Ud se encuentra aquí INICIO Historias Don Popo Ayara Se Lanza Al Senado Con Cambio Radical

“Estar en Cambio Radical no me hace un corrupto o un paraco”: Don Popo Ayara

don popa fundación ayara

Fotos de Daniel Sierra

COMPARTIR ARTICULO EN:

Esta semana, el rapero y exdirector de la Fundación Ayara anunció su candidatura al Senado por esta colectividad, recibiendo críticas de algunos seguidores pues son conocidos los antecedentes de corrupción de varios miembros de este partido. En esta charla explica su relación con la política, critica a Gustavo Petro, señala al progresismo de manipular emocionalmente y defiende su decisión: “llegar a los partidos políticos no es por filosofía ni por discurso, sino por números”.

Andrés J. López / @vicclon

Don Popo Ayara estuvo al frente de la Fundación Artística y Social La Familia Ayara hasta el pasado 23 de julio, día en el que anunció que dejaría su puesto como director para dedicarse a otros proyectos. Durante 21 años en la fundación, este tipo puso su grano de arena en el objetivo de fortalecer el movimiento hip hop y apoyar a jóvenes de todo el país a través del mismo. Su música también la aprovechó para hablar de paz, igualdad y justicia. Precisamente, por medio de sus rimas y gestiones con la fundación fue testigo de las carencias de muchos habitantes del país que constantemente son ignorados por los dirigentes.

Con estas preocupaciones en mente, y después de cursar una especialización en Marketing Político y Estrategias de Campañas Políticas en la Universidad Externado, donde aprendió sobre el funcionamiento del sistema político y electoral, esta semana el rapero anunció unos de sus nuevos proyectos: la candidatura al Senado por Cambio Radical, la colectividad que durante años ha estado asociada al actual candidato a la presidencia Germán Vargas Lleras, siendo jefe del partido, senador y candidato en 2010. Finalmente, Vargas Lleras decidió lanzarse por firmas, precisamente para tomar distancia con un partido afectado por diferentes problemas, entre los que se registran escándalos por destitución, imputación de cargos y detención de varios de sus miembros (quince meses después de las elecciones de 2015, dos gobernadores y tres alcaldes de Cambio Radical ya han sido removidos de sus cargos).

La decisión de lanzarse por este partido político ha sido cuestionada por varios de los seguidores y conocidos de Don Popo, pero este chocoano de 40 años se defiende argumentando que su movimiento no es de izquierda, derecha, de centro o extremista, sino que es una construcción desde todas las latitudes, razas y clases, cuyo fin es acabar diferencias, fortalecer y, de paso, eliminar los prejuicios que hay sobre los hoppers en Colombia.

Hablamos con él para conocer las razones de su decisión y qué podemos esperar de esta etapa que se viene para su carrera, como candidato y posible congresista.

dsc_0068_1.jpg

 

¿De joven cuál fue su relación con la política?

No fue directa pero andaba al tanto de las dinámicas, ya que siempre me han interesado los destinos del país. Lo más cercano que tuve fue a mi abuelo: un liberal acérrimo, de esos que se daba machete contra los conservadores. Mi abuela también fue diputada en el Chocó. Pero como tal nunca tuve un proyecto de vida político ni soñé con dedicarme a esto, porque de lo contrario hubiera empezado mucho antes, como todos. Desde los 11 años soy artista, a los 13 hice mis primeros festivales, a los 18 fundé la Familia Ayara y a los 25 creé la agencia de artistas.

 

¿Y por qué ahora sí lanzarse a la política?

Es una consecuencia de las decisiones y acciones a lo largo de mi vida. Todo el trabajo político que he hecho ha sido desde el hip hop y el rap es una música de conciencia política, desde su estética rebelde y contestataria hasta los mensajes de denuncia, reclamación de derechos, exigencia o reivindicación de algún estilo o condición de vida. Mi trabajo con Ayara me ha llevado a cárceles de menores, con jóvenes habitantes de calle, drogadictos, personas en rehabilitación y desvinculados del conflicto armado. Aunque este trabajo es social, en algún momento te vuelves un vocero o referente de aquellos con los que has trabajado y de manera natural llegas a donde estoy ahora. Esos grupos te dicen “hemos hecho mucho pero falta más”, entonces necesitamos ir a donde se toman las decisiones sobre nuestra vida y desde ahí empezar a transformar, no solo desde proyectos y actividades puntuales.

 

Cambio Radical es uno de los partidos políticos con más escándalos en el país, ¿por qué lo eligió?

Hay varias razones por las que la gente entra a la política: hacer hoja de vida, tener un nombre y visibilizarse. No necesito nada de eso porque ya lo tengo haciendo cosas más positivas que decir “soy político”. Es una cuestión netamente estratégica: mi gente en las comunidades, barrios y pueblos necesitan respuestas y no las tienen. Viven literalmente en la mierda. Entonces llegar a los partidos políticos no es por filosofía ni por discurso, sino por números. La reforma política de 2003 hizo que no todo el mundo pudiera montar partidos políticos sino organizar todo mediante algo llamado el umbral y la cifra repartidora, de esta manera solo los partidos fuertes pueden llegar. Cambio Radical, Centro Democrático, el Partido de la U, el Partido Liberal y el Partido Conservador son los partidos fuertes con más curules. Como no hago esto para filosofar sino para llegar, me tocó escoger un partido y ellos me dieron el aval bajo condiciones más respetuosas, reivindicadoras y humildes. Cambio Radical se quiere renovar mientras los otros están con ese halo de ser una chimba y los pulcros, pero todos tienen rabo de paja, como el Polo Democrático con Samuel Moreno. Cambio Radical necesita limpiarse por todos esos escándalos, por eso son sencillos, colaboradores y vinculan a los jóvenes, a todos los diferentes: una cosa es la institución y otra las personas. En otros partidos llegábamos como cola de ratón a mendigar oportunidades y espacios. El hecho de estar en este partido no me hace un corrupto o un ‘paraco’.

dsc_0025_2.jpg

 

¿Desde el inicio se fue con ellos o probó con algún otro partido?

Con todos: conservadores, liberales, los de Opción Ciudadana, el Polo y la ASI (Alianza Social Independiente), pero el aprecio y las garantías solo me las dio Cambio Radical. No le como al qué dirán, ya que toda la vida la gente me ha criticado por todo y si hubiese asumido esas críticas y hubiera cedido el paso, no habría hecho nada.

 

¿Qué paso el día que inscribió su candidatura en la Registraduria, cuando el candidato presidencial Gustavo Petro lo confundió con un grafitero?

Petro podría tener prejuicios sobre quien puede o no ser político. Él dijo en su Twitter: “Me pasó algo curioso en mi inscripción que coincidió con la de Vargas Lleras. El candidato contrató a los grafiteros y candidatos de hip hop de Bogotá y apenas me vieron llegar se fueron conmigo”. El sabe que soy candidato y ahí dijo que Vargas Lleras me contrató o yo contraté a los grafiteros para que estuvieran ahí. Primero, no llevamos grafiteros y me parece muy triste por parte de él, pero así es la política hecha por el progresismo: manipula emocionalmente y a veces sin medir consecuencias. Petro fue alcalde y se ganó a los pelados, entonces ese día alguien se le acercó pero luego se disculpó públicamente, pues no pensó que al mostrarle su admiración, él lo usaría para hacer una pelea pública con Vargas Lleras. Nos usa a nosotros, que estamos empezando un proceso político, para echarle el agua a otro. Luego hice un Facebook Live diciéndoles a ambos que se agarren entre ellos y no nos metan a nosotros, pues somos un movimiento que ha construido calles, salvado vidas y apoyado a la izquierda. Ahora pedimos que no nos dañen en sus prácticas nocivas de política. Estamos limpios y si no nos van a ayudar no se metan con nosotros. Vargas Lleras pudo hacer lo mismo pero eso le demuestra a uno el carácter de los candidatos: nunca lo he visto salir diciendo que los seguidores del ex alcalde lo quieren más a él.

 

¿Apoya cien porciento a Germán Vargas Lleras?

Yo estoy representando nuestro movimiento y candidatura: Don Popo al Senado. Con Vargas Lleras nos hemos sentado unas cuatro o cinco veces a discutir su agenda de gobierno, incluso antes de entrar al partido, cosa que no ocurrió con otro candidato. Tenemos cosas que chocan o no entiendo porque no tengo la dimensión de país, y nos hemos enojado por temas como el medio ambiente y la industria extractivista. Hemos discutido porque él tiene una visión para liderar el país de manera exitosa, mientras yo tengo una sobre qué necesita mi gente, entonces estamos conciliando. Esto no significa que todos debamos ser iguales, sino de poder dialogar desde las diferencias y converger para hacer emerger el país.

(Después de esta entrevista, en un video publicado en el Facebook de Mejor Vargas Lleras, Don Popo manifestó abiertamente su apoyo a la candidatura de Germán Vargas Lleras)

 

Toda su vida ha estado involucrado en el hip hop, ¿cómo va a ser su apoyo hacia el movimiento?

En mi vida el hip hop ha sido mi misión y filosofía de vida, ha construido mi individualidad y le he aportado a su construcción. He hecho escuelas de formación, redes de hoppers, fundaciones, he apoyado artistas, prensado más de 162 CDs y patrocinado el 90% de los eventos de hip hop. Nunca le he dicho que no a alguien que traiga ideas y emprendimiento y todo eso lo he hecho con el poder de Dios y mis ancestros. Ahora que voy a hacer política y estar allá cuatro años, lo voy a fortalecer y a darle más cosas. Así traeré más transformación al país.

dsc_0042_1.jpg

 

Eso respecto a los hoppers, ¿y qué planea hacer con aquellos ajenos a la escena?

El hip hop no es una cultura solo de la música, ahí también hay animalistas, ambientalistas, trabajadores comunitarios, taxistas, doctores, profesores, buseteros, recolectores de café, cortadores de caña, etc. Es una filosofía para decir “no más”, que podemos venir de abajo pero somos capaces de construir y transformar nuestra vida si nos lo proponemos. Hay tres millones de vinculados al hip hop y para aquellos que no comulgan con esto, soy el candidato de los abstencionistas, los jóvenes, los diferentes, los alternativos, los que perdieron la fe en las instituciones y piensan que los políticos son una basura.

 

¿Se va a involucrar con temas como la marihuana y el aborto?

Por supuesto que sí. La marihuana se debe legalizar y no para que los hijos de Galán hagan plata con ella [Carlos Fernando Galán, congresista de Cambio Radical, fue ponente del proyecto de ley que legaliza la marihuana medicinal). Se debe legalizar como una planta medicinal a la cual la gente siempre ha tenido derecho. Debe liberarse y punto. El aborto ahora está bajo algunas condiciones, como el riesgo del feto y la mamá y cuando ha sido por una violación, pero la mujer debe tener la capacidad de toma de decisión de su cuerpo. Si es una pareja, hacerlo entre ambos bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, si el feto tiene cuatro o cinco meses no, piénsalo a tiempo, ten unos criterios de conciencia y pasa por un proceso psicológico, porque a veces lo hacen y el dolor les queda. Deben ser conscientes de que el aborto sea sano, higiénico, responsable y concertado con la pareja.

 

¿Cómo será su relación con la Fundación Ayara de ahora en adelante?

Hace cuatro meses salí de allá y ahora soy su amigo. Obvio la memoria y la imagen histórica la tengo yo, fue mi proyecto de vida y jurídicamente no pertenezco a ella, pero espiritualmente siempre será mi familia. La fundación ahora, con este tránsito, se está transformando de la organización de la Familia Ayara para ser la organización del hip hop. Los hip hoppers han llegado y entre todos se apropiaron de ella y la están haciendo crecer. Eso me llena de orgullo.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado