Ud se encuentra aquí INICIO Historias Hip Hop Grafiti Breakdance Djs Asi Funciona La Premiada Skuela Del Vocalista De Crew Peligrosos

Así funciona la premiada “skuela” del vocalista de Crew Peligrosos

Así funciona la premiada “skuela” del vocalista de Crew Peligrosos

Fotos de Alejandro Mazuera Navarro

COMPARTIR ARTICULO EN:

El Jke de Crew Peligrosos recibió el 23 de octubre en España el premio WOMEX a la excelencia profesional, el más importante del mundo en cuanto a mercados culturales se trata. Esta es la historia de 4 Elementos Skuela (4ESkuela), una academia antioqueña de hip hop gratuita y colaborativa ubicada en la comuna Aranjuez.

Alejandro Mazuera Navarro

4ESkuela surgió en el año 2000 como un trueque cultural, un intercambio gratuito de conocimientos alrededor de la escena hip hop paisa. “Para nosotros fue muy difícil aprender de alguien sobre hip hop, nos tocó investigar en videitos y películas que había por ahí —explica el “Jke” de Crew Peligrosos—. Pero la gente no quería regalar su tesoro más preciado: su arte. Yo me puse como objetivo que cuando aprendiera, le iba a enseñar al que me preguntara”.

escribiendo_letras_de_canciones.jpg

Este hombre empezó a cumplir su promesa con alguien llamado Feizar Torres, mejor conocido en el ámbito artístico como “Izel”. A él le enseñó el breakin. Feizar llevó a un amigo, quien a su vez llevó a otros, y así empezaron a ensayar en las calles y muchos jóvenes al verlos dar vueltas en el piso se interesaron por hacer lo mismo. Hoy ya han pasado más de 4 mil muchachos por estas clases y hay nuevos sitios para entrenar, como Manrique, Palmitas, San Cristóbal y El Retiro, todos ellos corregimientos de Medellín.

(Lea también Moebiuz: en la casa del hip hop no hay jefes)

La Comuna Nororiental de Medellín ha sido escenario de muchas violencias que históricamente han azotado a la urbe paisa. En esta zona se ubica el barrio Aranjuez, lugar donde nació y aún vive esta idea llamada Skuela. Y aunque se han visto obligados a parar por enfrentamientos entre bandas que disputan el control territorial, retoman las clases, sin excusas, con una gran cantidad de muchachos que no solo llegan del barrio cercano sino también de otras zonas de la ciudad.

“Lo que nosotros hacemos es darles un espacio para que el tiempo de ellos no se quede en la esquina”, dice Sergio Esteban Ospina, más conocido como “P Flavor in the Mic”, cantante de Crew Peligrosos, quien actualmente dicta clases de rap en esta escuela. Él, como los otros profesores, empezó siendo uno más de los estudiantes. Llegó atraído por el baile hasta que una lesión en la rodilla lo obligó a pasar del breakin al rapeo. Como P Flavor, todos los miembros de Crew Peligrosos están vinculados a 4ESkuela.

Para uno de los b boys que más tiempo lleva asistiendo a los talleres, conocido como “Hellstyle”, este lugar sin duda demuestra que el arte tiene un poder transformador. “Ha cambiado los entornos cercanos, brindándoles más opciones a las personas frente a lo que quieren ser en la vida y regalándoles momentos muy agradables. Son entornos artísticos que promueven la sana convivencia”. “Ya tenemos muchas historias de pelaos que están en la universidad estudiando artes escénicas, danza o educación física para entender más el cuerpo —dice P Flavor—. Los de grafiti ya tienen proyectos de diseño gráfico. Muchos llegan aquí sin herramientas, sin saber qué hacer. La cultura hip hop nos enseña a desarrollarnos como seres humanos”.

mezclando_chica_desde_ventana.jpg

Después de recorrer los salones y el patio central de la institución Alzate Avendaño, la cual le abrió las puertas a 4ESkuela para su desarrollo, uno se da cuenta de que aquí no solo abunda la buena energía, sino también de que en este espacio la riqueza artística de los 4 elementos del hip hop (Mc, BBoy, Dj y grafiti) está presente con altas dosis de talento: vi cómo un grupo de pelados tocaba lo que parecía una batucada con unos tarros de pintura y baquetas mientras otros en un círculo realizaban acrobáticos pasos de baile; tanto los músicos como los b boys mostraban un ritmo sincronizado que invitaba al movimiento.

Ejemplo de la calidad de muchos de los que llegan a este lugar es el b boy “Lethal Flavor”, cuyo nombre de pila es Diego León de los Ríos. El hombre hizo una fusión de danza africana con bailes tradicionales de nuestro folclor afrocolombiano. “Extraje muchas cosas que combinaban muy bien con el break. Hice esa fusión de estilos y esencia y lo llamé Afrolatin Rock”.

(Lea también un perfil del Arkeólogo de los beats)

Nuestro país se destaca por ser una nación pluriétnica y multicultural, la Skuela y el crew saben que esa es una de nuestras mayores fortalezas como nación, por eso el rescate de nuestra herencia y la combinación de ella con los beats del hip hop es fundamental de todo el proceso. Lethal Flavor, como afrodescendiente que es, lo experimentó en la creación de su estilo de danza y hoy lo comparte con todos los que van a 4ESkuela a bailar con él. “Desde ahí empieza esa búsqueda de lo étnico y ancestral, porque queremos ser ese aporte latino, colombiano, al hip hop. Que en otras partes reconozcan nuestro estilo por estar arraigados a las raíces”.

grupo-bailando.jpg

Pero esa presencia de nuestra herencia cultural no solo hace presencia en el baile, sino que permea todo los componentes que se trabajan. En el grafiti muchos artistas emplean elementos de los pueblos originarios de nuestra nación y solo falta oír una canción de Crew Peligrosos para percatarse de la presencia de gaitas, tamboras y otros elementos de nuestro folclor. El cerebro detrás de muchas de esas mezclas es el profesor de la Skuela y Dj de los Peligrosos Cristian Montoya, conocido como “Rat Race”, quien después de varios viajes por nuestro país conoció la riqueza del folclor y empezó a hacerla obvia en sus mezclas. A sus estudiantes les lleva currulaos y porros, entre otros ritmos colombianos, para que los usen en su trabajo con los tornamesas.

“Cuando vos agarrás una canción de jazz o de funk y la empezás a usar para tus pistas, seguramente alguien en Estados Unidos ya lo hecho —dice Rat Race—. Si tomás una cumbia, eso nadie lo ha hecho, por lo que estás creando algo tuyo, algo nuevo”.

Cristian Montoya hace parte del primer grupo fundador, aquellos que se vieron atraídos por el baile de Izar, el primer estudiante del Jke, y hoy es un ejemplo de cómo no solo Crew Peligrosos se nutre del proceso formativo que se da en Aranjuez, sino que de aquí surgen nuevas agrupaciones: “Rat the beats” es el proyecto personal de este hombre y se presentará en el próximo Festival Estero Picnic.

Ingresé en un salón del Alzate Avendaño donde una gran cantidad de niños y jóvenes hacía planas de caligrafía para una clase de grafiti. Todos estaban concentrados en sus cuadernos haciendo estilizadas letras. Aquí a nadie se le obliga a hacer un ejercicio porque cada uno aprende a su ritmo, por eso no deja de ser sorprendente para mí la manera en la que unos niños menores de diez años, que normalmente suelen tener una capacidad de atención volátil, no se despegaban de sus obligaciones caligráficas. “Nos interesa mucho la idea de que compartan nuestros conocimientos, que no solamente sean para ellos sino que también puedan enseñarlos”, dice el profesor encargado, Juan David Zapata Ortíz, más conocido como “Eyes”. 

nino_en_tornamesa_mira_uno.jpg

Esa filosofía de que el conocimiento vaya fluyendo y los estudiantes terminen de “profes”, permite que muchos jóvenes  cambien sus vidas y es una muestra más del poder transformador del arte. Eso se deja ver en la clase de “Eyes” pues en el momento en que entramos el salón no era él quien estaba guiando al curso, la “profe” era una de sus estudiantes, Yessica Posada, más conocida en el mundo del grafiti como Yee. “Antes de llegar a la escuela yo era muy retraída, pues muy como en mi mundo —explica Yee—. No hablaba casi, era muy callada. Muy asocial. Ahora soy más suelta, capaz de hablar enfrente de varias personas, porque cuando una da clases aprende a dejar la pena y también a expresarse mejor al momento de hablar”.

Hay un elemento que tiene que ver con los 4 ramas del hip hop que se enseñan aquí y que todos los profesores repiten: el conocimiento. No se trata solo de bailar, pinchar un tocadiscos, hacer un dibujo en una pared, o buscar rimas acopladas, se debe conocer la historia y explorar las raíces propias. Sin el saber, dicen en la Skuela, el arte pierde su esencia.

nino_escribiendo_en_clase_de_graffitti.jpg

Gracias a todos estos ejemplos de conocimiento colaborativo y muchas otras razones, el Jke de Crew Peligrosos recibió el 23 de octubre el premio WOMEX, World Music Expo, a la excelencia profesional, en Santiago de Compostela (España). Este reconocimiento se entrega en una de las ferias más importantes de la industria musical del mundo, en la que en 2016 también fueron galardonados Calypso Rose, una artista de Trinidad y Tobago que ha realizado grandes aportes a la música Calipso, y el sello discográfico alemán Glitterbeat, especializado en sonidos africanos.

“El premio se lo entregan a un proceso que realiza todo un crew —explica el Jke—. Estamos representando a un país completo al que siempre lo han conocido por las guerras,  por los procesos comerciales, por muchas cosas, menos por los procesos artísticos”.

Por lo pronto en el barrio Aranjuez de Medellín continuará funcionando un espacio que evidencia la manera en la que el arte transforma las vidas de los seres humanos. Como dicen los Peligrosos: “Que no se les olvide la historia de este clan”.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado