Ud se encuentra aquí INICIO Ilustradores Y Grafiteros Contra La Politiqueria Colombiana

Ilustradores y grafiteros contra la politiquería colombiana

erres mas robo cartel

Foto de Erre

COMPARTIR ARTICULO EN:

Los artistas callejeros están al tanto de las movidas sucias de los políticos del país. Aun cuando alguno ha recibido amenazas, muchos de ellos se apropian de espacios para denunciar la corrupción y ridiculizar dirigentes. Échele ojo a estas piezas antigubernamentales de Erre, Lesivo, Chirrete, Wosnan, Saga y otros representantes de la movida gráfica urbana.

Andrés J. López / @vicclon

Los políticos tienen una capacidad increíble para sacarles la piedra a los ciudadanos, sea por su mala gestión, las demoras o trabas para realizar algún tipo de proyecto, los multimillonarios robos y sobornos, sus afiliaciones a grupos armados ilegales, el cambio constante de partidos y alianzas, los estratosféricos salarios y —quizás sea este el mayor detonante de la rabia colectiva— la impunidad que gozan muchos de ellos cuando sale a la luz algún escándalo o delito.

Otra cosa que indigna es la gran cantidad de propaganda que inunda las calles en época electoral en forma de vallas, afiches, volantes, pendones colgando de apartamentos y hasta fachadas pintadas con los rostros o partidos de los candidatos. Luego del día de elecciones, a veces años después, todavía se encuentra pegado o botado en el suelo el rostro de un político, nuevo o antiquísimo, con alguna frase que promete un país mejor.

Los grafiteros e ilustradores colombianos no son ajenos al ambiente político y constantemente usan algún personaje o situación para atacarla en sus trabajos gráficos. Aprovechando toda la movida electoral de este año, les traemos varias piezas que canalizan todo el rechazo y la ira despertada por nuestros dirigentes.

 

Chirrete Golden

chirrete_1.jpg

Foto cortesía de Chirrete.

 

 

Comenzamos con esta pieza que Chirrete hizo para su exposición del año pasado Artimañas, en la que precisamente habló sobre las mañas de los políticos corruptos que nos dirigen. A la entrada del evento, los asistentes se encontraban con este tapete con el rostro del actual alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien para esa época ya gozaba de un 75% de desfavorabilidad, según una encuesta publicada por Gallup en marzo (a final de año aumentó a 84%). Este formato tan particular fue hecho precisamente para que los visitantes descargaran su ira y frustración pisoteando su rostro porque “era el dirigente político a cargo de la capital que no estaba haciendo las cosas bien y hasta ahora sigue siendo así”, comenta el artista bogotano. En el tapete también está la frase “Lo mismo pero más barato”, en alusión a su comentario de que Transmilenio podía ser igual a un metro pero más económico.

 

Lesivo

lesivo.jpg

Foto de Camilo Ara.

 

 

En enero de 2010 se llevó a cabo el Bogotá Stencil Art Festival, uno de los eventos más grandes de grafiti que se habían hecho hasta ese momento en la ciudad. En total participaron 51 invitados nacionales e internacionales entre los que estuvieron Toxicómano, Empty Boy, Saint Cat, 2 Sick Bastards (Reino Unido), Assi-One (Italia) y Lesivo. Este último participó con una pintada en el barrio Usatama, en la localidad de Los Mártires, y se tomó una de las rampas hechas por la comunidad para hacer un trabajo que no ataca propiamente a un dirigente, sino al elemento impuesto por ellos que más nos gobierna, el dinero, y la ruina que nos causa. “Ese era un tema bastante recurrente que manejaba en esa época. En la pieza quise mostrar la esclavitud y dependencia generada por él”, comenta Lesivo. El trabajo luego lo replicó en la Avenida Jiménez y también apareció en carteles de otros eventos.

 

Gino

gino_0.jpg

Foto cortesía de Gino.

 

 

El senador Álvaro Uribe es una de las figuras a la que los artistas urbanos más recurren y eso lo veremos a lo largo de este listado. Hace unos 12 años, cuando aún era presidente y a Estados Unidos lo gobernaba George W. Bush, el grafitero Gino, de Soacha, hizo este esténcil en el que fusionó ambos personajes para crear a Álvaro Bush. Lo curioso de esta pieza es que también incluyó la esvástica, el símbolo por excelencia de los nazis. “Lo hice así porque se supone que ambos son regímenes fascistas y se centran en la guerra. Ese es su foco principal de gobierno y ambos se mueven a través del miedo”, comenta Gino. Durante dos o tres años llenó las calles de Soacha y Bogotá con esta imagen, pero asegura que aún hoy lo podría seguir utilizando.

 

Wosnan

wosnan_0.jpg

Ilustración cortesía de Wosnan.

 

 

Entre su obra cargada de animales fantásticos, hongos de todos los colores y casas en forma de pera, Wosnan también toca temas muy reales que nos afectan a todos. Para el Proyecto Osmosis, en el cual participó este bogotano, tomó dos grillos y los puso frente a un muro con alambre de púas y un aviso que dice “No immigrants allowed” (No se permiten inmigrantes), temática muy ligada a la xenofobia vista en Estados Unidos e incluso acá, con el éxodo de venezolanos. “En Osmosis también se habló del conflicto en Siria y la corrupción colombiana. Me interesó mucho la inmigración y por eso escogí ese tema. El cartel está inspirado en la película Distrito 9 porque siempre la relacioné con el asunto —comenta Wosnan—. Siempre me he interesado por los proyectos sociales y no quiero solo pintar sino que la gráfica aporte su grano de arena”.

 

Saga Uno

saga.jpg

saga1.jpg

​Imágenes cortesía de Saga.

 

 

Para 2009 ya era mucho lo que se había hablado sobre la “parapolítica”, el escándalo que desde 2006 vinculó a funcionarios del gobierno de Uribe y a otros políticos del país con grupos paramilitares. En la exposición Raye, ego y hip hop, Saga tomó a Milburn Pennybags, la mascota del famoso juego de mesa Monopoly, y lo colocó con billetes y una motosierra frente a unas letras que dicen “Parapoly”. En la instalación original, el aviso estaba pegado a una pared que goteaba sangre, luego le hizo un remix digital sin la sangre. “Ese era uno de los acercamientos a las otras piezas de la exposición. Lo mezclé con el Monopoly porque precisamente los que tienen ese monopolio del país son los que gestionaron todo ese movimiento. Por eso todo cuadró”, explica Saga.

 

Erre

erre1.jpg

Foto de Erre.

 

 

La encargada de hablar de la corrupción nacional en el Proyecto Osmosis fue Erre. Esta artista callejera imprimió, hace unos seis meses, carteles que decían “Más robo” con la forma del logo de Marlboro. Los pegó por toda Bogotá y los sacó en ‘calcas’, pero a mediados de febrero decidió pintarlo en Chapinero. “Escogí la corrupción porque es una de las cosas que más jodido tiene al país; pareciera que la ley es permisiva con el tema y nosotros ya estamos acostumbrados y la ignoramos —comenta Erre—. Usé el logo porque se reconoce fácil, se presta para el juego de palabras y la gente le tiene miedo al cáncer”. El trabajo ha sido bien recibido y hasta policías e indigentes la han apoyado en sus pegadas y pintadas. Una señora hasta le dio $2.000 pesos para que comprara materiales.

 

Tavo Garavato

tavo.jpg

tavo1.jpg

Imágenes cortesía de Tavo Garavato.

 

Solo basta que llegue la época de elecciones para encontrarnos con opiniones contrarias y peleas en la calle y redes sociales. Basándose en este odio, en lo dividido que quedó el país después del plebiscito por la paz y en los comicios de este año, Tavo Garavato empezó a anotar ideas para una serie de ilustraciones sobre nuestros siete pecados nacionales que se llama Proyecto Ruido. En total serán ocho ilustraciones: una por cada pecado y otra que demuestre que no todo está perdido. “En vez de atacar por qué le gusta el verde y no el azul, el bien y no el mal, quiero ser neutro y crear consciencia de que si va a votar lea, sea por el lado que sea”, explica Garavato. Hasta el momento ha publicado dos imágenes (odio y guerra) pero espera tenerlas todas listas antes de las elecciones presidenciales del 27 de mayo. Aunque empezó como un proyecto individual, este ilustrador de Girardot se asoció con López Gráfico y Tinta Impresa, quienes le ayudan con los textos, la diagramación y la tipografía de cada pieza.

 

DJ Lu

dj-lu_0.jpg

dj-lupollo.jpg

dj-lu-burro.jpg

​Fotos cortesía de DJ Lu.

 

 

A comienzos de 2017, DJ Lu le tomó una foto a una burra que es de su mamá y más adelante vio que encajaba perfectamente con el cuerpo de Donald Trump, con quien estaba muy rayado por su gestión. La burra gustó y luego hizo al presidente estadounidense con cabeza de pavo y a Uribe con cabeza de pollo, por los huevitos de la seguridad democrática. A medida que se fueron anunciando los candidatos para estas elecciones, la fauna política se diversificó y ahora también hay hienas, cerdos y, por supuesto, ratas. “Tengo otros [animales] en conserva para más adelante; han tenido más impacto en esta época electoral. Hay gente que se acerca a preguntarme qué político es pero no me interesa mostrarlo de una manera tan directa; para eso lo hago como es y ya. Ahí están Putin, Trump, Uribe, gente de derecha, políticos suramericanos, o el que quiera ver”, cuenta.

 

Jim Pluk

jim_pluk.jpg

Foto cortesía de Jim Pluk.

 

 

Este bumangués suele poner a su personaje, Canosa, en diversas situaciones, pero pocas de ellas relacionadas con la política. En este cómic publicado en redes el pasado mes se muestra a la niña tapando la campaña política de tres candidatos y reemplazándola por algo más agradable a la vista.

jim-pluk.jpg

Imagen cortesía de Jim Pluk.

 

“Siempre me he sentido muy apolítico y me repele un poco el tema. Esa basura visual se queda en las calles y contamina las ciudades. Tampoco me gusta todo ese contexto de la corrupción, la politiquería, etcétera”, comenta Jim Pluk. La imagen salió paralelamente a un proyecto de la capital santandereana que se llama Muros con Sentido y busca tapar toda la publicidad política de la ciudad con murales hechos por artistas invitados. Pluk ha intervenido dos de estos trabajos y la idea es seguir trayendo más gente.

 

Carsal

carsal-uribe.jpg

carsal1.png

Imágenes cortesía de Carsal.

 

 

Desde finales del segundo mandato de Uribe, en 2010, Carsal empezó a hacer rostros que mostraran la podredumbre de él y de su sucesor Juan Manuel Santos. Según él, estas caras hacen parte de una serie, aún sin título, y que con el tiempo tendrá más personajes. “Los hice podridos porque perdieron su humanidad hace mucho, son entes hambrientos de poder y no les importa a cuántos tengan que violentar con sus decisiones y doctrinas —comenta Carsal—. Todo el mundo sabe de la relación del señor Uribe con el paramilitarismo y nadie hace ni dice nada”. Este artista callejero confiesa haber recibido amenazas por parte del paramilitarismo, eso no le afecta y en las marchas uribistas siempre sale con imágenes que lo ataquen. “Es peor que si les ofendieran a la mamá: insultan, arrojan cosas, gritan y agreden. Pero no por eso dejaremos de denunciar, graficar y fastidiar”. En cuanto a Santos agrega que con él “no pasa nada; la mitad lo odian y la otra mitad lo ignoran”.

 

Siga en redes sociales a Chirrete Golden, Lesivo, Gino, Wosnan, Saga Uno, Erre, Tavo Garavato, DJ Lu, Jim Pluk y Carsal.

sello_cc.png

  
 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Eventos Recomendados