Ud se encuentra aquí INICIO Musica El B Side De Las Tiendas De Vinilos En Bogota

El B-side de las tiendas de vinilos en Bogotá

Tiendas de vinilos en Bogotá

Fotos de Cristiam Cubillos

COMPARTIR ARTICULO EN:

Una tienda de zapatos o de útiles escolares puede esconder una colección de discos que uno no se imaginaría que podría conseguir aquí, ya sea por las pocas copias que se prensaron o por tratarse de primeras ediciones. Hablamos con cinco conocedores del vinilo, coleccionistas y melómanos, que nos recomendaron los spots que todo amante de este formato debe conocer en la capital.

Julio Enrique Vargas

Le recomendamos acompañar la lectura de este artículo con la siguiente playlist:

* * *

La mejor forma de descubrir y comprar música es yendo a una tienda de discos, hablando con su dueño y dejándose absorber por su interior, abriéndose a todo, tanto a los nuevos sonidos como al gran espectro de géneros que esta industria tiene para ofrecer. Cualquier coleccionista, melómano o amante de la música tiene sus propios rituales, y el 'diggin’, propio de las almas inquietas, es uno de ellos. Consiste en la búsqueda de “joyas preciosas” dentro de cajas de vinilos amontonados uno encima del otro, para después limpiarlos e ir dándole forma a una colección.

Tener algunos discos en físico, hoy en día, es todo un reto debido a la invasión de la era digital ya que es mucho más fácil, pero menos romántico si se quiere, tener todo en un computador. En años pasados, cuando las casetas de discos estaban ubicadas en la céntrica Calle 19 de Bogotá, era toda una aventura ir a buscar y escuchar música, una actividad que muchos se niegan a abandonar, por lo cual siguen recorriendo las calles bogotanas para encontrar joyas en forma de vinilos.

Para conocer un poco más de esta movida, Jaime Andrés Monsalve, Sergio Iglesias, Mathias Lederer, Javier Cruz y Carlos Landinez, cinco duros del tema, coleccionistas y conocedores, nos recomendaron las tiendas que, para ellos, tienen la mejor oferta de discos en la capital. 

Écheles un ojo para que planille su propio recorrido.

 

Interdiscos

Calle 19 # 4 – 71, local 219 (Centro Comercial Los Ángeles)

new1.jpg

dsc_0344.jpg

Lo primero que reluce de esta tienda es el carisma y simpatía de su propietario, Jacobo Vargas, un tipo que aprendió del oficio gracias a su hermano Pedro. Entre los dos fundaron tiendas en la plaza de San Victorino y en las casetas de la Calle 19, hasta que Jacobo abrió Interdiscos, un lugar especializado en salsa pero que también le da un espacio generoso a la música colombiana: vallenato, cumbia, champeta y clásicos del rock nacional. Se pueden encontrar discos como Shakalaode de Wganda Kenya y Afric Erotic de Son Palenque, que resultan prácticamente imposibles de conseguir pues los sellos discográficos, Discos Fuentes y Discos Victoria, prensaron pocas unidades.

dsc_0311-3.jpg

Entrar en esta tienda es como sumergirse en un universo paralelo donde no existe ni la presión del tiempo ni del espacio. Se cuentan por miles las cajas llenas de vinilos, todas perfectamente organizadas. Como para que el comprador se sienta bien recibido, el staff de la tienda siempre está dispuesto a asesorarlo durante su búsqueda. Los sábados en la tarde, Jacobo ofrece sesiones de escucha a sus clientes más fieles y también de intercambio de vinilos. Para ser exactos, se arma la tertulia viinilera en Interdiscos, el plan perfecto para ir a parchar, tomarse una pola y aprender más acerca de la cultura de los vinilos.

 

La Gran Manzana

Calle 72 # 14 – 33 y Carrera 13 # 60  - 70

new2.jpg

dsc_0283.jpg

Antes de poner un pie en este lugar toca llenarse de paciencia: la cantidad de joyas musicales, tanto para melómanos como para coleccionistas, puede ser abrumadora. Eso sí, esta tienda también es una miscelánea, donde podrá encontrar juguetes, útiles escolares y libros.  En sus inicios solo vendían CD’s pero hoy en día se le miden al vinilo con una selección bastante variada, desde rock anglo hasta mucha salsa sesentera y setentera, con discos que oscilan entre los  $20.000 y los $50.000, todos en perfecto y sellados.

dsc_0262_1.jpg

Desde que uno entra a La Gran Manzana es muy difícil decidirse por donde comenzar a buscar. Las secciones están organizadas de acuerdo al género que esté buscando: metal, rock, salsa y una gran variedad de música tropical colombiana. Las joyas vinileras se encuentran en las vitrinas, como discos traídos desde Estados Unidos y algunas que otras ediciones especiales como el Iron Maiden de Iron Maiden, el Ace of Spades de Motörhead o Tommy de The Who.

 

Discos La 23

Calle 23 # 6 - 72

new12.jpg

El tamaño de este lugar lo hace totalmente acogedor y destaca la variedad de géneros que hay en él: música clásica, vallenato, rock en español o anglo, folclor colombiano, world music, salsa y música brasilera. El propietario de la tienda es Fernando Beltrán, y los más de 40 años que lleva en este negocio son su mejor carta de presentación. Primero estuvo en San Victorino y después, en 1998, se trasladó a un pequeño local de la Calle 23, en donde sigue hasta el día de hoy. 

dsc_0409.jpg

En este lugar se pueden encontrar vinilos desde $2.000, y cada uno de ellos se destaca por su calidad y limpieza, dos elementos esenciales para los coleccionistas (lea también Coleccionistas que mantienen vivo el vinilo). Antes era muy difícil conseguir música de primera mano en Bogotá, y muchos vinilos eran producidos en Medellín. Por eso, Fernando Beltrán viajaba con mucha frecuencia a Cali, Medellín y Barranquilla para adquirir una selección más ecléctica de lo que se podía encontrar en las tiendas bogotanas.  Al final, esos incesantes viajes fueron los que le dieron forma a Discos La 23.

 

La Zapatería Cosmos

Calle 17 # 8 – 42

new4.jpg

Esta tienda es conocida en el Centro de la ciudad por su versatilidad musical, además de ser un lugar donde también venden, claro está, zapatos para hombre y mujer. Para encontrar los vinilos toca irse hasta bien al fondo de la tienda, que tiene dos sedes, una en frente de la otra. Entre las dos le dan vida a un paraíso para coleccionistas y melómanos, sean nacionales o extranjeros, pues a este lugar llegan personas desde cualquier país del mundo. En cada sede existe una bodega, a la que pocos tienen acceso, y donde abundan las cajas llenas de vinilos organizadas por géneros. No olvide ver el cajón de ofertas, “Vinilos desde $2.000”. ¿Por qué no untarse los dedos de polvo rebuscando en cajones de vinilos baratos y encontrar algo inesperado?

dsc_0360.jpg

Para tener una atención exclusiva, es recomendable acercarse a Elkin Giraldo, el propietario, quien seguro lo guiará hasta encontrar reliquias por encima de los $100.000. Para ser exactos, la primera edición de El nervio del volcán de Caifanes puede costarle hasta $300.000, si es que tiene la suerte de que Elkín lo saque de la bodega y lo ponga a su diposición para negociarlo.

 

Ramito Musical

Carrera 8ª  # 15 – 63

new3_1.jpg

dsc_0384_0.jpg

Después  de varios cambios de sede, Ramiro Tobón, el propietario de la tienda, se ubicó en este espacio del Centro de la capital. Amante de la música y amable con los que lo visitan, Ramiro lleva 17 años metido de cabeza en la compra y venta de vinilos. Los precios en Ramito Musical dependen en gran medida del género que vaya a escoger el comprador, pero aceptan desde $2.000. La especialidad aquí es la música colombiana de cuerdas, tangos, baladas, boleros, salsa, música de las antillas, tropical y música clásica. La tienda es tan pequeña que solo caben su dueño y el comprador de turno.

dsc_0386.jpg

El disco más caro que se ha vendido, según recuerda el propio Ramiro, ha sido la primera edición del Dynamo de Soda Stereo, por el que le pagaron $400.000. A este lugar, muchos llegan buscando clásicos del rock en español, y se decantan por las primeras ediciones de los prensajes, para tener un valor agregado, además de salsa y rock de bandas clásicas como Nirvana o The Beatles. Por ejemplo, el disco de Nivana, In Utero, puede costar unos $100.000 pues es una edición americana.

BONUS TRACK:

Llama Records

Carlos Landinez lleva más de 17 años escuchando música y más de siete coleccionando vinilos. Es abogado pero también propietario de Llama Records, una tienda virtual con una selección que va desde lo más contemporáneo de la música, hasta los clásicos que han sonado durante décadas.

Es una tienda practicamente nueva pero a la que el púbico ha respondido de la mejor manera y los precios son variados. Si usted está buscando algún disco y él no lo tiene, puede encargarlo, como la primera edición de Psycho Candy de The Jesus and Mary Chain. La visión de Llama Records es darle conocimiento a cada melómano en donde no importa la edad, con el afán de descubrir nuevos horizontes musicales. Como dato curioso, el staff de su tienda está conformado por sus mascotas, dos cachorros criollos que supervisan la entrega segura de cada vinilo.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS