Ud se encuentra aquí INICIO Arte Los Personajes De Un Cuento Asi Son Las Ilustraciones De Zokos

Los personajes fantásticos y amorfos de Zokos

ARRIBO

Fotos de Zokos

COMPARTIR ARTICULO EN:

El trabajo de este artista bogotano se basa en el caos: nunca sabe cómo va a terminar la pieza que empieza, generalmente personajes que parecen sacados de una escena de Tim Burton. Conozca aquí su obra, que experimenta el dibujo a lápiz, la ilustración digital, el vinilo y el grafiti.

Ma. Camila Alzate Férez / @camialzatef

Quien vaya caminando por la carrera 13 con calle 46, en la localidad de Chapinero, se va a encontrar con un mural de una mujer que parece estar volando de una esquina a otra del edificio. Esta obra se titula Arribo y es uno de los trabajos más destacados de Zokos, un ilustrador bogotano responsable de muchos de los personajes fantásticos que adornan los muros la capital.

Ricardo Zokos es diseñador gráfico pero asegura que pintar en la calle fue su escuela. Mientras cursaba los últimos semestres de educación superior, en las principales ciudades del país, el arte urbano empezaba a cobrar importancia gracias a exponentes como el colectivo Excusado, que estaba integrado por Saintcat, Stinkfish, Deadbird y Ratson, y en ese momento comenzó a sentir atracción por los muros.

mcvhn-2.jpg

“Con unos amigos empezamos un proyecto llamado Zokos, que al inicio fue un colectivo, y pintábamos en la calle sin ningún objetivo claro sino simplemente por experimentar y jugar con el espacio público”, explica. Después de dos años de trabajo como colectivo, Zokos se separó del parche y empezó a trabajar individualmente.

Uno de los elementos característicos del trabajo de este man de 35 años son los personajes amorfos, que bien podrían aparecer en una película de Tim Burton o de un cuento fantástico, y cuyo origen está en el momento en que empezó a pintar en los muros. “Para mi era muy difícil acercarme a los volúmenes, al realismo, entonces desarrollaba  personajes muy simétricos y abstractos, luego empecé a hacer cosas más volumétricas y realistas”.  

llwpg_0.jpg

Su proceso artístico es convertir lo geométrico, plano o tieso en una experimentación con diferentes técnicas, como el dibujo a lápiz, la ilustración digital, el vinilo, el acrílico o el oleo, o complementar el trabajo digital con pintura o fotografía. “Me cuesta trabajar a partir de bocetos muy limpios; la mancha me permite tapar y hacer muchas cosas. Eso es algo que rescato de trabajar en la calle, uno empieza con unas manchas de color muy generales y va dando los detalles”, comenta.

Una de las ventajas que encuentra al pintar estas figuras, que poca relación tienen con la realidad, es que la gente es mucho más receptiva o siente curiosidad por ese personaje que los observa. En varias ocasiones la gente se le acerca a contarle sus interpretaciones del muro que está pintando. “Uno pone una figura en la calle y la gente se imagina mil vainas distintas. Muchas veces les doy razón pero en realidad son versiones que no me habría imaginado”. 

uw2.jpg

En cierto medida, el caos rige la obra de este artista: nunca empieza una obra sabiendo como terminará. Incluso está trabajando en una serie de retratos de modelos pero así esté elaborándolos con base en personajes reales, su interpretación prevalece llevándolo a un camino que según él no resulta tan consciente.

 3_23.jpg

En 2014, Zokos hizo parte de la primera versión de El Antídoto, un mercado de arte independiente que la Fundación Cartel Urbano promueve desde ese año y en donde este artista exhibió algunas de sus obras, y una de ellas terminó adornando la recepción de la casa Cartel Urbano.

diez.jpg

Sobre la escena de arte urbano en Bogotá, la ciudad en la que más intervenciones ha realizado, siente que cada vez se abre más hacia practicas como el grafiti pero todavía es muy reticente hacia las letras, estilo por el que siente mucho respeto. Prueba de esa apertura al arte urbano son los incentivos y convocatorias de las últimas alcaldías para darle color a algunos muros de la ciudad. 

De hecho, Arribo surgió después de que Zokos ganara una beca de Idartes enmarcada en el proyecto ‘Memorias del Futuro’, el cual buscaba que artistas locales entregaran propuestas enfocadas en el proceso de paz y la memoria. El matiz rojo que sale de los árboles y pareciera darle vida a la chica que vuela de un lado a otro, simboliza la guerra y el pasado violento, mientras que el verde del fondo del mural representa la esperanza y el final del conflicto. 

glb-912x570.jpg

Para Zokos es uno de sus murales predilectos por la complejidad de elaborarlo. “El muro le pertenece al edificio pero para acceder a él debía hacerlo por un parqueadero que es de la Universidad Piloto, pero es administrado por un privado. Entonces debíamos pedirle permiso a mil personas. Además nos tocó limpiar carros porque la pintura caía sobre ellos, por el peso de la grúa se maltrató el piso, fue un lío”, comenta. 

pntr2.jpg

Después de un mes de trabajo terminó ese muro que hoy se puede apreciar desde la carrera trece y que representa lo que esperamos los colombianos de este final del conflicto. De hecho, Ricardo, a quien puede seguir aquí, considera que el momento por el que el país atraviesa, respecto al proceso y el posconflicto, va a permitir mucha reflexión e insumo para los creadores contemporáneos y para los nuevos.

sello_cc_33.png

 

Comentar con facebook

contenido relacionado

Contenido patrocinado

EVENTOS RECOMENDADOS