hasta morir.

 

Andrei Chikatilo

‘Psychopathy red’

Una de las ultimas composiciones de Jeff Hanneman antes de morir, en 2013, fue ‘Psychopaty red’, basada en el asesino más famoso de la Unión Soviética, Andrei Chikatilo. Para promocionar el tema, lanzaron un vinilo rojo en un sobre con letras del alfabeto ruso y los números “1936 – 1994”, años de nacimiento y muerte de “el carnicero de Rostov”, como era conocido.

s-l1000.jpg

Chikatilo abusó sexualmente y asesinó al menos 53 mujeres y niños. Debido a que sufría de eyaculación precoz y era incapaz de mantener una erección, lograba tener un orgasmo mientras apuñalaba a sus victimas, las cuales no podían gritar porque tenían la boca llena de barro. En algunas ocasiones desentrañaba y mutilaba los cadáveres para esconder sus restos. Este asesino fue ejecutado con un disparo en la cabeza a los 57 años.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS