Ud se encuentra aquí INICIO Historias Speed Dating Bogota Citas Rapidas Amor

¿Estoy muy desesperado si busco el amor en un evento de speed dating?

Speed Dating En Bogotá
COMPARTIR ARTICULO EN:

En Bogotá se organizan veladas en las que los participantes tienen 5 minutos para conocer cara a cara y calificar a cada una de sus casi 20 citas de la noche. Asistimos a un speed dating para entender cómo sobrevive este no tan nuevo negocio del amor en épocas de citas online.

Camilo Vásquez / @Ecosays

¿Aún existen otros métodos para conseguir pareja? ¿Tal vez algo diferente a Tinder? En las tiendas esotéricas, por ejemplo, uno puede comprar un perfume de feromonas por aproximadamente 130 mil pesos. ¿Y buscando en los anuncios clasificados del periódico? Es una modalidad clásica que ya está agonizando pero en la que aún confían algunos (personas mayores, autodenominadas caballeros y damas responsables en busca de estabilidad), utilizando el menor número de palabras posible y pagando entre 75 y 100 mil pesos por anuncio:  

14274548_10153918903658067_1941479777_o.jpg

14315573_10153918902763067_889830049_o.jpg

Pero no estoy muy seguro de la efectividad de esos métodos. Por otro lado, he visto en series y películas algo que llaman speed dating y que, me han dicho, en Bogotá aún se practica. El plan se desarrolla como en Virgen a los 40: personas de un grupo determinado tienen citas de 5 minutos entre ellas con la intensión de conocer el mayor número de opciones amorosas en poco tiempo. Es sin duda un método alejado de lo moderno y tecnológico.

Nelson Castro, un hombre que lleva realizando esta clase de encuentros en Bogotá desde 2010, me dice que es una manera efectiva para solucionar esos problemas sentimentales que aquejan a los solteros. “Cuando tú te sientas con alguien a una distancia de 30 o 50 centímetros, hay muchas cosas que están jugando en nuestro cerebro: las miradas, el olor de cada uno, la sonrisa, la voz y los gestos”, me explica. Según Castro, el 15% de la comunicación es verbal y en el otro 85% intervienen un montón de elementos. ¿Podrá uno en solo 5 minutos saber si la persona con la que está hablando es compatible? No sé, pero esto me parece más entretenido que una app en el teléfono.

Decidí entonces asistir a un encuentro de speed dating y probar suerte. Hice la reserva después de hablar con Nelson: 60 mil pesos costó mi cupo por ser el mes del amor y la amistad, ya que por lo general vale 80 mil. La cita fue a las 7:40 p.m. de un jueves en un bar de Usaquén.

speed-dating.jpg

Cuando llegué, Nelson apenas recibía a los invitados. Me dijo que me acercara a la mesa de registro, que en 15 minutos empezábamos. En el registro me pusieron un sticker en el pecho con mi nombre y el número 13, me entregaron dos fichas para las bebidas y por último me dieron una carpeta con las indicaciones y una planilla para calificar a mis 18 citas de la noche. La calificación funciona como un semáforo: verde significa buena afinidad, amarillo es posible amistad y rojo se traduce en que no hubo interés alguno.

khgjv.jpg

A las 8:15 de la noche una mujer nos indica que debemos ocupar la mesa con el número que nos corresponde. La dinámica es sencilla: cada participante tiene 5 minutos para hablar con la persona con quien comparte la mesa y una vez suene la campana tenemos 30 segundos para despedirnos y llenar la planilla con el nombre, número de la otra persona y el color que la califica después de la breve cita. Esto sucederá hasta que volvamos a la mesa inicial.

Mi primera cita fue una ingeniera de alimentos, quien me confesó que era la segunda vez que venía a un encuentro de estos solo para hacer amistades. Le puse rojo y salté a la siguiente mesa, una completamente vacía. “La chica #14 no ha llegado por ahora”, me dijo la mujer que hacía sonar la campana. Mientras esperaba noté que la mayoría de las personas que habían asistido al evento tenían entre 35 y 45 años.

Sonó la campana y continué con mis citas rápidas mientras me tomaba una cerveza. Hablé de Aterciopelados, de mis metas en la vida, de mi primer guayabo y hasta del plebiscito. Con cada persona traté de discutir temas diferentes, sin dejar de lado las preguntas básicas.

kguj_0.jpg

La mayoría de mis citas eran ingenieras (de sistemas, industriales) o habían estudiado carreras de ciencias exactas, como Biología Molecular. Una me confesó que yo le resultaba una cita extraña por mi oficio de reportero. Supongo que también mi edad les parecía inquietante a mis citas. Esa noche la mujer había hablado exclusivamente con ingenieros y abogados. En este punto de la noche los participantes pueden hacerse una idea bastante clara sobre el perfil de las personas que encontrarán.

speed-dating2.jpg
 

A ninguna de mis citas le puse verde. Este afán por encontrar mi one, el amor verdadero, no dio frutos. No obstante, cuando el encuentro terminó algunas parejas se quedaron charlando, entretenidas. Yo entregué la carpeta con los resultados y me fui a dormir. Al día siguiente recibí un correo con los resultados finales: 6 verdes y 8 amarillos. ¿Debería llamar ya mismo a Nelson Castro y volver a intentarlo con más fe?

 

Contenido patrocinado por Are You The One?, de MTV.


pata_mtv_sin_fecha-04_0.png

Recuerde sintonizar MTV el 20 de septiembre a las 9:00 p.m el estreno de Are you the one?, el reality en donde 20 personas encontrarán entre ellos a su pareja ideal. Estos son los seis colombianos que harán parte:

mtv-_pata-06.png

 

Comentar con facebook

EVENTOS RECOMENDADOS