Ud se encuentra aquí INICIO Arte El Erotismo Incensurable En Los Dibujos De Carlos Dearmas

El erotismo incensurable en los dibujos de Carlos Dearmas

Dibujo de Carlos Dearmas
COMPARTIR ARTICULO EN:

Este ilustrador argentino, tallerista de la Academia Superior de Artes de Bogotá, replantea las posibilidades y el alcance conceptual del arte erótico a partir de ilustraciones complejas, ricas en detalles y texturas. Una obra sugerente que burla los algoritmos de censura de las redes sociales.

Clared Navarro Cejas / @navarrocejas

Cuerpos voluptuosos, posiciones insinuantes y construcciones atrevidas resaltan en los dibujos de Carlos Dearmas. Este artista plástico argentino juega con la perspectiva, la iluminación y la disposición de los cuerpos para concebir posiciones que desafíen las articulaciones del cuerpo humano y atmósferas capaces de narrar más de una historia singular.

imagen-1.jpg

Carlos tiene 35 años, ha trabajado como caricaturista desde los 18 y cuenta que su inspiración surge muchas veces de la mitología griega por lo universales que pueden llegar a ser sus historias. “Los mitos hablan de condiciones humanas que se retoman una y otra vez —explica Carlos, quien reside en Bogotá desde hace cuatro años y dicta talleres de dibujo y línea en la ASAB hace dos años—. Uno a veces no entiende el trasfondo de la historia, pero la necesidad de recordarlos y reformularlos da cuenta de que hay algo ahí que a la gente le llega”. 

imagen-2.jpg

En esa universalidad de la mitología griega, el artista plástico encuentra una carga de erotismo que se mantiene como rasgo distintivo de su obra plástica. Y así, en mitos como Hércules y Anteo, este ilustrador descubre el guiño carnal de la historia en la representación de Hércules levantando en sus brazos a Anteo para asfixiarlo. 

“Lo erótico me resulta algo atractivo en varios niveles —cuenta Dearmas—. He notado que el arte erótico es muchas veces muy plano. En cambio, yo creo que con eso se puede jugar de una forma muy artística. El erotismo es capaz de expresar muchas cosas y construir armonía”. 

Incluso en dibujos en los que no hay una intención explícita de erotizar a los personajes, Carlos determina su voz artística con rasgos que indirectamente hablan de la intimidad de estos, permitiendo que quien observe sus obras pueda intuir la vida que estos seres pueden tener más allá de la mera representación. 

La cantidad de detalles en los dibujos de Dearmas responde, precisamente, a su interés por construir un arte erótico que vaya más allá de la simple representación del cuerpo. Para este ilustrador la lectura rápida de la imagen no es relevante, por eso apuesta por las imágenes que exigen total atención del espectador, convirtiendo así el dibujo en un momento de reflexión que, desde su perspectiva, aporta más a nivel artístico.

 

Los detalles también permiten que las escenas eróticas en sus dibujos se revistan de sutileza. Carlos explica que, en esta era digital, solo los humanos son capaces de comprender el mensaje erótico en su obra:  “Facebook bloquea los desnudos por algoritmos que reconocen rasgos comunes en los cuerpos que deben censurarse, pero a mis dibujos no los puede detectar. Un computador no entendería este erotismo nunca”.

imagen-4.jpg

Otros elementos importantes que permiten que sus dibujos pasen los filtros algorítmicos de las redes sociales son las posiciones y la perspectiva de sus personajes. “De un tiempo para acá no me importa tanto la corrección anatómica… pero uno solo puede tomarse libertades sobre cosas que conoce”. Aprendió sobre anatomía con modelos ocasionales, practicando y haciendo esbozos rápidos, a partir del ejercicio logró dar con esa forma de representar el cuerpo que, hoy en día, caracteriza su obra.

Dearmas es totalmente autodidacta. No realiza bocetos a lápiz antes de una de sus piezas, sino que trabaja directamente con la tinta y a mano todos sus dibujos, sin intervención digital salvo un balance del contraste para borrar la textura del relleno. Inicialmente traza las líneas generales del dibujo para luego dejarse llevar por los detalles: flores, abejas, calaveras, la trama y lo que sea que el trazo vaya desarrollando espontáneamente en la historia que cuenta. No vectoriza sus dibujos, pues considera que quitarles la línea manual sería dañarlos, y rara vez los coloriza. Para este ilustrador, la simpleza de la tinta negra sobre el fondo blanco le da la posibilidad de exigirle más al dibujo que al material.

imagen-5.jpg

Actualmente se encuentra trabajando en un proyecto personal de narración gráfica que publica semanalmente en su página de Facebook y en su cuenta de Instagram, y en una novela gráfica con un escritor colombiano que aún espera casa editorial para ver la luz.

¿Quiere sumergirse de lleno en la obra de Carlos Dearmas? Sígale la pista en carlosdearmasilustracion.com

sello_cc-1_0.png

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados