Ud se encuentra aquí INICIO Musica Achepe Y Su Rap Mexicano Que Le Apunta Conquistar Latinoamerica

Achepe y su rap mexicano que le apunta a conquistar Latinoamérica

Achepe y su rap mexicano que le apunta a conquistar Latinoamérica

Fotos de Daniel Sierra

COMPARTIR ARTICULO EN:

Dejando de lado ese rap ‘malandro’, y con temas con una carga social y hasta romanticones, este artista fue uno de los invitados del pasado Hiphoppers por la Paz. “Aquí [en Bogotá] hay calidad, tienen un nivel cabrón y tienen el festival más grande de Latinoamérica que es Hip Hop al Parque”.

Daniel Fandiño / @sinsecuencia

En Iztapalapa, un suburbio al oriente de la Ciudad de México, Achepe conoció de primera mano la desigualdad y la violencia que tanto han azotado a su país. Eso lo convirtió, por momentos, en una persona fría pero también lo impulsó a hacer música que llevara un mensaje social, con sonidos y líricas que hablaran de la cotidianeidad y la situación que afronta México. “No toda mi música tiene un mensaje social pero sí intento que cuente algo. A veces hago cosas bien románticas porque eso se ha olvidado”, dice este rapero, quien también guarda la esperanza de que el complicado panorama de su país empiece a cambiar pronto.

 

 

Como uno de los representantes internacionales más importantes del rap mexicano, Achepe encabezó el line up de Hiphoppers por la Paz, un evento organizado por la fundación La Familia Ayara y que se desarrolló el pasado 2 de septiembre en Bogotá, una ciudad donde encuentra referentes para lo que hace: admira a Cejaz Negraz, quien también participó de este festival, y recuerda las veces que parchó en México con Samurai. “Aquí [en Bogotá] hay calidad, tienen un nivel cabrón y tienen el festival más grande de Latinoamérica que es Hip Hop al Parque”, destaca Achepe.

 

3_93.jpg

'La Leyenda del Distrito' en Chapinero

 

Para este rapero todo empezó a los 14 años, cuando rayaba las paredes de Iztapalapa con el tag de Pikuer. A las malas se formó en el grafiti, pues no tenía como comprar las latas o los “botes”, como los llaman en México, para tirar una pintada. “Criarme allí tuvo mucho que ver, pues mi barrio fue uno de los principales en grafiti. Es bien raro pero muy chistoso: ahora tu ves un grafitero pero es ‘fresa’, acá creo que le dicen gomelo. La gente que hace grafiti hoy en día tiene dinero para comprar botes o para viajar”, afirma. Crecer en ese ambiente le sacó callo a Achepe, pues le perdió miedo al hecho de salir a las calles a pintar, aún cuando debía usar hasta los aerosoles para defenderse.

 

 

En 1996 este chilango empezó a hacer grafiti con uno de los mejores crews de ese país, AC. Para la época, Achepe quería hacer música como fuera y eso lo llevó a que su papá le ayudará a hacer parte de una banda de cumbia que contrataban para fiestas, en la que tocaba la percusión. Del crew de grafiti del que hacía parte, un combo conformado por 22 exponentes, cinco se lanzaron a experimentar y fue así como nació el grupo de rap 2.2, algo que Achepe jamás se imaginó ya que mientras hacía grafiti todo su parche escuchaba ska y punk. El proyecto fue efímero y apenas les duró medio año, sin embargo fue el empujón necesario para que el sello discográfico mexicano Sonido Líquido incluyera en su proyecto a Achepe.

 

5_66.jpg

 

En una época en que se sentía sumido en la soledad, rodeado de hipocresía y que no podía con su vida, este rapero se animó a hacer unos temas de rap cristiano. “Empecé a consumir drogas fuertes y caí en depresión, no hablaba con mis padres ni mis hermanos, estaba solo y hubo un momento en el que dije: ‘Dios, si realmente existes, tú vas a hacer que mi vida no se vaya a la mierda’. Desde ese momento empezaron a pasar cosas en mi vida muy raras, que no se las atribuyo a algo terrenal”, explica Achepe. Una de esas cosas fue el nacimiento de su hijo, momento en el que decidió ponerle pausa a su carrera y trabajar en “cosas serias”, como le decía la gente. Por eso llegó a preparar sandwiches, jugos y licuados en un puesto. Cuatro años más tarde se dio cuenta que lo suyo era hacer música y retomó su carrera.

 

 

Actualmente Achepe está enfocado no solo en su proyecto llamado Industrial, donde funcionan una barbería y un estudio de tatuaje. Además está proyectando hacerle videoclip a todas las canciones de su más reciente álbum, Henceforth. Y ve con buenos ojos el futuro del rap mexicano: “La gente ahorita anda muy contenta con el nuevo gobierno [de Andrés Manuel López Obrador], simplemente con el hecho de que les van a quitar el dinero a los políticos que roban y siguen ganando un chingo de feria. Dicen que habrá más espacios culturales, tengo amigos en diferentes partes del país que tienen asociaciones civiles donde antes les daban poco dinero para sus proyectos y ahorita les están dando un poco más. Ya hay más seriedad con el rollo del rap, entonces creo que con el nuevo gobierno se va a poner mejor”, concluye Achepe.

 

4_79.jpg

 

En Instagram puede seguirla la pista a este MC que promete conquistar el mercado latinoamericano como ya lo hizo en México.

 

Comentar con facebook

Eventos Recomendados