Ud se encuentra aquí INICIO Arte 1doce Imagenes Muestran Que Hace Avivato Avispado Colombiano
COMPARTIR ARTICULO EN:
B

12 serigrafías para entender 12 avivatadas bien colombianas

12 serigrafías para entender 12 avivatadas bien colombianas

Portada por Toxicómano

Soma Difusa, Ceroker, Daniel Acuña, Toxicómano y otros artistas locales se reunieron en El Avivato, un proyecto que a través del arte busca erradicar de nuestra mente pensamientos como “del vivo vive el bobo”. En sus trabajos, interpretaron vivezas como la de la chica de 16 años que simuló un embarazo con trapos en su barriga o el infame Agro Ingreso Seguro. 

Tomás Tello

¿Quién no ha cantado, con complicidad y orgullo, ese estribillo tan famoso que dice “el vivo vive del bobo” compuesto por Marciano Martínez e interpretado por Peter Manjarrés con Diomedes Díaz?  Todos lo hemos hecho o, al menos, todos hemos pensado en esa frase. Y es que la vaina es así: si uno no está atento a lo que hace, se la gana el más avispado, el más abeja… el más avivato. Como le advierten los papás a uno: es mejor no “dar papaya” por ahí. 

1_3_0.jpg

Fotografías de Sebastián Esguerra.

 

Partiendo de esa idea tan colombiana, tan nuestra, un diseñador industrial y un politólogo arrancaron en 2015 el proyecto investigativo NIEME –nombre que sale de la expresión “ni mierda”-. Hasta hoy, estos manes, quienes prefieren mantener su nombre oculto pues quieren que el protagonismo lo tenga la ciudadanía, han investigado la desconfianza como un fenómeno social en nuestro país, pues saben que uno desconfía de las promesas del político, de las vueltas del taxista o de la fila en el banco.

2_3_0.jpg

Luego de tener el tema, partieron de los casos que conocían y se devolvieron en el tiempo, para mostrar que el cuento de buscar la trampita ha sido recurrente en la historia reciente del país. Decidieron que fueran doce casos que estuvieran bien anclados en la memoria y recurrieron a archivos de prensa y legislativos para dar cuenta de las diversas aristas de las avivatadas. Al final de todo, para ellos, la desconfianza se traduce en el cuento de no dar papaya.

3_27.jpg

Como resultado de esa investigación, produjeron El Avivato, una iniciativa que a través de serigrafías quiere mostrar que ser “abeja” es el pan de cada día en Colombia, y que se ha manifestado no solo entre la clase política sino entre todos los ciudadanos. Por eso, decidieron tomar 12 avivatadas representativas a lo largo de la historia y pedirles a 12 ilustradores que las interpretaran. 

4_30.jpg

La idea surgió hace un año y medio, cuando estaban preparando e investigando su primer proyecto, ‘Inexactos efectivos’, centrado en  los falsos positivos. Durante ese tiempo, notaron que “ser vivo” era un síntoma naturalizado de un fenómeno muy criticado por los propios colombianos: la corrupción, algo que podemos empezar a sacar del camino en el día a día, cuando los ciudadanos nos demos cuenta que podemos confiar y dejar de andar paranoicos para que no nos tumben, ni engañen, si cada uno deja de buscar cómo "ganársela al otro".

Si quiere tener alguna de estas serigrafías, puede comprarlas aquí.

sello_cc_0.png

 

 

Comentar con facebook