Ud se encuentra aquí INICIO Historias Asi Son Los Ultimos Dias En Los Campamentos De Las Farc

Los últimos días de un campamento guerrillero en las selvas del Caquetá

COMPARTIR ARTICULO EN:

Los días de vida guerrillera están contados, pues los miembros de las Farc se moverán a las zonas veredales acordadas con el Gobierno. Hicimos un registro fotográfico del ambiente durante la semana pasada en los llanos del Yarí, bastión territorial de esta guerrilla por décadas. Hubo fiesta, asados comunales y hasta ‘Timochenko’ se dejó ver.

Alberto Domínguez

Las postales del día a día de estos tipos, por décadas habitantes y conocedores como nadie de las selvas y montañas colombianas, pasarán a la historia. En los próximos días, las Farc se moverán a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización. Y en un plazo de seis meses, si todo sigue una buena marcha, darán el paso final a la vida civil y se quitarán de encima todas sus armas.

Antes de iniciar la movilización, siguen en sus “caletas”, aferrados a sus rutinas. Así registramos el ambiente que se respira en un campamento guerrillero ubicado cerca de la vereda de El Diamante (Caquetá), durante los días previos a la firma del Acuerdo Final del pasado lunes.

 

_dsc0125.jpg

El baño es una de las primeras actividades del día. Cae bien con el calor que hace ya a esa hora, más si es después de los ejercicios militares que arrancan hacía las cinco de la mañana. En ese mismo riachuelo, que ellos mismos canalizan, lavan la ropa y las vajillas de aluminio que usan para comer.

Cada uno se acerca con su dotación de aseo: jabón, cepillo de dientes, pasta dental y ollas de aluminio o envases de plástico cortados por la mitad, que sirven para echarse el agua –helada- encima.

 

dsc_0532.jpg

Antes de cada desayuno, los “rancheros” (como llaman a los encargados de cocinar cada día) se reúnen en la zona de “rancha” y preparan los alimentos. De desayuno, el plátano maduro no suele faltar en el plato, acompañado de un caldo y, como no, café. 

Los encargados de la “rancha” cocinan para todos y lo hacen por turnos según el día, pero cada uno se hace cargo del aseo de la vajilla utilizada. Todos deben hacer la rotación y dar la talla como “rancheros” cuando les corresponde.

 

sin_titulo-3.jpg

En las horas de la mañana muchos se refugian en sus “caletas”, con sus parejas o los perros criollos que se pasean por los campamentos, como este cruce de pastor alemán que bautizaron ‘Torres’. En las "caletas" extienden bolsas plásticas negras sobre paja para hacerlas más frescas, además de cubrirlas con toldos.

 

_dsc0103.jpg

Las parejas suelen compartir estos espacios para dormir y descansar. Antes de establecerse como pareja, los guerrilleros deben avisar a los mandos, que dan el permiso y llevan registro de los noviazgos.

 

21_0.jpg

Los tiempos muertos en los campamentos son aprovechados cada tantos días para desarmar y hacerle mantenimiento a las armas, que suelen ser fusiles Galil “recuperados” del Ejército o AK – 47.  Algunos, como ‘Danilo’, dicen que el último disparo que descargaron fue hace más de un año. Como él, muchos se sienten tranquilos de dejar el plomo de lado.

 

23_1.jpg

Las semanas junto a su armamento individual están contadas: a partir de la entrada en vigor del Acuerdo Final, las Farc tienen 180 días para completar el proceso de dejación de armas. Según explicó Juan Manuel Santos, las armas de las Farc van a ser fundidas por la ONU y se convertirán en tres monumentos: uno en Nueva York, otro en La Habana y otro en un lugar por definir en Colombia.

 

sin_titulo-7.jpg

De almuerzo los platos habituales son lentejas, frijoles, arroz o, como en esta ocasión, carne de res. En grupos de hasta 10 tipos se reúnen para transportar al novillo, sacrificarlo y reunir las partes que se van a comer. La carne les dura tres días.

 

_dsc0093.jpg

Los “rancheros” se rotan y esta vez son otros, diferentes a los que hicieron el desayuno, los que preparan el almuerzo para los que están en el campamento, al que a veces llegan guerrilleros desde sitios lejanos a tomar su ración de alimento.

 

_dsc0622.jpg

El movimiento de tropas es frecuente, lo hacen para cumplir misiones y, años atrás, para huir de los bombardeos aéreos. Podían ser marchas de hasta 24 días por terrenos agrestes, a las que también sometían a los secuestrados, muchas veces encadenados.

Ahora, en las zonas donde siempre han ejercido control, como los llanos del Yarí, y aprovechando la calma y el silencio de los fusiles, se movilizan en camiones aptos para hacerle frente a las trochas.

 

sin_titulo-1_0.jpg

Así como no existe el cocinero, tampoco existe el peluquero. Cada ocho días, los guerrilleros interesados en “pimpearse” el pelo se juntan y ellos mismos se pasan la máquina y se hacen el corte, fiel al estilo militar.

 

sin_titulo-10.jpg

Usan la máquina número cero y van emparejando el corte con una peineta. Todos usan la misma máquina y la misma peineta. Son muy pocos los que se animan a dejarse el pelo un poco más largo.

 

sin_titulo-12.jpg

El sol no cede en la tarde y da para esconderse debajo una palmera y buscar asiento, para lo cual les sirven los cilindros de gas, los mismos que rellenaban de metralla y dinamita para utilizar en sus ataques en los años mas sangrientos del conflicto.

Uno de los ataques con “cilindro bomba” dejó 117 muertos en la iglesia de Bojayá (Chocó), hasta donde se trasladaron miembros de las Farc en meses pasados y, en un acto simbólico, pidieron perdón.

 

sin_titulo-16.jpg

El calor y el polverío que recogen durante el día obliga a que tomen un baño nocturno, en el mismo riachuelo en el que durante todo el día se lavó ropa y vajilla, dejando rastros de grasa. Lo hacen para volver a sus caletas sintiéndose frescos.

O para irse de fiesta, cómo sucedió noche tras noche en la vereda El Diamante (Caquetá) durante las “horas culturales”, que acompañaron la X Conferencia de guerrilleros.

 

24_0.jpg

La tropa que llegó a El Diamante pudo ver en vivo, en una tarima con todos los juguetes, a artistas como Alerta Kamarada, Salsa n’ Groove o Doctor Krápula. También hubo espacio para bandas de las Farc, como los Rebeldes del Sur.

 

sin_titulo-18-2.jpg

Con Alerta Kamarada y Salsa n`Groove se subió a la tarima a cantar este man, ‘Esteban’, un guerrillero de 26 años que se metió a la música escuchando al Grupo Niche en Cali, en dónde nació.

 

sin_titulo-18.jpg

La luna llena y brillante de los llanos colombianos fue testigo de los nuevos vientos de tranquilidad que soplan por estos días en el Yarí, el que fuera un territorio impenetrable hasta hace poco por el control territorial que históricamente ha ejercido la guerrilla.

 

dsc_0246.jpg

… también las estrellas. En este lugar, por momentos paradisiaco y siempre libre de polución, se hacen más nítidas y cercanas.

 

sin_titulo-17.jpg

En los festejos no podía faltar, cerca de sus tropas, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, el tipo que el pasado lunes 26 de septiembre, por fin, pidió perdón a todas las víctimas del conflicto armado que la agrupación guerrillera causó.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado