Ud se encuentra aquí INICIO Arte Nuevo Distrito Arte Bogota Barrio Armenia

La transformación del barrio Armenia en distrito artístico de Bogotá

La transformación del barrio Armenia en distrito artístico de Bogotá

Ilustración de La Bricolería

COMPARTIR ARTICULO EN:

En este barrio de casas tradicionales en el corazón de Teusaquillo conviven algunos de los mejores artistas de la ciudad y espacios culturales como Casa Kilele, Nest Art Center y Vértigo Graffiti. Para celebrar esta convergencia de arte, durante el primero y el dos de abril se realizará el Circuito Artmenia, un evento que busca apropiar a la población a través del consumo artístico. 

Tomás Tello

Casa Kilele es una fundación sin ánimo de lucro que inició hace dos años en una casona en Chapinero como una plataforma social, cultural y artística, un espacio para incentivar el arte en todas las personas. En esta localidad estuvieron un año y cuatro meses, pero en abril de 2016 decidieron irse de Chapi porque los vecinos no recibieron con agrado el espacio cultural, llegando incluso a señalar a sus fundadores como delincuentes, según recuerdan ellos.

Por eso se instalaron en el barrio Armenia, en la localidad de Teusaquillo, donde han sentido otra recepción por parte de la comunidad: la gente asiste constantemente al lugar y participan activamente de los eventos que organizan, así como del mercado agroecológico Tierra Viva

partmenia_interior.jpg

Foto de Cosmo

Y es que desde hace dos años el barrio Armenia ha servido de escenario para el nacimiento y consolidación de espacios culturales y restaurantes que, lentamente, vienen posicionándose en el radar cultural de los bogotanos. También ha sido el lugar al que han ido a parar muchos artistas, instalándose allí a vivir, como le sucedió a Chucho Bedoya. Bedoyaconocía el barrio desde antes, sobre todo por su arquitectura, desarrollada durante la primera mitad del siglo XX por arquitectos alemanes como Karl Brunner y Hans Wiesner pero se quedó a vivir después de ir a una exposición de arte.

Otra artista que se radicó en el barrio fue Magdalena Cubides, vocalista de Coco Nonó, la banda bogotana de swing y country. Según recuerda, hace cuatro años, cuando llegó al lugar, la opciones culturales del barrio eran muy limitadas, siendo La Quincena (hoy La Bricolería) uno de los pocos lugares disponibles para la presentación de proyectos artísticos. Pero con el paso del tiempo, y sobre todo en los últimos dos años, al barrio han instalado 17 espacios, como la casa cultural Bogotales, el espacio de difusión Vértigo Graffiti y otros como El Apto, la Terraza Azotehuela o Nest Art Center, una galería que  fue pionera en darle un empuje a la escena cultural del barrio.

artmenia.jpg

Nest, fundada por Catalina Rodríguez hace dos años, tuvo que experimentar con sus 160 m2 de espacio y ofrecer exposiciones con diferentes enfoques y acercamientos para que el emprendimiento de una galería independiente no sucumbiera ante distritos consolidados como La Macarena. Como Nest, el resto de las galerías del barrio se han visto favorecidas por la instalación de la nueva sede de la UniPanamericana cerca al Parque Armenia, pues se ha aumentado el tránsito de jóvenes por la zona, favoreciendo el público que asiste a las exposiciones  y demás actividades artísticas. 

Al ver la convergencia de estos espacios, talleres y artistas, Chucho Bedoya decidió articular todo en una iniciativa que permita ver al barrio Armenia como una nueva opción en la capital para pasar un rato de buen arte y gastronomía. Por eso promovió la realización del primer Circuito Artmenia, una iniciativa para que los habitantes del barrio se apropien del espacio público, lo conozcan y lo recuperen. Como lo plantean los organizadores, este evento es un método pacífico de combatir la inseguridad que se ha intentado instalar en el barrio, además de consolidarlo como sector cultural en Bogotá.

“Aunque hay una producción artística grande e importante en la ciudad, su consumo es muy limitado e iniciativas de este tipo ayudan a que se conozca la oferta cultural”, afirma Juliana Cepeda, una de las fundadoras de Casa Kilele y también una de las organizadoras del evento, que ha sido totalmente autogestionado por los artistas y espacios que participan en él. “Esta es la primera versión y, si nos va bien, la idea es incluir a más espacios”, dice Magdalena Cubides.

parque-armenia.jpg

Entre el primero y el dos de abril se tienen pensadas intervenciones en los diferentes galerías; por ejemplo, todas las paredes del apartamento de Chucho Bedoya serán pintadas y grafiteadas por artistas invitados para crear, temporalmente, una pequeña galería de puertas abiertas. Mientras tanto, en el apartamento de abajo, un reconocido chef mexicano preparará sus platos para los asistentes. La idea es que durante este fin de semana, y durante el resto de las semanas, la gente se amañe y no tenga que salir del barrio para nada, por lo cual han seguido el lema de Casa Kilele para los artistas primerizos y amateurs: “todo es posible”.

Si quiere conocer más sobre este evento, pásese por la Agenda Cartel y encontrará toda la info necesaria.

sello_cc_8.png

Comentar con facebook

contenido relacionado