Ud se encuentra aquí INICIO Arte El Hombre Lobo Y La Momia Dos Historias De Perversion Grafica De Eduardo Belga Con El Tinte De

‘El hombre lobo’ y ‘La momia’: dos historias de perversión gráfica de Eduardo Belga con el tinte de Sarcófaga

‘El hombre lobo’ y ‘La momia’: dos historias de perversión gráfica de Eduardo Belga con el tinte de Sarcófaga

Imágenes cortesía de Eduardo Belga y Sarcófaga

COMPARTIR ARTICULO EN:

El artista brasileño y el colectivo bogotano tienen en común su inclinación por la ilustración desgarradora y explícita. Después de cruzarse sus caminos en un festival de gráfica en España, decidieron juntar sus habilidades y darle vida a un libro de de 52 páginas impreso en serigrafía a dos tintas que ya puede conseguirse en Bogotá.

Daniel Fandiño / @sinsecuencia

La movida gráfica en Bogotá ha llegado a un nivel envidiable entre las demás metrópolis del arte en Latinoamérica. El nacimiento de múltiples espacios que acogen la creación y producción de piezas cuyo contenido en su mayoría es ilustrado ha permitido que artistas nacionales e internacionales vean en la capital un trampolín para su consolidación en medio de una escena que crece cada vez más.  

Uno de los que se ha fijado en esto es Eduardo Belga, un ilustrador brasileño que además ejerce como profesor en el Departamento de Artes Visuales en la Universidad de Brasilia. Su explícita, real y desgarradora gráfica cobra todo su esplendor en dos de sus más recientes creaciones, El hombre lobo y La momia, dos historias cargadas de amor, compañerismo y carroña que estarán disponibles en nuestro país gracias al colectivo Sarcófaga.

0_1.jpg

El Hombre lobo

 

A comienzos de este año, durante el Tenderete, el festival de autoedición gráfica y sonora por excelencia de Valencia España, estos creadores coincidieron y establecieron contacto vía internet con la intención de hacer algo juntos. Se pusieron a la tarea de reeditar un par de cómics ya producidos por Belga y Sarcófaga les inyectó color y los imprimió en serigrafía a dos tintas. El resultado es un libro de 52 páginas que recopila la perturbadora gráfica de Belga junto al virtuoso derroche de tintas de Sarcófaga, que se propone hacerse un lugar dentro de la biblioteca de los amantes del arte capitalino.

 

3_78.jpg

El Hombre lobo

 

Belga, de 37 años, ha expuesto en más de veinte lugares alrededor del mundo, desde Albania hasta Portugal, donde ha dejado rastros de su obra. “Cuanto más estudio más entiendo y me agrada que forme parte de una categoría estética fluida, híbrida y mutable: lo grotesco. Varío bastante mis abordajes técnicos y narrativos, pero todo siempre pasea dentro de este conjunto de lo grotesco. El hombre lobo y La momia fue mi primer proyecto en solitario. Me siento pleno y siento que la comunicación a través de este tipo de formatos es buena con el lector, mejor que con exposiciones en galería o en ferias de grabado”, cuenta.

2_84.jpg

La Momia

 

Sarcófaga, por su lado, es un laboratorio gráfico bogotano que le rinde culto a la mosca, justamente de ahí sale el nombre ya que la Sarcophaga es un insecto de gran tamaño y carroñero que se alimenta principalmente de materia en descomposición. Desde 2013 este espacio se constituyó “como una pupa serigrafica, alimentada con fotocopias, alcohol etílico, varsol y otros químicos tóxicos que han desarrollado terribles trastornos psíquicos en sus integrantes”, según cuentan Detrito, Taxxaz, Viodepra y Desperfecto. Ellos son los nombres detrás de esta secta gráfica alineada como "cuatro prostitutas que escucharon a Cristo" y que ahora le apuesta a realizar productos editoriales con material gráfico y venereo.

 

4_66.jpg

La Momia

 

“Nuestro trabajo consiste en producir y editar material gráfico altamente nocivo, principalmente por medio de libros, carteles o animaciones, encontrando aquí una plataforma en donde hacemos lo que nos gusta como nos gusta, siendo la diversión nuestro principal fundamento” explican. Además, consideran que la diferencia tan marcada entre las carreras que estudian se evidencian al momento de camellar pues a pesar de estudiar artes plásticas, entre todos se han pasado por pregrados universitarios como la contaduría, la criminalística y la sexología. “Esta variedad de temas es lo que tal vez fundamenta nuestra desvariación gráfica” aseguran.

 Si quiere tener  el desacato impreso en estas 52 páginas cargadas de perversión gráfica puede comunicarse directamente con Sarcófaga a través de su cuenta en Facebook, y más adelante estará disponible en otros espacios aún por confirmar.  

 

Comentar con facebook

Eventos Recomendados