Ud se encuentra aquí INICIO Arte Las Pinturas Al Oleo De Jeniffer Fonseca Una Bogota Punk En Escenarios De Moda Post Sovietica

Las pinturas al óleo de Jeniffer Fonseca: una Bogotá punk en escenarios de moda post soviética

Jeniffer Fonseca Cartel Urbano
COMPARTIR ARTICULO EN:

Con sus piezas, esta artista ibaguereña indaga por las formas en las que la sociedad consume las marcas y los productos importados. Para lograrlo, se ha fijado en esos personajes de la capital cercano a la escena punk y new wave y en cómo se da la construcción de esas individualidades.

Julián Guerrero

Blancos. Melancólicos. Impersonales. Así son los rostros que protagonizan la moda postsoviética y su fotografía, ese escenario estético que hoy reina en los países de Europa del Este y que es furor entre las celebridades de todo el mundo. Popular por su iconografía soviética y por la reapropiación de los símbolos comerciales, esta estética nostálgica es uno de los elementos culturales imperantes en la juventud actual y un ejemplo idóneo para pensar las dinámicas de consumo a nivel global.

jf3.jpg

Personalidades como Gosha Rubchinskiy, quizá el fotógrafo y diseñador más reconocido de la escena, han sentado un precedente creando piezas que, aún con la hoz y el martillo, son usadas con orgullo por personajes como Kim Kardashian, llevando esta estética más allá de su región nativa. Incluso hasta Bogotá, en donde la pintora Jeniffer Fonseca (27 años) se dedica a explorar esta estética rusa y generar así un híbrido entre lo local y aquello que es tendencia al otro lado del mundo.

bettyjf.jpg

También blancos, melancólicos e impersonales son los personajes de Jeniffer, los cuales, además del toque soviético de sus rostros, aparecen ataviados en las caras de personajes o íconos de la cultura popular nacional como el expresidente Andrés Pastrana o Betty la Fea. A través de la pintura al óleo, un material del que aprecia su versatilidad, esta artista indaga por la noción de espectáculo y la manera en que a diario consumimos las marcas y los modelos importados, además de explorar la tensión que se crea entre la fotografía efímera y la obra que perdura. “He querido tomar gente que me llama la atención, esas imágenes de fotografía de moda que consumo a diario y mezclarla con la iconografía latina y colombiana, con las cosas que más me tocan a mí”, explica esta ibaguereña.

telejf.jpg

Aunque Jeniffer es profesional en Negocios Internacionales de la Universidad del Tolima, decidió dedicarse en forma a la pintura desde hace tres años. Siempre quiso estudiar artes, pero el poco movimiento artístico en Ibagué y la voluntad de sus papás, la llevaron a decidirse por una carrera con otra proyección profesional. Al final, de donde pudo, y tras renunciar a su trabajo, Jennifer se dedicó por fin a consolidar eso que hace tanto tiempo le interesaba: los cuerpos y sus dinámicas de consumo. Fascinada por esos elementos y por la estética del punk y el new wave, y la forma en la que se vive la escena en Bogotá se acercó a personajes que tuvieran esa imagen y estética, representándolos en ese escenario de la moda post soviética pero con toques locales.

img_1779.jpg

Su obra vincula personajes extraños y referencias que cualquier bogotano puede agarrar rápidamente, como el logo del Only en el saco de un chico entre la multitud o el letrero de Profamilia detrás de dos jóvenes de rostros extraños. Así, Jeniffer le da forma a esa mezcla entre la tendencia post soviética y la Bogotá cascada del punk y el new wave. “Los juegos de apariencia son juegos de imagen, juegos estéticos. Lo que quiero mostrar es cómo las personas, a través de su estética o a través de estos consumos culturales, crean una imagen. Se trata de un juego entre la imagen, los símbolos, los consumos y el cómo a partir de eso se construye la individualidad”.

dsc_0242.jpg

Los juegos de palabras son también elementos esenciales dentro de sus piezas. La obra titulada Pato, peto, pito, puto, un óleo sobre lienzo de fondo amarillo y letras negras, en la que la primera vocal es tapada por uno de sus personajes, es un ejemplo de estas exploraciones. Así mismo, la presencia de objetos cotidianos en lugares igualmente cotidianos, pero enmarcada dentro de esta misma estética o la burla de las marcas –como es el caso de la crema Colgate en un lavamanos o el cambio del logo de ‘adidas’ por la palabra ‘adios’– hacen parte de la sátira con la que esta artista construye su obra.

dsc_0213_0.jpg

Por tratarse de figuras jóvenes y unas paletas de color fuertes, Jeniffer ha encontrado una buena recepción a su obra, pues a la gente le ha gustado ese juego de composición y colores. “Es una propuesta que comercialmente no es tan fácil de vender. Mucha gente me dice que haga paisajes u otras pinturas que la gente pueda colgar en su apartamento. Pero yo he sido fiel a esta línea que estoy trabajando”, cuenta. Manteniéndose en lo suyo, y abordando temas como la sexualidad, la moda, el género o la religión, Jeniffer ha expuesto en escenarios como la Academia de Artes Guerrero, ‘Conexpo Chia, 1ra Feria del Arte de la Sabana de Bogotá’, o el ‘6to Salón de ilustración, Imagenpalabra’.

sss2.jpg

A propósito de la recepción de su obra, Jeniffer recuerda su paso este año por el Centro Cultural del Colegio Hispanoamericano Conde Ansúrez, en el que expuso su obra frente a los estudiantes y dictó talleres de retrato. Según cuenta, la experiencia fue muy enriquecedora pues, como le comentaron las profesoras del colegio, su obra gustó entre los alumnos y generó discusiones en las clases de filosofía y en los escenarios en que se abordaban temas de sexo, género y otros discursos que los estudiantes leían en la obra. 

3njf.jpg

La sexualidad, el género y el erotismo son temas que Jeniffer ha decidido abordar en sus pinturas pues ve que juegan un papel importante en la experiencia del cuerpo y el consumo que trabaja. Aunque se siente afiliada a ningún movimiento o con una afinidad específica hacía ciertas luchas, ha recibido comentarios sobre sus obras de gente que le pregunta el “porqué solo pinta homosexuales” o, al contrario, hay miembros de la escena queer que se han sorprendido de su trabajo y la han invitado a participar en eventos.

dsc_0254_0.jpg

Al inicio de su propuesta artística, Jeniffer se decantó por una paleta pastel, acercándose así a esa fotografía de moda que consume. De eso pasó a la propaganda soviética, la cual apelaba al color rojo y las letras de gran tamaño, elementos que ha ido incorporando en la serie en la que trabaja actualmente. “Yo tomo una estética de otro país, de algo que de pronto no nos toca, y empiezo a hacer un híbrido con las cosas que me gustan a mí, tratando de buscar un estilo, pero sin ninguna pretensión, sin decir que esto tiene alguna implicación con lo soviético. Es mas un juego estético”. 

vjf.jpg

Según cuenta, aunque ha incluido componentes religiosos en sus obras, pues le dan más personalidad a las pinturas, ha preferido usar la iconografía contemporánea, pues sus referentes más próximos se encuentran ahí. Así, ha decidido valerse de las imágenes y medios de comunicación que siempre consume para buscar sus referentes y realizar su exploración, y así lograr que la gente reconozca la coyuntura que se está tratando. “Todos somos una acumulación de espectáculo. Lo que nos interesa es nuestra relación con la imagen, cómo nos proyectamos, cómo nos vemos. Esa idea de espectáculo va nutrida también a otras manifestaciones individuales que tiene una persona, de su sexualidad, de su género, sus gustos musicales”. 

barbarie.jpg

Vinculada a una escena bogotana dedicada a la exploración de lo figurativo y la ilustración, Jeniffer afirma que la movida es cada vez más grande y más competitiva, pues hay muchas personas desarrollando buenos trabajos. A partir de su trabajo que mezcla óleo, acrílico, dibujo y esténcil, esta artista busca explorar a partir de distintas técnicas y herramientas, un escenario de apariencias y consumo que a diario se alimenta más y más.

De la mano con otros artistas y filósofos interesados en el tema del cuerpo y el consumo, Jeniffer le apuesta a una escena del arte que siempre busca la innovación y medios nuevos para pensarse. En este momento participa en la exposición ‘artistAs, Mujeres en el Arte Contemporáneo’en Tabio hasta el 30 de septiembre.

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados