Ud se encuentra aquí INICIO Musica Seis Artistas Nacionales De Indie Hablan De Vance Joy Y Su Indie Folk

Seis artistas nacionales de indie hablan de Vance Joy y su indie folk

Vance Joy Cartel Urbano

Imagen cortesía de Páramo Presenta / Foto de Manuela Uribe

COMPARTIR ARTICULO EN:

La Ramona, Surcos, Isamel Ayende, Pablo Trujillo, Oh’laville y Urdaneta nos dieron sus impresiones sobre el regreso del artista australiano tras su presentación en el Festival Estéreo Picnic del año pasado. Al final de la nota le contamos cómo ganarse entradas para su presentación del 16 de octubre en Bogotá.

Julián Guerrero

Muchos no dudan en afirmar que Colombia está atravesando una efervescencia musical gracias a la visita de artistas internacionales y al fortalecimiento de bandas locales independientes que se la juegan por la experimentación, mezclando ritmos tradicionales con tendencias globales. Este auge obliga a pensar en la consolidación del país como parada obligada de las giras internacionales y también en la producción musical y el público local. Y, justamente, el concierto que Vance Joy realizará el próximo 16 de octubre lo demuestra: la presencia de este músico australiano confirma que el país se ha convertido en una plaza relevante y que existe un público sediento de indie folk.

Esta es la segunda vez que Vance Joy visita Colombia, después de presentarse en el Festival Estero Picnic 2017, escenario donde lo acompañó un público numeroso y que sirvió para presentar un tema del disco Nation of Two, con el que hoy gira por América Latina. Como referente del indie folk –un género que nace en los noventa en Estados Unidos influenciado por el folk rock, y está representado en artistas como Jeff BuckleyMumford & SonsBeirut– Vance Joy regresa al país con su propuesta acústica y su inseparable ukelele, visita que coincide este año con la de Damien Rice, otro de los referentes esenciales del indie folk, que aterrizará en noviembre.

 

 

Este australiano, titulado en Derecho y Artes, arrancó su carrera musical tocando en bares de Melbourne, su ciudad natal, y alcanzó la fama en 2013 gracias a su sencillo ‘Riptide’. Esta canción, que comenzó a escribir en 2008, estuvo acompañada de un videoclip dirigido por Dimitri Basil, un director de origen colombiano. Después, en 2016, Vance Joy lanzó su primer disco Dream Your Life Away y en febrero de este año Nation of two. Para la presentación de este disco, Bogotá será la penúltima parada de una gira que visitará Lima, Rio de Janeiro, Sao Paulo, Buenos Aires y Ciudad de México. 

 

 

Para entender mejor este momento, seis artistas indie colombianos nos dieron sus impresiones sobre la presencia de este artista y sobre cómo Colombia se posiciona como espacio musical para los artistas internacionales, y también en cuanto a las nuevas propuestas locales.

Para Pablo Trujillo, exponente de rock alternativo, la producción independiente del país está al nivel de la internacional, y hasta la rebasa a veces. Y no exagera. Con nuevas caras y voces apareciendo todo el tiempo, la escena independiente nacional es cada vez más rica y sorprende con su curiosidad y contenido experimental. Bandas como SurcosIsamel AyendeOh’lavilleUrdanetaLa Ramona y el propio Pablo Trujillo, referentes del indie y la movida alternativa nacional, son la prueba de que puede hacerse buena música con pocos recursos.

Las recientes producciones de estas y otras agrupaciones –como MontañeraNiño PuebloBestiario e incluso el lanzamiento este año del disco Guarever de Aguas Ardientes, que incorpora elementos tradicionales como la tambora–  hablan, tanto en su música como en sus temas, de una escena que sabe emplear los ritmos locales en favor de nuevas perspectivas, ampliando el espectro musical. Pero los matices existen y a pesar de la abundancia de bandas y del público numeroso que sostiene la escena independiente, es válido preguntarse si se puede hablar de una escena indie e indie folk nacional.

 

 

Para algunos artistas este género es ya algo sólido, otros opinan que aún está en construcción, y para otros, es apenas perceptible. “Realmente no siento que haya una escena [indie folk] tan específica, lo que hay es más bien una escena independiente y dentro de ella hay bandas que tienen que ver con esa mezcla de géneros”, comenta Pablo Trujillo. Una opinión similar tiene Andrés Toro de Oh’laville, quien agrega que no puede decir si existe un género indie folk, aunque sí la presencia de bandas independientes que trabajan por fortalecer el público y volver la escena una industria lo más pronto posible. 

 

 

Y es que, al ser un género importado, el indie folktropieza con las propuestas locales que, aunque muchas veces beben de este género, no responden del todo a él. Juan Manuel Osorio de Ismael Ayende, afirma que no está de acuerdo en hablar de un género como indie folk basado en guitarras acústicas y las canciones de corte anglosajón y norteamericano, pues no es lo propio del país. “Ahora, si lo vemos de una forma más amplia, algo así como una apropiación de nuestro folclor llevado a otro contexto, lo cual claramente está pasando con fuerza en nuestro país, diría que sí, que es lo más importante que se ha desarrollado en la última década en Colombia. Sin embargo, a mí personalmente no me gusta verlo como indie folk, prefiero llamarlo world music”, señala. 

Por su lado, La Ramona cree que es necesario establecer una diferencia entre el folk –como género norteamericano– y lo folclórico, que serían esos elementos tradicionales colombianos con los que estarían experimentando los artistas del indie nacional. Sin embargo, no toda apropiación del folclor puede hermanarse al indie folk. El trabajo de agrupaciones como Frente Cumbiero o la Tromba Bacalao, supone una aproximación a los ritmos tradicionales distinta a la del indie, no sólo en la música que producen sino también en sus temas. La distancia entre los sintetizadores de Mitú y la propuesta acústica de bandas como Surcos o Urdaneta, así como la diferencia entre los temas festivos de la cumbia y las perspectivas frías de la ciudad, marcan la diferencia entre una aproximación y otra.

 

 

Para músicos como Juan Felipe Ochoa, vocalista y líder de Surcos, una banda de folk alternativo de Bogotá que trabaja desde hace cuatro años, sí es posible hablar de un género y una gestión indie en Colombia. “De diez años para acá han salido propuestas muy interesantes y novedosas que tienen una visión diferente desde la composición y la producción musical, hasta la manera de gestionarlo. Ser indie no solo tiene que ver con un género raro y no comercial, sino que también tiene que ver con lo que hay detrás de la gestión de un proyecto sin el soporte de una disquera y que viene de la raíz, simplemente como al autor le nace”, dice. La fusión de los ritmos autóctonos y la música independiente con la tradición del indie, dice Juan Felipe, le está dando un tinte nuevo a la música nacional, posicionándola frente a la música extranjera. En el caso de Surcos, afirma, la banda mezcla el folk americano y country con ritmos e instrumentos latinoamericanos como el charango.

 

 

Antonio Urdaneta afirma que su banda se ha visto influenciada por el indie folk y es un género que ha sabido mezclar con la producción electrónica y algunos beats. Desde su punto de vista, la escena indie va por buen camino, pues cada vez hay más bandas que producen música de manera independiente y enriquecen el género. “Los ritmos latinoamericanos y colombianos aportan mucho a una escena como el indie. Considero que son una forma de salirse del indie típico, no solo en ritmo sino en instrumentación. Tenemos muchas tamboras e instrumentos que se pueden tomar para crear bases distintas del indie tradicional”, comenta hablando de referentes como Gustavo Cerati, quien vinculaba ritmos andinos a su música.

 

 

Entusiasmados por una escena musical, a su juicio cada vez mejor, aunque con la urgencia de una mejor producción, estas bandas realizan proyectos en una atmosfera bastante estimulante y que luchan por mantener vigente. “En general Colombia está en un momento artístico muy importante, tenemos los ojos del mundo encima y esta vez es por algo positivo: estamos llenos de talento y proyectos de calidad”, comenta La Ramona. Y no es para menos: la visita de músicos como Vance Joy emociona también a estos artistas, puesto que se están abriendo las puertas para que cada vez más músicos internacionales lleguen al país y Colombia pueda mostrarse y codearse con las grandes producciones. 

“Me da la impresión de que no han venido muchos artistas de indie folk a Colombia, como Bon Iver, Beirut, entonces es muy bueno que venga Vance Joy. Para nosotros como Surcos es muy importante que la gente empiece a conocer este tipo de artistas que son nuestra referencia internacional de lo que estamos haciendo acá. Es importante que vengan más exponentes de indie, porque eso abre más mercado acá”, dice Juan Felipe.

 

 

Así pues, no solo queda mantener la puerta abierta a los músicos internacionales que nos visitan en su paso por América Latina, sino apostarle cada vez más a la escena indie que todavía tiene mucho por decir y producir.  

unnamed_35.jpg


¿Quedó con ganas de parcharse el concierto de Vance Joy? Visite nuestra agenda cultural y gánese entradas para este show íntimo que el australiano les ofrecerá a los bogotanos en el Armando Hall Music (Calle 85 # 14- 46).

Invita Páramo Presenta.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados