Ud se encuentra aquí INICIO Deportes Recorrido Fotografico Para Revivir Historia Vintage Tablas De Skate En Colombia

Un recorrido fotográfico para revivir la nostalgia skater de los 80 y 90

Un recorrido fotográfico para revivir la nostalgia skater de los 80 y 90

Portada cortesía de Johan Ariza

COMPARTIR ARTICULO EN:

Cuatro skaters vieja guardia, de los que cultivaron la escena de las tablas y los rodachos en Medellín y Bogotá, desempolvaron sus álbumes para dar testimonio de lo que fueron los inicios de este deporte urbano.

Andrés López

Antes de convertirse en un deporte con decenas de torneos a lo largo del país, tener skateparks bien elaborados y de ser incluido como disciplina en los Juegos Olímpicos, el skate fue un entretenimiento de pocos. Corrían las convulsas décadas de los ochenta y noventa cuando focos de jóvenes, muchas veces considerados chicos marginales, se las ingeniaban para conseguir o construir sus tablas en ciudades como Bogotá o Medellín. No tenían conocimientos de ingeniería o arquitectura y las pistas gringas las recreaban según lo que pillaban en vídeos y revistas. O sencillamente instalaban tubos en espacios públicos y hasta levantaban rampas con madera o metal (lea también Los arquitectos de skateparks).

empa_rodriguez_ollie_1996.jpg

Empa Rodríguez, Ollie-1996. Foto de Alejandro Gallego

En esos años, la parada no estaba dictada por la inmediatez de las redes sociales, ni la producción de piezas audiovisuales. Por eso, la figura del productor interesado en registrar los trucos y la recursividad de esos pelados no aparecía en los parches de skaters. Lo de esa época eran las cámaras análogas, prestadas o regaladas, que nunca faltaron para registrar las vivencias de una generación que puso la semilla para lo que hoy es el movimiento skater en Colombia.

Tipos como Alejandro Gallego y Empa Rodríguez, en Medellín, y Johan Ariza y Luis Guillermo Ospina, en Bogotá, eran parte de esos parches de patinetos que no salían sin su cámara. Desempolvamos sus álbumes familiares, de los que venían argollados y laminados, para construir, también con sus testimonios, un repaso de esa época de rampas hechizas

Medallo: invasiones skate en el Atanasio y reseñas en El Colombiano

cu-11.jpg

Foto cortesía de Empa Rodríguez

“Mi primera patineta la construí yo mismo con el patín derecho de mi hermana. Fui a una carpintería donde partimos la base larga del patín, la perforamos para poderle poner los cuatro tornillos y de ahí sacamos los ejes. La tabla fue literalmente una tabla de cama que me vendieron y le pusimos una lija. Con los días y el uso, no resistió y se partió”, Empa Rodríguez.

alejandro-gallego-1991-estadio-medellin.jpg

Foto Cortesía de Alejandro Gallego

“Desde 1989, aproximadamente, la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín se convirtió en nuestro lugar favorito para patinar. Obviamente también andábamos en la calle pues en skate llegábamos a todos lados, pero ‘El Estadio’, como le decíamos, era nuestro skatepark por sus múltiples spots”, Alejandro Gallego.

empa_rodriguez_boardslide_up_1996.jpg

Empa Rodríguez, 1996. Foto cortesía de Alejandro Gallego

“A finales de los 80, en tiempos de la película Back to the future, llevábamos al colegio las tablas cuando había días deportivos. Al graduarnos comenzó otro boom y a la salida del centro comercial Unicentro se empezaron a reunir patinadores de diferentes barrios y así se fue gestando la escena que sigue hasta hoy, influenciada por la música y las bellas artes”, Empa Rodríguez.

“A finales de los ochenta se hacían competencias de slalom y salto alto en los parqueaderos del Éxito de Envigado. Desde 1989 y 1990 se cambiaron para hacer freestyle o street. Los Suicidas fue el equipo más enfocado en el progreso del deporte, tanto en calle como en curvas, y dominaron las competencias entre 1990 y 1991, cuando se desintegraron”, Alejandro Gallego.

doble-skate-80-90.jpg

Fotos cortesía de Empa Rodríguez

“Hacia 1996 empezamos a modificar los primeros spots a lo DIY (Do it yourself), como le dicen ahora. El papá de un amigo era ingeniero y tenía herramientas, con eso pegamos los primeros tubos en los parqueaderos de la Liga de Tenis. Los mandábamos a soldar y luego nosotros hacíamos los huecos, la mezcla y terminábamos todo”, Alejandro Gallego.

alejo_kb_danny_david.png

Foto corteía de Alejandro Gallego

“El Colombiano siempre ha hecho reseñas de skate en Medellín. Nuestra primera aparición en televisión fue para La música de Veracruz, un programa de música que hacía una emisora local. A finales de los noventa empezaron a salir publicaciones más enfocadas en deportes extremos como Sin Límites y Sports Magazine. Y en todos se hablaba de ‘Medallo’”, Alejandro Gallego, quien sale acompañado de Mauricio “KB” Mejía, Danny Gómez y David Vallejo en la imagen.

empa_rodriguez_ollie_1996-foto-de-alejandro-gallego.jpg

Foto cortesía de Empa Rodríguez

“Recordemos que la moda noventera eran pantalones gigantes y ruedas miniatura. Comprábamos un pantalón a $4.000 y luego nos reuníamos en skateshops como el Skate House a ver videos como Future Primitive, H-Street: Hokus Pokus, Streets On Fire y Video Days, entre otros”, Empa Rodríguez.

alejo-kb_1997.png

Foto cortesía de Alejandro

“En los noventa no hubo exposiciones de fotografía skate; eso se vio más o menos después de 2004. Esto empezó a tener espacios porque nosotros mismos los generamos. Al inicio no había filmers, fotógrafos, skateparks, arquitectos o constructores y nos tocó ser los primeros en hacer todo esto”, Alejandro Gallego.

Bogotá: rampas hechizas en La Alhambra y campeonatos en El Salitre

doble-skate-bogota.jpg

Foto cortesía de Johan Ariza

“Cuando empecé a patinar, en los ochenta, no se veían skaters profesionales. En los noventa todo eso cambió y empezaron a brillar nombres como Marco Gómez y Jesús Ariza, que fueron los primeros campeones de La Jungla, uno de los skateshops pioneros de Bogotá. Luego empezaron a llegar muchos más”, Johan Ariza, quien en la segunda imagen aparece en la primera rampa hecha de metal y madera, en 1987.

johan-ariza.jpg

Johan Ariza en el evento anual Reunión Old School. Foto cortesía de Luis Guillermo Ospina

“De vez en cuando se hacían eventos en Bogotá. Recuerdo que en 1992 La Jungla Skateshop organizó uno en el coliseo El Salitre y trajo a dos profesionales de Estados Unidos: John Montesi y Rene Matthyssen”, Luis Guillermo Ospina.

doble-rampas-bta-skate.jpg

Rampas construidas en 1989. Fotos cortesía de Johan Ariza

“En esa época solíamos hacer las rampas en madera. Cuando no estábamos ahí patinábamos en los días de Ciclovía o por los barrios. No éramos muchos practicantes en Bogotá: estaban los Yeyes Street, en Molinos, y los que se mostraban por el Norte”, Johan Ariza.

nicholss.jpg

Juan Carlos Nicholls en el evento anual Reunión Old School. Foto cortesía de Luis Guillermo Ospina

“En los 90, la revista Sin Límites solía escribir sobre skate. También un periódico, no recuerdo bien el nombre, habló de los patinetos y skaters y los trató de suicidas por bajar hasta Chinauta en tabla”, Luis Guillermo Ospina.

zarate_1.jpg

Jaime Zárate en el evento anual Reunión Old School. Foto cortesía de Luis Guillermo Ospina

“Los problemas con la policía siempre han sido pan de cada día. La sociedad colombiana siempre nos ha visto como gamines, vagos o ñeros, sin importar el estrato. En ocasiones no me han dejado entrar a algunas tiendas de Unicentro y el Andino solo por llevar mi skate”, Luis Guillermo Ospina.

 

Comentar con facebook

contenido relacionado