Ud se encuentra aquí INICIO 420 Tony Greenhand Y Sus Artesanias Base De Marihuana

Tony Greenhand y sus artesanías a base de marihuana

Tony Greenhand artesano cannabico

Fotos cortesía de Tony Greenhand

COMPARTIR ARTICULO EN:

En un pueblo de Oregón, uno de los estados de Estados Unidos en los que la marihuana recreativa es legal, este tipo de 28 años tiene la habilidad para hacer cualquier figura con sus manos, como si de armar un porro se tratara… Ha sido tanto su éxito que hay directores de cine fijándose en lo que hace. “Una pieza que haga en pocas horas cuesta entre $200 y $300 dólares y si me lleva más de una semana puede ir desde los $3.000 hasta los $5.000 dólares”. 

Andrés J. López / @vicclon

La primera vez que el estadounidense Tony Greenhand probó la marihuana fue a los 16 años, cuando el dealer de unos amigos le vendió lo que él llamó “un batido de hojas, pura basura”. Esto, lejos de desmotivarlo, lo animó a explorar más sobre la planta. Luego, ya metido del todo en el cuento cannábico, fue la burla de su parche porque no tenía la habilidad para armar un porro. Para quitarse la mofa de encima, compró una onza de marihuana (28,7 gramos) y se encerró a practicar en su casa durante un fin de semana, hasta que dominó la técnica. Al lograrlo quiso explotar el potencial de la marihuana y los cueros y hoy, a sus 28 años, es capaz de manufacturar cualquier objeto relleno de hierba y listo para consumir.

Tony Greenhand, como se hace llamar este artesano, empezó haciendo un cohete y luego siguió construyendo figuras de marihuana por diversión para mostrarles a sus amigos de Albany, Oregón, donde vive. En este estado es legal el uso medicinal de la marihuana desde 1998, pero a modo recreativo se legalizó apenas en 2015, permitiéndole a cualquier persona mayor de 21 años poseer hasta ocho onzas en su casa y fumar siempre y cuando no sea en público. Los arrestos también disminuyeron, pues antes el 7% se relacionaban con la posesión o el consumo de cannabis. Obviamente aún existen restricciones; en abril del año pasado se emitió una ley que le prohíbe a los vendedores conservar la información de sus clientes y obliga a estos últimos a presentar una identificación para demostrar su mayoría de edad.

dino.jpg

screen_shot_2018-06-27_at_12.10.11_pm.png

En 2013, Tony creó una replica de la pipa de Sherlock Holmes y le insistieron en que la subiera a Reddit (la red social para linkear a contenidos web y discutir sobre ellos). La pipa fue vista más de 30.000 veces e inmediatamente marihuaneros y medios de todo Estados Unidos empezaron a alabar su hobby, que después de eso se convirtió en un trabajo. “La demanda aumentó mucho y quería que la gente disfrutara lo que hacía. Tuve tantas órdenes que no pude dedicarme a nada más —recuerda—. Los porros se apoderaron de mi vida en ese punto”.

pipa_0.jpg

​La pipa que Tony subió a Reddit.

 

 

jesus1.jpg

Este artesano nunca estudió nada cercano al arte, ni siquiera acabó el colegio, pero confiesa haber trabajado con madera y arcilla y cree que eso pudo haberle ayudado a perfeccionar su habilidad para enrollar. Todo el tiempo está en su casa haciendo figuras (mientras fuma): en un día día logra terminar hasta cuatro, pero prefiere trabajar en una o dos al tiempo durante varios días para que estéticamente luzcan más parecidas al personaje u objeto original. En su cuenta de Instagram, donde tiene más de 320.000 seguidores, se pueden encontrar replicas de Rick y Morty, Bender, B-Real, Shenlong (de Dragon Ball Z), ET, Spiderman, Marge Simpson y todo tipo de objetos extraños como tortugas, candelabros, helados, armas, señales de tránsito, aguacates, plantas, tenis y hasta el Monumento a Washington.

bender.jpg

spiderman.jpg

17883794_2090837684476188_9147099292059981126_n.jpg

Algunos de sus proyectos son más colosales, llegando a batir records mundiales en varias ocasiones: un porro de dos libras en 2014, cuando la marihuana se volvió legal en Washington; otro de tres libras ese mismo año y una sandía en 2016 de 4,2 libras que duró encendida tres horas y hasta sirvió para freír malvaviscos en ella.

Tony comenta que las formas siempre son lo más complicado de lograr y necesitan un montón de tiempo, entre unas horas o varias semanas, antes de seguir con el próximo paso. El precio obviamente varía según el tamaño de la pieza y sus detalles. “Si me encargas un trabajo tienes que suministrar la yerba, entonces te daré un precio basado en tu diseño pero está sujeto a cambios. La mayoría de veces puedo adivinar la cantidad de tiempo que me tomará terminarlo, pero algunos demoran más de lo previsto —agrega—. Algo que haga en pocas horas cuesta entre $200 y $300 dólares ($600.000 a $900.000 pesos) y si me lleva más de una semana puede ir desde los $3.000 hasta los $5.000 dólares (entre nueve y quince millones de pesos)”.

Su kit para esculpir es muy artesanal: bisturí, tijeras, palos de pincho, grinder (aunque para él es más efectivo un procesador de alimentos), cueros, pegamento para cigarrillos y tintes hechos a base de soya para pintar las formas. Según le comentó Tony al portal Leafly, la clave a la hora de ensamblarlo todo es que los palos dejen aberturas en cada forma, así al retirarlos el aire y el humo pasan y cualquier objeto se fuma sin ningún problema.

oso.jpg

manos.jpg

pajaro_0.jpg

concha.jpg

Ahora Tony únicamente trabaja para los clientes que lo han seguido desde que empezó a manufacturar o para alguien nuevo si le pide un trabajo grande. Cuando abre los pedidos al público recibe unos cien diarios, de los cuales solo puede aceptar dos o tres porque físicamente le resultaría imposible hacerlos todos.

Otra de las razones por las que recibe pocos trabajos es la limitación de enviar figuras cargadas de marihuana a través de una empresa de correos; es bastante complicado hacerlas llegar a Suecia, Uganda o cualquier otro país desde donde le han escrito. Sin embargo, dentro de Estados Unidos ha entregado burritos varias veces en empaques auténticos que engañan a cualquiera. “A veces la gente está hambrienta y, oye, si tengo un burrito extra y tienes hambre puedo hacértelo llegar”.

18485436_2110108492549107_6213911863537179785_n.jpg

13901396_1950726968487261_6107788694579420519_n.jpg

Las habilidades de Tony ya han sido reconocidas por distintas celebridades que le han encargado esculturas. Algunas de estas son los raperos SmokeDeville y Chris Crayzie, a quienes les hizo una cadena y un Pikachu respectivamente; al cultivador cannábico Kiwi Ras (propietario de la compañía 45th Parallel Farms) le elaboró la cabeza de la Estatua de la Libertad; pero uno de sus encargos más reconocidos es la miniatura del comediante Tommy Chong (del dúo Cheech & Chong) que hizo para el propio Tommy.

14079742_1957251337834824_1588917784359152322_n.jpg

pikachu.jpg

chong.jpg

Tommy Chong. Foto de @SheSmokesJoints, la novia de Tony.

 

 

Sus dotes para moldear la marihuana ya lo convirtieron en toda una celebridad. El director Gus Van Sant (Last Days, Milk y Elephant) lo buscó para hacer un papel pequeño en su próxima película Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot, junto a Joaquin Phoenix, Jonah Hill, Rooney Mara y Jack Black. Desde hace dos años ha considerado hacer un reality show pero ha pausado la idea porque “para ser sincero, he visto que la televisión es un montón de tonterías, entonces si lo hago me gustaría producirlo por mi cuenta en mi propia página”. Por ahora, Tony permanece en su casa haciendo artesanías, produciendo distintas semillas en sus más de 40 plantas que comercializa en California y pensando en su próximo record mundial: una figura de ocho libras.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados