Ud se encuentra aquí INICIO Musica Indio Es La Nueva Y Potente Mezcla De Beatmakers Mcs Djs Productores Y Melomanos

‘INDIO’ es la nueva y potente mezcla de beatmakers, MCs, DJs, productores y melómanos

COMPARTIR ARTICULO EN:

Un colectivo de nómina pesada: N. Hardem, Las Hermanas, Saga, Hobbz, Cultura Americana, Charles Haggard, Mora, Ecks MDC, DJ Blanco y Simple Tactics. Con la música como impronta, “el objetivo es desbaratar esa idea cula del ego del artista (…) Dejar de utilizar el rap como una excusa para mostrarse y figurar”.

Santiago Cembrano

Desde que comenzó 2017, había un nombre que circulaba entre murmullos en la escena del hip hop bogotano. Aparecía como un susurro premonitorio en las fiestas, en los toques, en la promoción de los álbumes. Ahora INDIO es una realidad: aunque se mantiene en un perfil bajo, es uno de los colectivos que con más fuerza está impulsando el hip hop en la capital. “Somos un parche de amigos. Nos conocemos hace rato, porque todos hacemos algo con hip hop, como música, visuales o eventos” explica Saga Uno, que fundó INDIO junto con el productor Hobbz.

La historia del colectivo comenzó en julio de 2016. Saga Uno se interesó por un proyecto que estaba desarrollando Hobbz y lo invitó a que pusiera su música en Beats al patio, un proyecto que se daba con cierta regularidad en Volketa, el proyecto de Saga en Chapinero. A partir de esta camaradería empezaron a trabajar juntos y a fusionar sus intereses, así decidieron embarcarse en el proyecto. Con la misión de hacer un hip hop distinto, Hobbz y Saga convocaron a N. Hardem, Ruzto, Las Hermanas, Cultura Americana y Charles Haggard. Desde entonces se han sumado el productor Mora y los DJs Ecks MDC, DJ Blanco y Simple Tactics.

 

 

“INDIO es una suma de objetivos y visiones personales que en algún punto se juntaron. Todos hacemos música por nuestras motivaciones, pero son motivaciones que están tan cerca las unas a las otras que se vuelven una sola”, precisa N. Hardem, MC y músico bogotano. “El proceso fue intuitivo: antes todos estaban haciendo su vuelta, pero no había un nicho claro para lo de nosotros”, explica Saga.

A su vez, Ecks MDC, uno de los principales DJs del hip hop bogotano, sitúa la importancia de trabajar en colectivo en las opiniones de sus pares: “A mí me parece importante tener segundas opiniones, de personas específicas a los que les creo. Siento que hay una gran afinidad entre todos los de INDIO. Desde el día en que conocí a Hobbz ambos supimos que la música del otro era muy gonorrea. Entonces yo sé que la opinión que él me dé estaría dirigida a lo que ambos consideramos una obra maestra”.

Es difícil definir qué es ese “lo de nosotros” del que habla Saga. Los beats de Hobbz o Las Hermanas pueden sonar raro en los tímpanos de un fan de Moebiuz o de La Etnnia, pues sus influencias no son las clásicas del hip hop. Esto se entiende al saber que, como cuenta Hobbz, una de sus principales inspiraciones sonoras es Stones Throw, uno de los sellos más raros del hip hop de Estados Unidos, que también tiene un énfasis particular por los beats e instrumentales.

Para Hobbz, lo que le da validez a INDIO es que “es una propuesta diferente y está moviéndose dentro de los parámetros de los diferentes géneros que rodean al hip hop. Quisimos darle una identidad al parche diferente a lo que viene pasando en Medellín ahorita, que se inspira en el boom bap clásico. Los artistas de Bogotá que nos tramaban se diferenciaban con lo que estaba pasando en el hip hop de Colombia”.

En todo caso, aclara Ruzto, INDIO lo que hace es “darle nombre y orden a todos los proyectos que veníamos haciendo en conjunto, pero ahora como parche”. Ecks añade que el valor del colectivo está en que “somos conocedores de música, no solo raperos, entonces el proyecto coge otros rumbos y otros colores distintos a lo que sería un colectivo de hip hop tradicional. Tenemos músicos y gente con mucha experiencia, eso hace la diferencia”.

img_9154.jpg

El primer trabajo que salió desde INDIO fue Lo Que Me Eleva, un EP nostálgico y personal de N.Hardem, que vino con una edición especial para coleccionistas, diseñada por INDIO. Asimismo, Las Hermanas acaba de presentar su nuevo trabajo No Amanece. Por otro lado, pronto saldrá un trabajo colaborativo de Hobbz con Las Hermanas. Este es solo el inicio del colectivo: planean desde prensar vinilos de los distintos artistas del parche hasta sacar varias colecciones de beats, así como presentar el trabajo de nuevos MCs.  Todo esto bajo la motivación común del amor a las máquinas, a las instrumentales y al rap de varias personas talentosas, como señala Ruzto.

También hay una fijación general por los productos en físico para que la música de INDIO nunca se pierda, pues el colectivo está compuesto por melómanos y coleccionistas. Como explica Ecks, ahí está la clave de la inmortalidad musical: “Tenemos un gran enfoque en sacar producto análogo. Eso es lo que lo vuelve legítimo a mis ojos, los productos físicos. INDIO necesita que la música salga en físico para que perdure. Un disco duro digital muere un día y se va todo a la mierda, un vinilo dura por siempre”.

El nombre de INDIO no es casualidad. Por un lado, se relaciona con lo nativo y lo original, una noción que traspasa lenguajes y fronteras geográficas. A su vez, también se burla del estigma que carga la palabra en Colombia. Para Saga Uno, “todavía hay personas que lo toman como peyorativo. Nosotros somos un poco parias, pero nos gusta serlo. Representamos eso con el nombre”. Así también lo nota Hardem: “Somos todos underdogs, personajes secundarios, eso también nos une”.

img_9094.jpg

Finalmente, como anota Hardem, hay un juego de palabras con indie, que representa lo independiente, la música que no depende de la industria, que existe aparte de los circuitos comerciales, justo como le gusta a INDIO. Saga explica que esa acepción no estuvo en la idea original del nombre, pero que funciona y refuerza la universalidad del nombre, para que en ningún lugar necesite traducción.

Para entender INDIO y su origen, hay un elemento fundacional que hay que tener en cuenta: el grafiti. Es característico de INDIO y de Volketa, y lo que hace es contextualizar la música y el ambiente del colectivo. “No son parches hechos solo por gusto a la música, sino al contexto del que viene. Somos personas involucradas en generar un cambio y el grafiti fue el puente para eso”, revela Saga.  Así, los integrantes de INDIO son personas comprometidas con esta cultura, es su estilo de vida.

Algo que une al grafiti y al proyecto de INDIO son los riesgos, tal vez innecesarios pero que se toman con gusto. “Esto es algo que no podemos evitar hacer; no nos ha dado luca pero sí demasiada vida —explica Saga—. En el grafiti uno cae, va a la cárcel, lo golpean, pone su vida en riesgo y no puede parar de hacerlo.  Igual con la música: uno invierte, pierde lo que sea pero no puede parar porque es más lo que lo llena a uno. El parche es real, se vive música y cultura 24 horas al día”.

La música de INDIO carga entonces con esa herencia de riesgos y pasión, lo que la hace más creíble y verosímil, y reivindica la propuesta. “Eso atrae a otros artistas y genera la energía que se comparte con el público —continúa Saga—. Nunca lo hacemos por moda ni tendencia sino por una necesidad humana. En los bares falta mucho eso, no son sitios donde realmente se viva la música. La obra de INDIO sí carga toda esa historia”.

img_9156.jpg

Detrás de INDIO hay una idea particular de cómo se deben hacer la cultura, la música y los proyectos: “Desde que nos juntamos y empezamos a hacer vainas yo siento que cualquier cosa que se haga en el parche tiene mucho más empuje que hacerlo solo. El objetivo es hacer música, ser creativos, y lograrlo a base de trabajo colectivo”, precisa Hardem. A su vez, Ruzto reflexiona que INDIO busca “impulsar una educación auditiva para que cada vez la gente que venga en camino tenga mejores referencias locales y los productos sean de más alta calidad al pasar de los años”.

Para Ecks MDC tuvo sentido unirse a INDIO porque “es la gente más afín a lo que yo hago ahorita. Así cada uno maneje un género diferente sé que estamos mentalmente conectados hacia un mismo objetivo. Gracias a INDIO puedo involucrarme en un proyecto que no necesariamente sea de rap y del que igual me parece una chimba hacer parte”. Ruzto, por su parte, concibe INDIO como la fusión de diferentes propuestas musicales, no solo de hip hop: “es una experiencia de unir fuerzas de beatmakers, MCs, DJs y melómanos. Todos tienen una línea inspirada en las buenas instrumentales, en productos físicos coleccionables y sobre todo alimentar el buen gusto musical”.

Esta idea fundacional de INDIO también es política. En un contexto en el que los artistas brillan más que su arte, este parche busca volver a poner el foco en la música. Para Hardem, “el objetivo es desbaratar esa idea cula del ego del artista y poner la música delante de todo eso. Y así dejar de utilizar el rap como una excusa para mostrarse y figurar, y reconocer que eso hace parte de la música, que es lo fundamental”.

img_9024.jpg

Así, los beats e instrumentales son un pilar del proyecto. Esta es una de sus principales diferencias frente a otros parches de hip hop de Colombia. Hardem es claro al respecto: “tiene que estar primero la música y la música tiene que ser buena si uno quiere que funcione. Si usted además de reconocer eso sabe rapear y sabe hacerlo bien, chimba, pero no es lo principal, antes de todo va la música”.

INDIO rescata música de otras épocas para traerla de vuelta tanto a sus beats y mixtapes como a sus eventos. Esta labor arqueológica busca demostrar que no solo los hits del momento suenan bien, pues hay todo un espectro sonoro por explorar y disfrutar. No todo es reggaetón, coinciden los integrantes de INDIO: la premisa es, entonces, que es un buen momento para redescubrir mucha música de calidad.

El énfasis en que haya más música y menos palabras también surge de un respeto por los sonidos que los han inspirado y a partir de los cuales construyen su trabajo. “Queremos que la gente vea que la música no necesariamente necesita letra —apunta Saga—. Es una chimba eso, dejar música sonando un rato. Todos somos nerds a los que nos gusta la música, y eso se ve en nuestra forma de trabajar y de hacer beats”.

INDIO tiene un propósito de estimulación intelectual, como lo plantea Saga Uno, una misión de que la música trascienda los microciclos de atención contemporáneos y que pueda ser pensada y digerida con la calma y el respeto correspondientes. N. Hardem, medio emocionado y medio frustrado, lo pone así: “A mí hay algo que me quedó de Crudo Means Raw cuando lo conocí, y es cuando dice “¿Quién será el último en mantenerse humano en la nación de la comida rápida?”. ¿Por qué hijueputas hay que ponerla tan fácil? ¿Cuál es el propósito de eso, que entiendan? ¡No! El video es que estudien, que se interesen, que crezcan, hacer un aporte. Para hacerlo fácil, escuche reggaetón y entiéndalo. Eso todo el mundo lo entiende, y todo el mundo sabe para qué está hecho. Pero yo creo que esa no es nuestra labor acá”.

img_9165.jpg

           
 

Comentar con facebook

contenido relacionado