Ud se encuentra aquí INICIO 420 La Ruta Pedagogica Del Cannabis Y Su Propuesta Educativa Para Vencer La Represion

La Ruta Pedagógica del Cannabis y su propuesta educativa para vencer la represión

Esta iniciativa de la Asociación Cannábica Colombiana y el Movimiento Cannábico Colombiano quiere ser un escenario de cambio no solo pensado para los consumidores, sino para acabar con el estigma que existe sobre la planta y hoy se ve reforzado por las posiciones y anuncios del gobierno de Iván Duque.

Redacción Caretel Urbano

whatsapp_image_2018-09-17_at_2.41.36_pm.jpeg

Desde el próximo 4 de octubre comenzará la Ruta Pedagógica del Cannabis, una serie de eventos que se desarrollarán en quince ciudades del país con el objetivo de informar y concientizar sobre el uso y consumo del cannabis. La ruta, organizada por la Asociación Cannábica Colombiana y el Movimiento Cannábico Colombiano, contará con la participación de abogados, psicólogos, trabajadores sociales y conocedores en los temas de cannabis medicinal y agroindustrial.

Según comentan sus organizadores, esta iniciativa está dirigida a cualquier persona interesada en las posibilidades nutricionales, psicoterapéuticas y ambientales que ofrece el cannabis. El objetivo de las reuniones, que comenzarán en Bogotá y terminarán en Medellín, es acabar con el estigma que existe respecto al uso de la planta y demostrar que el cannabis no sólo se fuma, sino que también puede ser empleado y aprovechado de otras maneras. 

Entre las charlas que se llevarán a cabo se encuentran la ponencia de la investigadora Johana Niño sobre cannabis medicinal y agroindustrial y la del activista canábico Walter Aguirre sobre el tema legal en torno al cannabis. En las diferentes charlas se tratarán temas legales, sociopolíticos y reducción de riesgos y la asociatividad, uno de los puntos clave de la ruta.

(Pille estos ‘Productos de salud y belleza a base de marihuana para hacerles el quite a los petroquímicos’)

Para Marcela Fúquene, psicóloga y miembro de la junta directiva del Movimiento Cannabico, la ruta nace de la reflexión que han hecho sobre los escenarios favorables y desfavorables a los que se enfrentan los consumidores en relación con la ley y el nuevo gobierno. “Decidimos que a la represión debemos darle educación. El cannabis es más que una simple moda. Por eso creemos que hay que hacer extensivos los avances científicos, médicos, industriales y educativos”, comenta. A su manera de ver, desde el discurso de Iván Duque se ha generado una respuesta represiva que coarta las libertades de los consumidores, razón por la cual la asociación decidió apostarle a la educación. 

36576942_1040913009397792_7213475278180319232_o.jpgImagen tomada del Facebook del Movimiento Canábico Colombiano.

“La pedagogía es una herramienta vital para poder difundir información con base teórica y científica. El estado no se ha preocupado por dar ese tipo de información sin sesgos. En la medida en que la gente se informa y va conociendo los múltiples beneficios y usos de la planta, pero también sus riesgos y sus daños, va a tomar conciencia y ver la planta de otra forma. Eso nos ayuda a reducir el estigma sobre la planta y los usuarios”, comenta William Calderón, trabajador social representante del Movimiento Cannábico Colombiano, cuya iniciativa está pensada desde el marco legal que ofrece la ley 1787 de 2016, que permite el acceso seguro e informado al cannabis medicinal, y la ley 30 de 1986, que autoriza que un ciudadano tenga hasta 20 plantas en su casa.

36509174_1040912859397807_6442227180498845696_o.jpgImagen tomada del Facebook del Movimiento Cannábico Colombiano.

Aunque está planeada desde hace tiempo, la Ruta Pedagógica del Cannabis cae en un buen momento: las declaraciones de Iván Duque sobre la dosis personal, el anunciado decreto de decomiso y la discusión sobre las formas de hacer activismo cannábico y de informar sobre la planta, arman un contexto que favorece la aparición de la ruta como un escenario alternativo para discutir las propiedades del consumo y las posibilidades económicas que se presentan. “Al activismo cannábico le falta apoyo institucional. Nosotros estamos solos en esta lucha que también es social pues le apuesta a diminuir los índices de narcotráfico a través de propuestas como el autocultivo, por ejemplo. Estamos luchando para que los usuarios adquieran prácticas más saludables frente al uso del cannabis, buscando la reducción de daños y riesgos”, comenta William. 

(También le puede interesar ‘La Gran Fumatón 2018: entre el abuso policial, la desinformación y la falta de eficacia’)

Por su parte, Marcela agrega que los escenarios donde se llevarán a cabo las ponencias y encuentros son lugares con antecedentes de marchas y trabajo de cultura cannábica (como el desarrollado en Manizales o Medellín, hogar del Movimiento Canábico) que les permite trabajar sin la necesidad de apoyos externos. “Lo que nos falta es conocimiento. Salir del letargo de la ignorancia y abrirnos a una planta que tiene grandes beneficios. Dos conceptos: educación y autocultivo. Hay que reconceptualizar la planta, sustituir marihuana por cannabis. Hay que hacer intervención social para que el consumidor sepa y tenga conciencia de uso”, dice. 


Para más información sobre las actividades que se realizarán en el marco de la Ruta Pedagógica del Cannabis y los precios para asistir a los eventos escriba a asocannacol@gmail.como al número 3015009688.

 

Comentar con facebook