Ud se encuentra aquí INICIO Arte Urbano Mincultura Pintela Que Yo Se La Coloreo 19 Mujeres Se Toman Los Muros De Popayan
COMPARTIR ARTICULO EN:
B

‘Píntela que yo se la coloreo’: 19 mujeres se toman los muros de Popayán

19 mujeres se toman los muros de Popayán

Fotos de María José Alarcón
 

La “ciudad blanca de Colombia” recibió una merecida descarga cromática entre el 12 y el 14 de mayo durante la segunda edición del Festival Color Vecino, bautizado este 2018 ‘Píntela que yo se la coloreo’ y dedicado a las artistas urbanas y sus mensajes visuales de empoderamiento y resistencia.

Enka

Aparte de las empanadas de pipián y su tradición casi religiosa, Popayán también es conocido por cierta tendencia al pensamiento conservador, es por esto que el colectivo Desechoos buscó por medio de este festival dar un giro a esa forma de pensar.

Este colectivo sin ánimo de lucro formado en el año 2016 por Veci y Alejandro Luna busca por medio del arte urbano visibilizar las problemáticas sociales de la región. Un año atrás el festival Color Vecino celebró su primera edición con el nombre Pintando a lo animal, reuniendo más de 25 artistas locales y nacionales para representar con sus trazos la fauna nacional en un espacio de unos 200 metros frente a la galería (plaza de mercado) Bolívar, una de las más conocidas de la ciudad.

(Mientras tanto, en la costa colombiana: Killart en fotos: 1500 metros cuadrados de arte urbano para Barranquilla)

Los festivales en Popayán son una novedad, el primero se realizó en 2015 en cabeza del colectivo Monareta y bajo el nombre Sobre fondo blanco. Se tiene como antecedente un proyecto del año 2003 que consistió en murales colectivos en 6 poblaciones del sur del Cauca llamado Pintemos la vida, pintemos la esperanza, el cual estuvo encabezado por el artista insignia payanés Jafeth Gómez y la comunicadora social Irma González.

A estos dos festivales solo podemos sumarle el Transgresión, que fue de grafiti, tuvo 2 ediciones (2015 y 2016) y fue organizado por EPK, el crew más legendario de arte urbano en Popayán. “Es que antes los jóvenes no salían a pintar por el miedo a romper los cánones establecidos en la cultura payanesa”, cuenta Veci acerca del porqué solo hasta ahora los jóvenes comenzaron a empoderarse de los espacios y generar este tipo de encuentros.

(No deje de leer El ‘crew’ como sistema de hermandad y cooperación del arte urbano)

De la mano de la Secretaría de la mujer, Desechoos comenzó a trabajar la problemática de la violencia contra la mujer y vio la necesidad de realizar una segunda edición del festival teniéndolas a ellas como protagonistas, ofreciéndoles un espacio de expresión.

Ni los fuertes aguaceros fueron capaces de detener este 2018 la labor de todas las chicas locales y las que viajaron desde otras ciudades, como Perversa, Violenta, De la Calle, Psylo Sabin entre otras. 7 spots en total, ubicados en 5 barrios: el skatepark de santa Catalina, parqueaderos, fachadas de casas y hasta el Centro Comercial El Empedrado recibieron los trazos de estas creadoras.

 

Kitaen, 25 años, Ibagué:

kitaen.jpg

“Mi obra va enfocada a cambiar la percepción de las comunidades indígenas en la calle”.

 

Laura Lara, 21 años, Popayán:

laura-lara.jpg

“Pasar la obra a los muros ayuda a darle identidad y vida a la ciudad, y a que las personas se vean reflejadas”.

 

Nandy, 21 años, Cali:

nandy.jpg

“Mi obra habla mucho sobre el racismo. Genero dudas e inquietudes y busco que las personas se queden con alguna información”.

 

Pandora, 21 años, Villavicencio:

pandora.jpg

“Busco mejorar el entorno generando sentido de pertenencia con respecto a la flora y la fauna local”.

 

Violenta,  22 años, Cali:

violenta.jpg

“Creo que el cuerpo de la mujer todavía es “cosificado”. Aún hay mucho estigma, por eso me gusta llevarlo a su naturalidad y hacerlo ver como lo que es: algo normal”.

(Lea también Carol Arana y sus violentas viñetas que les dan voz al feminismo y al agite caleño)

 

Psylo Sabin, 29 años,Pasto:

sabin.jpg

“Mi obra aporta a la calle un diálogo que puede ser interpretado libremente por cualquier persona que lo observe”.

 

Cora, 27 años, Cali:

cora.jpg

“Mi intención es que la gente cuando vea mi obra sienta que la naturaleza está presente, que no sea solo ver el gris de la ciudad”.

 

Natalia Amapola, 23 años, Popayán:

amapola.jpg

“Me interesa resignificar esos espacios que son parcialmente inhabitados y donde la gente no es capaz de sentarse o compartir”.

 

Híbrido, 25 años, Popayán:

hibrido.jpg

“Los significados culturales como respuesta a la apropiación de los espacios”.

 

Anash, 25 años, Popayán:

anach.jpg

“Darle una nueva mirada al barrio: las personas pasan, ven el mural y ya no lo perciben tan peligroso o tan dejado. Esto le da una nueva vida y anima a la gente que pasa por ahí”.

 

ARS, 21 años, Bogotá

ars.jpg

“La resignificación del espacio”.

 

SDR, 26 años, Bogotá:

sdr.jpg

“Cada grafiti que yo hago le da una resignificación al barrio, les genera un nuevo ambiente a los habitantes del sector”.

 

Chela, 23 años, Bogotá:

chela-lu.jpg

“Es un poco a la memoria indígena, a la resistencia de las comunidades y a las víctimas de crímenes de estado. Esto es a la memoria colectiva”.

 

Perversa, 32 años, Bogotá:

perversa.jpg

“Busco hacer más colorida la calle, crear un tipo de acción y así afinidad en la calle sobre todo para los niños, tiene que ver con un impacto de color y de personajes imaginarios”.

 

Sonomi-e, 31 años, Bogotá:

sonomi.jpg

“Mi trabajo es un pedacito de mí que le regalo a la gente que lo observa, es algo muy personal al público”.

 

Soma, 28 años, Bogotá:

soma_0.jpg

“Generar inquietudes, no siempre dando mensajes contundentes sino despertando emociones y sentimientos”.

 

De la calle, 26 años,  Manizales:

valentina-de-la-calle.jpg“Veo que la mayoría de las mujeres se siente cuestionada en medio mis texturas y pliegues en los cuerpos, y quizá tenga mucho que ver con lo que puedan estar viviendo y sentirse identificadas”.

 

Marsella, 26 años, Bogotá:

marsella.jpg

“Busco que la persona que mire mis muros se inspire de una manera que tal vez no  encuentre en otro medio”.

 

Purple, 28 años, Popayán:

purple.jpg

“Rescate del espacio público que ha sido negado y que se toma también como un espacio de denuncia. Queremos tener una posición más fuerte... no quedarse callada, no amedrentarse, tener un carácter fuerte desde todos los campos: desde las mujeres campesinas, lo obreros o los negros”.

sello_cc_1_9.png

pata-mincultura.jpg

Comentar con facebook