Ud se encuentra aquí INICIO Arte La Cultura De Medellin En Las Comunas

Medellín está lista para ser reconocida por sus grafitis y murales

COMPARTIR ARTICULO EN:

La capital paisa recibe a los mejores grafiteros del mundo a mediados de este mes en el festival ‘Pictopia: A ciudades mudas, paredes parlantes’ y su paisaje refuerza la sensación primaveral. Numak, Gris One y la Plaga, tres creadores locales, nos contaron cómo se ha venido preparando la ciudad para ganarse un lugar dentro del arte urbano.

Catalina Vanegas Maya

Medellín quiere convertirse en una gran galería de arte urbano, y reemplazar los aburridos muros grises que no cuajaban con su clima de eterna primavera. Esto se está logrando de la mano de eventos como el festival de arte urbano Pictopia: A ciudades mudas, paredes parlantes, que se celebrará entre el 22 y el 28 de agosto, y reunirá a los mejores artistas urbanos nacionales e internacionales.

Para conocer más sobre el estado actual del grafiti y el muralismo en la capital antioqueña, hablamos con Numak, grafitero y artista plástico paisa, Gris One, uno de los curadores del festival y la Plaga, un grafitero de Medallo que ha participado en las tres ediciones anteriores de este evento y hace parte del combo de Animal Power Crew.

Esto fue lo que nos contó cada uno sobre el estado del arte urbano paisa y de cómo este proyecto lo promueve y apoya.

yurika.png

Mural de Yurika

 

¿Cómo fue hacer arte urbano en Medellín durante las décadas de mayor problemática con el narcotráfico?

Numak: A mucha gente le daba miedo salir a pintar a las calles porque la autoridad durante mucho tiempo no fue la Policía sino, por ejemplo, las Convivir -organizaciones desde las que surgieron los grupos paramilitares-.

En los noventa el grafiti desapareció casi por completo porque había mucho control social en los barrios, sumado a la crudeza de Pablo Escobar. Los dueños de las comunas impartían su ley y no permitían que los artistas estuvieran rayando las paredes.

En 2001 varios dejaron atrás el temor y salieron a pintar y las escuelas de hip hop contribuyeron al resurgimiento del arte en la ciudad; muchas tribus urbanas quisieron hacer un tag que identificara a su grupo.

Hoy en día, la gente entiende que los artistas urbanos o los grafiteros no son vándalos que están al servicio de la insurgencia o del paramilitarismo.

Gris One: Los primeros que se arriesgaron a coger un aerosol y rayar paredes fueron la Plaga, Numak y Malk, un artista que decidió hacer gordos con cadenas y prostitutas, en referencia a la cultura paisa. Había quienes se reían o se molestaban por su sinceridad.

La Plaga: Hace un tiempo teníamos que escondernos para hacer algún dibujo, y esperabamos a que pasara una moto o un carro porque no sabíamos quien iba ahí… era muy peligroso.

Un día estaba en el barrio Los Colores, en una construcción que tenía una tela verde. Cuando la ví, decidí intervenirla con algunos tag de mi tribu. Al terminar de rayar estaba guardando el aerosol y llegaron cinco motos del Ejército. Como en una película de acción, todos me apuntaron con pistolas y me preguntaron quién era yo y qué decía ahí.

Medio tartamudeando les dije que era mi firma, pero ellos no me creyeron y me pegaron muy fuerte. Después de mucho tiempo entendieron que yo no era un criminal ni nada y me dejaron en paz.  

Hoy en día he tenido unas experiencias más bonitas. A principios de diciembre del año pasado estaba  con dos amigos, el Tour y Mike Ripo, en La Alborada, una tradición con juegos pirotécnicos que se hace desde el 2003 en conmemoración a la desmovilización de aproximadamente 800 miembros del Bloque Cacique Nutibara, de las AUC, el grupo paramilitar. Ese día nos quedamos pintando hasta muy tarde en el barrio Belén. Una señora que estaba en el barrio haciendo un asado se nos acercó y dijo: “Ay muchachos, ¿Por qué nunca habían venido por acá?” y nos invitó a comer.

la_plaga_y_noble_chicas_del_espacio_exterior_2a_1.jpg

Intervención artística hecha por La Plaga y Noble Chicas del espacio exterior

 

gleo_y_one_nine.jpg

Mural hecho por Gleo y One Nine

 

¿Cómo ha sido la evolución del arte urbano en Medellín?

Numak: Ahora se está haciendo mucho bombing, todo el tiempo están pintando tags en varias partes de la ciudad. Algunos se han tomado espacios públicos y el metro ha sido una gran inspiración para muchos. El arte hoy en día es mucho más aceptado por la sociedad.

Gris One: En la ciudad actualmente podemos encontrar grupos que tienen muchas técnicas: los mensajes pueden incluir figuras geométricas, letras o muñecos; incluso existen personas como Grafiti Suicida que se encargan de rayar todo de manera irreverente.

La Plaga: Los primeros artistas que hicieron dibujos en la calle marcaron a las siguientes generaciones de artistas y uno de ellos fue Mala Leche, que tenía un grupo de punk.

Su estilo estaba marcado por muñecos que tuvieran relación con la música y así la gente entendió que se podían pintar muñecos o figuras geométricas. El grafiti no era un asunto exclusivo del rap o del hip hop, sino que era más global. Hoy la mayoría de jóvenes se inclinan por el way style, los cómics, las letras, el street art o muralismo

toxicomano-pictopia-medellin.jpg

Retrato de Fernando González hecho por Toxicómano 

 

remedios-street-art-pictopia-medellin_0.jpg 

Casa pintada por Remedios

 

¿De qué manera las políticas gubernamentales han apoyado el street art?

Numak: Las políticas han ayudado a promover el arte, pero la verdad es que ha sido más por mérito de los colectivos. El gobierno se llena la boca diciendo que ellos fueron quienes promovieron el arte y la  escuela de hip hop lleva 15 años formando artistas, sólo que hasta ahora está saliendo en los medios.

Los jóvenes son quienes han ayudado a la comunidad sin esperar a que todo el mundo los aplauda.

Gris One: A mi me parece que el gobierno se ha interesado por mantener el arte callejero pero faltan muchas cosas por hacer. A veces faltan recursos, pero también hay casos en los que el gobierno ha apoyado a los artistas. Por ejemplo, el Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM) está financiando proyectos para que algunas personas hagan intervenciones en la calle. Lo chicos se están moviendo y a la gente le está gustando.

La Plaga: El grafiti no depende solo de los recursos públicos, cada persona empieza por satisfacción, depende de la iniciativa personal y de la pasión de cada uno. El gobierno destina recursos y es necesario aprovecharlos para que no los malgasten en otras cosas.

teck_one_y_bikismo.jpg

Street art de Teck one y Bikismo

 

stink_fish.jpg

Mural de Stink Fish

 

¿El arte urbano ha cambiado la realidad de muchas comunas?

Numak: Sin las comunas el movimiento del grafiti no hubiera podido surgir. El arte urbano empieza a partir de la participación de los jóvenes, quienes encontraron una forma de expresión a través del arte callejero y eso les otorgó una identidad colectiva.

Gris One: El graffitour se creó a partir de una iniciativa de artistas locales como Jeison Castaño “Jeihhco” y Daniel Felipe Quiceno “el Perro” quienes han promovido el arte urbano en la comuna 13 de San Javier, en conjunto con la escuela de grafiti y hip hop Casa Kolacho. Esa comuna vivió un periodo de violencia, producto del conflicto armado en el país, sumado a las intervenciones de las Fuerzas Armadas de Colombia con la Operación Orión en el 2002.

En la estación de Ayacucho nadie se atrevía a pintar porque era demasiado peligroso y ahora todas esas fachadas están intervenidas por artistas que pintan su visión sobre Medellín. Todo eso muestra que hay un cambio cultural y pictórico.   

La Plaga: Poco a poco la gente se ha empezado a interesar en el grafiti, el bombing, el muralismo, todo lo que tenga color. Mucha gente admira nuestro trabajo y creo que es un buen espacio para que otros jóvenes vean nuevas oportunidades a través del arte. Por ejemplo, he escuchado niños diciendo, “mire mamá eso es lo que yo quiero hacer en un futuro pero usted no me deja” o algunos jóvenes contentos se acercan para que les haga un dibujo en la camiseta.

sello_cc_1_4.png

Comentar con facebook

contenido relacionado