Ud se encuentra aquí INICIO Moda Esta Es La Gente Que No Deja Morir El Glam En Bogota 0

Esta es la gente que no deja morir el glam en Bogotá

GLAM

Fotografías de Oswaldo González

COMPARTIR ARTICULO EN:

Un merecido recorrido visual por una manifestación estética que, décadas después de su auge, se niega a desaparecer. No solo se trata de cuero, flecos, labial y delineador, sino de la pasión por el hard rock, el heavy metal, el sleaze rock, entre otros géneros.

Isabela Ramírez / @isabelarramirez

Los glameros involucrados en este artículo nos sugirieron esta playlist para que la escuche a todo vatio mientras lee:

 

Pantallas de TV en las que se proyectan videos ochenteros, olor a cerveza y afiches de Mötley Crüe, Cinderella, Kiss y Twisted Sister. Muchos de los bares bogotanos que reciben a los amantes del hard rock, el heavy metal y otros géneros similares, son iluminados por tenues bombillos rojos, al parecer, para mantener el ambiente enigmático que envuelve a esas épocas (los setenta y ochenta) que hoy hombres con pelos largos y alborotados, maquillaje, pantalones pegados y mucho cuero quieren revivir.

En los noventa, los coleccionistas fueron los encargados de traer a nuestra mesa el rock y el metal (lea aquí la historia de José Mort Discos, el hombre que trajo el metal a Bogotá) en casetes y vinilos. La estética glam fue apareciendo en Bogotá gracias a personajes como Orlando Parra, coleccionista y guitarrista de Fire Wings y del grupo de blues, Isidore Ducasse, una de las bandas que tocó en el primer Rock al Parque, en 1995.

Primero de Mayo y La Candelaria fueron los primeros barrios donde abrieron bares como Black Dog, Dynasty y Legends, principales puntos de encuentro de rockeros. Luego aparecieron A.D.N., en Suba; Pegasus, en Pórticos, y una gran cantidad de espacios en el Restrepo, un barrio que hasta hace unos cuatro años fue epicentro de la mayoría de glameros de la capital, quienes venían principalmente de El Tunal y Álamos. Había algunos que se pegaban el viaje desde Suba.

Bandas colombianas como Pasión Eterna, Supremacy, Nasty Eyes, Angel Reaper, entre otras, se han convertido en los referentes obligados para quienes no dejan de lado la pasión por el hard rock, el heavy metal y todos los géneros que de ahí despegaron: el thrash, el speed metal, etcétera. 

 

Las perchas glam que aún resisten en la ciudad

laslo-glasm_1.jpg

A Edward Andrés Guzmán Muñoz le dicen Lalo, WEGM y hasta Whitesnake. Es el administrador del bar más visitado de la Primera de Mayo (Legends). Tiene 40 años y hasta ahora ha tenido a su cargo 12 bares, entre ellos, Dynasty. “Me gusta estar todo el tiempo en el bar, ver qué más le puedo meter y tratar de no dejar que la gente olvide lo que ha hecho grande a la música”, dice.

laslo-glasm-12.jpg

El pop, la música disco y el new wave fueron sus primeros amores. Después pasó al heavy metal, el death y el trash. Hace cuatro años tuvo una banda de hard rock llamada Angel of the Night.

Ha vivido siempre en el centro de Bogotá y desde los 15 años empezó a cambiar su color de pelo y su forma de vestir. Cuando empezó a peluquearse en capas, a maquillarse y a usar aretes, su familia sufrió un fuerte impacto. “El glam es un estilo de vida y no un género ni una moda. Tampoco se representa sólo musicalmente”.

laslo-3_0.jpg

laslo-4.jpg

Lalo exhibe su pinta todos los días. Ya no le hacen comentarios en la calle ni le faltan al respeto. Dice no entender por qué hay tan poco apoyo por parte del distrito a estos géneros: pocos conciertos y malos administradores evitan que las escenas musicales crezcan en el país.

 

♦♦♦

hasrd-12.jpg

Este es Sergio González, más conocido como Hard Lion, quien, aseguran, ha sido uno de los nuevos impulsores de la estética glam en Bogotá. 

hasrd-dasnny.jpg

hasrd-1212.jpg

Sus botas las compró en el Restrepo y su ropa –modificada con taches y cadenas- es de tiendas y páginas en las que encuentra lo que combine mejor con sus aretes, su pelo arreglado con laca y el lápiz sutil que usa en los ojos.

Tiene 23 años y se graduó de la carrera Animación y post producción. Entre semana trabaja desde su casa desarrollando una aplicación para web y los fines de semana los pasa en los distintos bares de la ciudad con su novia –la encargada de cortarle el capul cada dos meses–. "Nos gritan 'lindas' cuando estamos juntos en la calle", dice. 

 

♦♦♦

dasnielas.jpg

danny.jpg

Daniela Lennon, la novia de Sergio, es una rockera que mira con melancolía aquellos tiempos de rumbas en el Restrepo con “los glameros de verdad”, como ella lo explica. 

 

♦♦♦

collasge-rich.jpg

Fotos: Andrey Bottia

Richard Luengas tiene 25 años y es vocalista en Thunder Steel, una banda de heavy metal bogotana conformada en 2010. Vive en Suba y es el organizador de ‘Champions Rocker League’, el torneo de fútbol que se realiza desde hace tres años con bandas de rock de la localidad.

rich-1212.jpg

El evento se ha celebrado en la cancha de Costa Azul y en el parque de Cafam, en Suba. Este año lo está organizando en el Polideportivo La Gaitana.

 

♦♦♦

casmilo.jpg

Camilo Galvis tiene 19 años y ha dedicado buena parte de su vida a ambientar su habitación con afiches e instalar parlantes y reproductores de sonido y video. Él mismo cose sus chaquetas y entuba sus pantalones y los de sus “cuates”. 

casmilo-12.jpg

En 2012 tocó en la banda Blasted Blind, hasta que se aburrió de los shows de celos de sus novias. Por ahora está terminando su último año del colegio y trabaja en una fábrica de empanadas en su barrio, Fontibón. 

casmilo-3.jpg

casmilo-4.jpg

Fue su papá quien le mostró el rock y el metal desde niño. En las reuniones familiares todos lo miran raro, pero no importa: él cada día llega con música nueva para mostrarles. Mötley Crüe y Kiss fueron las primeras bandas que lo animaron a adoptar su estilo musical y estético. 

night-trasin.jpg

Esta botella de Night Train (el vino favorito de Slash, el guitarrista de Guns n' Roses), que ahora solo se consigue en Internet, la compró en un almacén Éxito hace tres años. 

 

♦♦♦

asndy.jpg

Andy Rojas es el guitarrista de la banda Seven ’n’ Six. Trabajó en Subway durante cuatro años, mientras estudiaba Psicología en la Uniminuto. En esa época también instalaba cámaras de seguridad y sonido profesional en distintos locales de la ciudad.

sandy-12.jpg

Cuando no está ensayando con su banda, es mesero en un restaurante de Suba.

Tiene 26 años y sus principales contrincantes en la calle han sido skinheads.

 

♦♦♦

milo.jpg

Milo San Carvhalo tiene la propia percha rocker (y su banda también). Su pelo es su mayor orgullo y habla de su forma de vestir como una manera de protesta. “Uno de rockero no quiere ser calvo ni nada parecido”.

Se hace una línea negra en los ojos y aplica un poco de rojo para acentuar el tono de la boca. Además, por conocer de cerca la teatralidad (estudió en la Academia de Artes Guerrero) ha construido su pinta con todas las herramientas de las artes escénicas.

milo-12.jpg

Por su conocimiento en técnica vocal, Milo ha hecho parte de tres bandas bastante conocidas de la ciudad: Acero, el grupo en el que empezó a tocar hace más de diez años; Nasty Eyes, que todavía existe y es conocida por sus presentaciones en casi todos los bares de rock de la ciudad; y Seven 'n' Six, un proyecto que ya lleva dos años y, aunque apenas está arrancando, ya tiene su grupo de fans. Dicen que este man es uno de los más apetecidos por las rockeras de estos parches.

 

♦♦♦

jasckie-12.jpg

Jackie Rocket tiene 33 años y desde los 18 dejó de vivir con su familia. Empezó a conocer el rock por los coleccionistas bogotanos que viajaban y traían música. Las capas, las botas texanas y los pantalones de cuero son primordiales en su vestimenta, así como el maquillaje en ojos y boca.

“Hace ocho años me paraba el pelo y me maquillaba y me miraban feo –cuenta Jackie–. Era complicado. En esa época había que tener mucha personalidad para salir así a la calle y yo me atreví. Ahora la gente entiende que uno es rockero y no un travesti”.

Su banda, Angel Reaper, en la que toca guitarra y canta, ha sido telonera de agrupaciones como Lizzy Borden y Raven, en el Teatro Metropol, que ahora funciona como centro cristiano.

jasckie-3.jpg

¿Dónde se refugian los glameros de nuestra ciudad?

 

1) El bar Dynasty antes quedaba en el Centro, pero abrieron uno nuevo en la carrera 13 # 66-10 (Chapinero). También es galería: en este sitio se puede encontrar una gran cantidad de elementos relacionados con la banda Kiss. Por otro lado, distintos grupos locales como FireAngel, Korazón de Hierro y Venus se han dado a conocer gracias a sus presentaciones en este bar.

2) Pregúntele a un rockero por Blossom Bar Rock y verá lo conocido que es este sitio. Queda en la calle 53 # 6-04. En una buena noche uno se puede encontrar con más de una docena de pintas glam.

3) En Suba queda el All Generations Bar: carrera 106 bis # 142-03, segundo piso. La zona de fumadores de este sitio es ideal para echarse unas birras mirando hacia el parque de Suba. 

4) Un clásico de “Cuadra Picha” (en la avenida Primero de Mayo) es el Legends Rock Bar. Este lugar, que abre de miércoles a sábado en esa famosa zona, es el sitio de encuentro de personas de todas las edades, principalmente llegados de Kennedy, San Cristobal Norte, el 20 de Julio y Suba, que quieren disfrutar de alguno de los 60.000 videos musicales que están en el repertorio de Legends.

 

Aunque en los bares se ven todo tipo de pintas, las que más sobresalen son las de estilo glam. El maquillaje y los peinados con copete y volumen siempre son la sensación. 

 

♦♦♦

 

¿Se nos quedaron por fuera pintas, personajes o bares? Entonces comparta sus fotos en nuestras redes sociales. 

Comentar con facebook

EVENTOS RECOMENDADOS